Viernes, 31 enero 2020

Definición de escena y secuencia en el guion de cine y televisión

Dos de los conceptos que más confusión provocan entre los alumnos del Máster en Guion online de UNIR y, no solo en ellos sino en toda la profesión, son los conceptos de escena y secuencia. ¿Son lo mismo, no lo son?, ¿por qué todo el mundo llama secuencia a lo que es una escena y al contrario?

Una buena forma de comenzar a investigar este tipo de cuestiones es acudir al diccionario de la RAE. Veamos qué dice al respecto:

Escena: “En una película, parte dotada de unidad en sí misma y constituida por uno o varios planos con los mismos personajes.”
Secuencia: “En una película, plano o serie de planos que constituyen una unidad argumental.”

Una diferencia sencilla

Lo cierto es que, vistas estas definiciones, la RAE tampoco aclara demasiado las diferencias entre uno y otro concepto. Además, lejos de ayudar, añade algo más de confusión porque cuando define escena arguye que una de las claves para diferenciarla es la existencia de los mismos personajes, algo que como veremos más adelante, es así en teatro, pero no en cine.

Quizá la definición de secuencia sea algo más afortunada porque proporciona una clave que es fundamental para comprender su significado: “unidad argumental”. Otra pista más la aporta otra de las acepciones de la palabra secuencia: “Serie o sucesión de cosas que guardan entre sí cierta relación.”

Pero, por complicado que parezca, la diferencia entre ambos conceptos es mucho más sencilla. Hay muchos manuales de guion que lo explican sin dificultad, entre ellos destacan los de Robert Mckee o Syd Field. Además, el sentido común también nos acerca a la definición correcta.

Así pues, una escena es una acción dramática que tiene unidad de tiempo y de espacio. A la hora de escribir un guion es muy fácil de reconocer. Si cuando estamos escribiendo un guion, hay que cambiar el encabezado es porque hay un cambio de escena.

Veamos aquí, como ejemplo, una de las escenas más famosas del año 2019, la escena del baño de la película Joker.

En este caso está muy claro: tenemos un personaje en una localización y mientras no haya cambios de tiempo o espacio, la escena se mantiene, da igual lo larga que sea.

El concepto secuencia

La cosa se empieza a complicar cuando hablamos del concepto de secuencia. Una secuencia es una sucesión de escenas que tienen unidad dramática. Podemos hablar, por ejemplo, de una secuencia de huida, en la que unos personajes escapan de algún sitio y tienen que pasar por diferentes localizaciones para hacerlo o de una secuencia de boda, que puede incluir la ceremonia en la iglesia, la salida con el lanzamiento del arroz y el banquete posterior.

Veamos otro ejemplo por si no está suficientemente claro y dejemos que sea el Joker quien nos lo explique de nuevo. En este caso acudiendo al magnífico Heath Ledger, que protagoniza una secuencia de robo en The Dark Knight (Nolan, 2008).


Como podemos ver, en esta secuencia hay exteriores, como por ejemplo la calle, y hay interiores, como son los diferentes espacios del banco, pero todas estas escenas unidas componen una unidad dramática muy clara, que además tiene una estructura interna en la que se puede reconocer perfectamente una división en tres actos.

La pregunta que surge después de todo, es esta: si la diferencia entre escena y secuencia es tan obvia ¿por qué no se utiliza así en el mundo profesional? Cualquier persona que haya trabajado en cine o en televisión puede comprobar que casi nadie hace uso del concepto escena y que, en cambio, el uso de la palabra secuencia para designar a la escena, es la regla común.

Un arte muy joven

Las razones detrás de esto, pueden ser varias. En primer lugar, que el concepto de secuencia es un concepto narrativo válido para los guionistas o los directores, pero que no tiene un significado especial para la organización de una producción. Los desgloses y las convocatorias de los planes de rodaje se confeccionan atendiendo al guion y a su subdivisión en el número de escenas que contenga, no a sus posibles divisiones argumentales.

Otra razón podría provenir del hecho de que el concepto de escena, como hemos comentado antes, también se utiliza en el teatro, aunque en este caso el cambio de escena se da cuando hay un cambio de personajes, no de localización.

En definitiva, el problema es que, tal y como decía la profesora Lucía Tello en su estupendo articulo sobre la voz en off y el voice-over, la terminología en el cine “siempre es una fuente de conflicto”. Seguramente esto ocurra porque el cine es un arte aún muy joven, porque este tipo de conflictos no se da en la música o en la pintura.

En este caso que nos ocupa, la diferencia es clara: escena es la unidad de acción y secuencia es el conjunto de escenas. Mi consejo es que lo usemos así para que, poco a poco, la terminología deje originar tantos problemas y malentendidos. A los que trabajamos en esto, bien sea en la docencia o en la praxis, es a quien nos toca aportar un granito de arena. Ojalá lo consigamos porque solo entonces podremos decir que, tras más de 120 años de recorrido, el cine es, ya por fin, un arte maduro.