Martes, 09 junio 2020

¿Cuáles son los riesgos laborales del trabajo informático?

El trabajo informático desempeñado en oficinas no conlleva riesgos laborales tan graves como en otros sectores, como por ejemplo la construcción, pero eso no quiere decir que no existan peligros que deben ser mitigados. ¿Sabes cuáles son los principales riesgos laborales en informática? En UNIR abordamos los problemas más relevantes y cómo pueden prevenirse.

Los principales riesgos laborales que experimentan los trabajadores informáticos son:

– Fatiga visual o muscular

– Golpes o caídas

– Contacto eléctrico

– Carga mental

– Distintos factores en la organización

 

Para poder evitar o minimizar estos riesgos hay que tener en cuenta los siguientes factores:

– Adecuada organización en el trabajo.

– Buen diseño de las instalaciones que garantice unas buenas condiciones ambientales.

– Selección adecuada del equipamiento: mesas, sillas, equipos informáticos…

– Formación e información a los trabajadores.

 

 

A continuación, analizamos cada uno de los riesgos mencionados:

Fatiga visual

Pueden aparecer molestias oculares por el uso de pantallas de visualización. Hay que tener una colocación ergonómica de la pantalla, es decir, colocarla a un mínimo de 40 centímetros y, además, inclinar ligeramente la parte inferior de modo que el enfoque sea perpendicular a nuestro ángulo de visión. También es importante que el espacio cuente con la luz adecuada: el sistema de iluminación artificial será ambiental para evitar puntos de sombra o un exceso de luz.

Fatiga muscular

Es producida por posturas incorrectas al sentarse y la ubicación inadecuada del equipo informático. Además, el mantenimiento prolongado de una determinada posición conduce a la fatiga de la musculatura. Las posturas forzadas o inadecuadas que deberán prevenirse serán aquellas que conlleven posiciones extremas de las diferentes partes del cuerpo (brazos elevados o completamente estirados, espalda inclinada o girada, etc.), así como aquellas que se mantengan de forma prolongada (estar mucho tiempo sentado).

 

 

Caídas de personal o golpe contra objetos

Los lugares de trabajo deben mantenerse limpios y ordenados, es decir, dejando libres de obstáculos las zonas de paso. El material de trabajo se deberá almacenar en estanterías y armarios.

Contacto eléctrico

Respetar las normas de seguridad básicas en el uso de los equipos eléctricos y revisar el estado de cada equipo antes de su uso.

Carga mental

El estrés en el trabajo o la desmotivación pueden ser un riesgo laboral y, por lo tanto, afectar a la salud de los trabajadores. Por ello, es importante realizar tareas variadas, realizar paradas periódicas para prevenir la fatiga, seguir hábitos de vida saludable y realizar ejercicio de forma habitual.

Factores en la organización

Para mejorar la influencia del trabajador sobre su trabajo, es necesario:

– Permitir que la persona pueda organizar y planificar su trabajo.

– Dejar que los empleados aporten ideas a las decisiones y acciones que afecten a sus funciones.

– Proporcionar a cada miembro de la plantilla, en la medida de lo posible, un mayor control sobre sus tareas.

 

 

Para prevenir la aparición de estos riesgos es fundamental la adaptación ergonómica del área de trabajo, esto es: adaptar el puesto al mayor número de usuarios y realizar correctamente la distribución y diseño del espacio. Esto contribuirá a la disminución de lesiones, la reducción de fatiga mental y física, así como el aumento de la eficacia de los trabajadores.

Respecto a la ergonomía ambiental —además de una iluminación adecuada sin deslumbramientos o reflejos— es importante controlar o minimizar el ruido para que no dificulte la concentración de los trabajadores y mantener una temperatura adecuada.

Sin duda, el sector tecnológico está en auge desde hace muchos años y cada vez somos más conscientes de las necesidades de prevención de riesgos laborales en sectores como la informática. Por ello es más relevante que nunca la figura del especialista en prevención de riesgos laborales, pues el mercado laboral está cada vez más orientado a este tipo de profesiones, ligadas a la informática y áreas fuertemente tecnologizadas.