Miércoles, 12 agosto 2020

¿En qué consiste la Psicología de las Drogodependencias? Funciones del psicólogo y nuevos retos

El estudio y tratamiento de la conducta adictiva es, sin duda, un campo sumamente complejo, en el que la aparición de nuevas drogas en el mercado supone un continuo reto para los profesionales en este campo. Desde UNIR abordamos la Psicología de las Drogodependencias: cuáles son sus funciones y qué perfil requiere un psicólogo experto en adicciones.

¿Qué es la Psicología de las Drogodependencias?

La Psicología de las Drogodependencias es la rama que se encarga del estudio de las sustancias adictivas (nicotina, alcohol, cocaína, heroína, cannabis…) y su consumo. Tanto en el campo de la investigación como en el tratamiento con drogodependientes, se tienen en cuenta no solo el efecto físico y psicológico de dichas sustancias a nivel neurológico y comportamental, también todos aquellos factores internos y externos que mantienen la conducta adictiva.

Funciones del psicólogo en el tratamiento de las drogodependencias

Antes de explicar el rol del psicólogo es necesario remarcar que, en la atención e intervención con drogodependientes, este profesional suele trabajar en colaboración con un equipo multidisciplinar: médicos o enfermeros —que lleven un registro del consumo de drogas—, psiquiatras, trabajadores sociales… En cuanto a las funciones concretas que desempeña un psicólogo especializado en drogodependencias, caben destacar:

La evaluación del paciente y de su conducta adictiva

El psicólogo recaba toda la información necesaria acerca del sujeto y su adicción: la historia del paciente, rasgos de personalidad, datos de su consumo (inicio, tolerancia, recaídas…), variables ambientales, emocionales y pensamientos que envuelven a la conducta problema y algo fundamental: el compromiso del paciente por rehabilitarse.

 

 

Diseño e implementación de programas de intervención

Este programa puede estar enfocado a la atención directa del individuo que acude a consulta o a nivel comunitario, para la prevención del consumo de drogas dirigido a grupos de riesgo.

Terapias de grupo

Intervención en terapias de grupo con los propios drogodependientes y con sus familias.

Seguimiento

Desarrollo y seguimiento de programas de reinserción social en aquellos pacientes drogodependientes en situaciones socioeconómicas más desfavorecidas, que sufren aislamiento social o ex presidiarios.

Ahora bien, ¿en qué ámbitos un psicólogo experto en drogodependencias puede desarrollar su labor? Como ya se indicó, en equipos multidisciplinares para la implementación de programas sociocomunitarios de prevención de drogas (por ejemplo, en centros penitenciarios), en clínicas privadas, hospitales y centros de rehabilitación.

Nuevas drogas, nuevos retos

Desde años ancestrales, el hombre siempre ha consumido drogas, o bien con fines curativos, o bien en ese deseo de algunos por experimentar o evadirse de la realidad. También a lo largo de los años el tipo de sustancia y los hábitos de consumo han ido cambiando de acuerdo con las modas y el mercado de venta ilegal.

En la actualidad, se ha conseguido un pequeño descenso del consumo de drogas como el alcohol y la nicotina en los jóvenes; aunque los expertos hablan de un repunte del cannabis en los adolescentes. No obstante, la Psicología de las Drogodependencias se topa con un nuevo problema importante en el campo de las adicciones y que afecta al colectivo más joven. Es el consumo de sustancias psicoactivas tradicionales modificadas en laboratorio, cuya composición y efectos son desconocidos tanto para los expertos como para el consumidor.

Para abordar esta situación, la Psicología de las Drogodependencias está enfocando sus investigaciones en el desarrollo de programas de información y prevención sobre el consumo de estas nuevas drogas y sus riesgos en centros educativos de Secundaria.

 

 

Especialización profesional en Psicología de las Drogodependencias

Un psicólogo experto en adicciones necesita construir su perfil profesional sobre estas áreas:

  • – Conocimiento exhaustivo de los diferentes tipos de drogas, sus efectos a nivel neurobiológico y psicológico, de la Farmacología y la legislación.
  • – Psicología Clínica (técnicas de evaluación e intervención), Psicopatología, Psicoterapia y habilidades del terapeuta.
  • – Psicología Comunitaria, especialmente, en el diseño e implementación de programas para el bienestar social y de la salud.

Por lo tanto, para especializarse en drogodependencias es necesario contar con un perfil en Psicología Clínica, ya que el Grado en Psicología no es suficiente para lograr este nivel de especialización. Así, es aconsejable completar la formación con un Máster oficial de Psicología General y Sanitaria, donde el futuro profesional adquirirá un conocimiento profundo en psicopatología —por supuesto, también en los trastornos de la conducta adictiva—, en el diseño de programas de prevención e intervención sanitaria, en las técnicas de evaluación psicodiagnóstica y habilidades terapéuticas. Además, es importante que este máster cuente con prácticas externas.

Tanto el estudio como el ejercicio de la Psicología de las Drogodependencias es un campo apasionante, en constante evolución. Los nuevos hábitos de consumo y el acceso a edades más tempranas a las nuevas tecnologías suponen un gran desafío para todos los profesionales especializados en las adicciones cuyo objetivo final es el de todos los expertos de la salud: salvaguardar el bienestar de la sociedad y proteger a los colectivos más jóvenes o desfavorecidos.