Jueves, 30 mayo 2019

Día Mundial Sin Tabaco: la importancia de respirar bien

“El consumo de tabaco está directamente relacionado con más de 6 millones de muertes al año en todo el mundo y, de éstas, el 30% se debe a diferentes tipos de cáncer”, unas cifras que urgen la necesidad de implementar medidas efectivas para concienciar sobre los efectos letales de fumar y la exposición al humo del tabaco ajeno.

Son estadísticas reales que destaca Octavio Corral Pazos de Provens, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNIR, a propósito del Día Mundial Sin Tabaco. La fecha, establecida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), se celebra cada 31 de mayo para concienciar sobre el peligro que tiene el consumo de tabaco en cualquiera de sus formas.

Este año las actividades se centran en “el tabaco y la salud pulmonar” y se desarrollarán alrededor de dos objetivos:

  • – Las consecuencias negativas para la salud pulmonar que tiene el tabaco en las personas, que van desde el cáncer hasta enfermedades respiratorias crónicas.
  • – El papel fundamental que desempeñan los pulmones para la salud y el bienestar de todas las personas.

El tabaco y su efecto en los pulmones

Como señala el Dr. Corral, “el humo del tabaco contiene al menos 70 sustancias químicas que se sabe causan cáncer (carcinógenos) como pueden ser la nicotina, el ácido cianhídrico, formaldehído, plomo, arsénico, amoníaco, benceno, monóxido de carbono, nitrosaminas y los hidrocarburos aromáticos policíclicos, entre otros”.

Por todos estos factores perjudiciales se asocia directamente a diversas patologías crónicas y mortíferas. La enfermedad más grave que produce es el cáncer de pulmón, donde el tabaco es el responsable de más de dos tercios de las muertes en todo el mundo, según la OMS.

“Pero no es el único cáncer asociado con el tabaco, destaca el académico, también se relaciona con los cánceres de boca, laringe, faringe, esófago, riñón, hígado, vejiga, páncreas, estómago, colon, recto, y leucemia mieloide”.

De la misma forma, existen otras patologías crónicas que surgen a consecuencia del tabaco y afectan los pulmones:

  • – La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es la más conocida, una afección en la que la mucosidad con pus se acumula en estos órganos, produciendo dolor y graves dificultades para respirar.
  • Tuberculosis, otra enfermedad que reduce la función pulmonar y que se agrava con el tabaquismo, aumentando el riesgo de capacidad y muerte por insuficiencia respiratoria.
  • Tos crónica por las mañanas, que surge cuando los cilios de la mucosa respiratoria se movilizan para intentar expulsar el exceso de secreción producido por la irritación del humo del tabaco.
  • – Los fetos expuestos al tabaco en el útero suelen tener una disminución en el crecimiento de los pulmones.
  • – A nivel mundial, según la OMS, se calculan que 165.000 niños mueren antes de cumplir 5 años por infecciones respiratorias a consecuencia del humo del tabaco ajeno.

Las consecuencias del tabaquismo en España

En nuestro país los síntomas de la población fumadora, activa o pasiva, no dejan de ser preocupantes. El tabaquismo constituye la primera causa de muerte prematura en España. Las cifras hablan de un 23% de fumadores y, según el Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), cada año mueren 21.200 ciudadanos a causa de este tipo de cáncer.

Hay un dato relevante: se acorta la edad de inicio de tabaquismo en los adolescentes, con mayor incidencia de consumo diario de tabaco en estudiantes si conviven con algún familiar fumador, según detalla la Revista Española de Salud Pública del Ministerio de Sanidad.

Y es que el tabaco actúa en un sector del cerebro que genera placer, además del contexto social que induce a consumirlo, de ahí que cueste tanto dejar de fumar. En contraposición, si no se fumara, 9 de cada 10 cánceres de pulmón no existirían.

Son cifras urgentes relacionadas directamente con el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 3 establecidos por la ONU, referido a “garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades”. Entre sus metas está la de reducir en un tercio la mortalidad prematura por enfermedades no transmisibles (ENT) para 2030, y en este sentido, el control del tabaco debe ser una prioridad para los gobiernos.

Las medidas promovidas para 2019

El decano de la Facultad de Ciencias de la Salud enfatiza que las políticas internacionales y nacionales que se implementen en cuanto al tabaco protegerán a fumadores activos y pasivos. “Las intervenciones efectivas, como una combinación de leyes de no fumar; políticas de aumento del precio del tabaco; fácil acceso a los tratamientos para dejar de fumar, tanto en los sistemas sanitarios públicos como en los privados, que incluyan la intervención y apoyo psicológico; políticas de empresa para favorecer el abandono del hábito tabáquico y campañas en los medios contra el tabaco, deben continuar y son de vital importancia”.

En la presentación para el Día Mundial Sin Tabaco de este año, la OMS explica que, por un lado, los países tienen que aplicar el Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT) y adoptar medidas MPOWER (plan para hacer retroceder la epidemia del tabaquismo) para el control del tabaco destinadas a reducir su demanda. Por el otro, padres y miembros de la comunidad tienen la responsabilidad de promover su propia salud y la de sus hijos protegiéndolos de los daños causados por el tabaco.

En función de estas premisas, diferentes organizaciones públicas y privadas han pautado para este viernes una serie de actividades relacionadas con la concienciación y prevención del consumo del tabaco.