Jueves, 05 diciembre 2019

Cristian Cortez, director del equipo de guion de la serie Tres Familias, gana el galardón a mejor guion de los premios ITV.

Uno de los mayores orgullos que una universidad puede alcanzar es el éxito de sus alumni. Este el caso de Cristian Cortez, recién egresado del Máster en Guion de Online de UNIR y que acaba de ser galardonado junto a su equipo con el premio a mejor guion por la serie Tres Familias en los premios ITV de la televisión ecuatoriana.

Estos galardones se crearon en el año 1996 y son concedidos por el Instituto Superior Tecnológico de Estudios de Televisión ITV que, año a año, reconoce a quienes desde su profesión “dejan huellas indelebles en la televisión, la radio y los medios digitales ecuatorianos”.

Cristian dirige un equipo en el que también se encuentra Ernesto Landin, que igualmente ha sido alumno de este Máster. El premio ha supuesto para ellos un gran estímulo que les llena de satisfacción, entre otras cosas, porque por fin se está tomando en cuenta el guion como categoría a valorar. Este triunfo también ha sido muy importante para este grupo porque con ello se aprecia y da importancia a una profesión que necesita de mucho trabajo y estudio para poder alcanzar la excelencia.

Un éxito en Ecuador

La teleserie Tres Familias que se emite por el canal Ecuavisa, es uno de los mayores éxitos de la televisión en Ecuador en los últimos años. De hecho, esta producción también se ha llevado el premio a mejor programa dramático y dos de sus estrellas, Martín Calle y Cecilia Cascante, han sido reconocidos como mejor actor y actriz respectivamente.

Además de estos premios, la serie ha conseguido otros hitos importantes, entre los que destaca el haber sido vendida a la cadena mexicana TV Azteca donde se ha producido una versión de la misma. Este hecho, el de que una serie ecuatoriana sea adaptada en el extranjero, es la primera vez que ocurre en la historia de la televisión de este país.

Tres Familias es, a día de hoy, la serie más vista del horario estelar con promedios entre 15 y 20 puntos, lo que en estos tiempos de fragmentación de las audiencias, es extraordinario. Hay otras series que la han seguido a veces de cerca, pero ninguna ha conseguido mantenerse tanto tiempo en pantalla.

La serie ya tiene un largo recorrido y ha pasado por varias etapas. En su primera temporada comenzó como una comedia, pero dado el éxito obtenido, se transformó en telenovela en la segunda. En la quinta temporada, la serie se ha vuelto a reinventar dando un salto atrás en el tiempo y contando los hechos ocurridos cuarenta años atrás.

¿Pero qué cuenta Tres Familias?

La serie narra la historia de tres núcleos familiares, cada uno de los cuales pertenece a nivel social diferente. En sus tramas se plantean todo tipo de temáticas sociales y observamos cómo las afrontan cada uno de estos núcleos.

A pesar del éxito obtenido en temporadas anteriores, el equipo de guion quiso ir más allá y llegados a la quinta temporada, tomaron la arriesgada decisión de ir atrás en el tiempo. En parte, según nos cuenta Cristian Cortez, animados por lo que estaban aprendiendo en el Máster de guion de UNIR. Arrancaron con el nacimiento de Genaro, el protagonista, y buscaron combinarlo con hitos importantes de la historia de Ecuador, haciendo coincidir los giros históricos con acontecimientos dramáticos de los personajes.

Otra de las razones para elegir 1978 como año de arranque de esta quinta temporada es que en aquella fecha murió un icono de la cultura popular ecuatoriana, Julio Jaramillo. Jaramillo fue un cantante mítico que hasta ahora sigue representando la identidad nacional. El protagonista de la serie nace el mismo día que muere el cantante y así también cada hecho importante del país se ha ido viendo representado e interpretado por los personajes

Por último, Cristian nos cuenta cómo se establece el trabajo de guion en el equipo, cómo se organizan en la llamada writer’s room. Cada vez que se plantean el comienzo de una nueva temporada, se arma un mapa de ruta, un recorrido general que indica por dónde van a transitar los personajes durante los 100 o 120 capítulos que contiene un curso completo. Esto quiere decir que dividen cada trama o línea argumental en acontecimientos importantes y puntos de giro. Una vez hecho esto, se colocan los grandes puntos de giros semanales que les ayudan a llevar a cabo la última subdivisión.

Con este trabajo hecho, se redacta un tratamiento extenso que es lo que compone la “biblia” de la temporada. A partir de ahí se reúnen de forma semanal. El equipo discute los cinco capítulos que componen una semana y se desarrolla un argumento por cada uno de los episodios. Tras esto, Cristian escribe las escaletas que los demás miembros del equipo dialogan. Finalmente, hay una persona que se dedica a corregir y unificar todos los episodios. Un trabajo, en suma, de ingeniería, que ha demostrado ser casi perfecto.