Solicita información

La danza: arte, historia, espacio y mestizaje

El Máster en Estudios sobre Danza de UNIR es el primer y único máster en España (el segundo del mundo) sobre investigación en danza. Los estudiantes crean nuevas teorías y análisis sobre este arte desde múltiples disciplinas.

La danza se aborda en UNIR desde un todo: la salud física y psicológica, las vertientes filosóficas y sociales, la didáctica, las teorías sobre estilos de enseñanza o las distintas tecnologías para su análisis, explica Rosa de las Heras, profesora del Máster en Estudios sobre Danza.

Los estudiantes descubren igualmente en este posgrado el movimiento y el diseño coreográfico de los diferentes estilos, las innumerables técnicas empleadas a lo largo de la historia o el simbolismo e importancia del espacio escénico.

Porque no hay danza sin espacio. Es éste el que determina los tipos de movimiento y formaciones realizables, como aspas, círculos, líneas o espirales, o el número de bailarines posible (grupos, parejas o individuos). Factores todos ellos que condicionan no solo una correcta interpretación, sino la salubridad y seguridad de los bailarines.

Cada estilo de danza tiene de hecho unas características que determinan su escenario ideal o hasta su tipo de suelo necesario. Y es parte de la comunicación: las escenas se decoran, se ambientan y se les otorga significado dentro de la obra.

Se baila normalmente en espacios convencionales, como teatros, tablaos o salas, pero también en jardines o museos. En definitiva, se baila donde se puede y se quiere. Y así ha sido a lo largo de la historia.

Rosa de las Heras 1

Rosa de las Heras

Un poco de historia

El arte del danzado ya se estudiaba en colegios del siglo XVIII. Existe información sobre centros denominados “de señoritas” en Barcelona o en Madrid donde las niñas de entonces aprendían la “cachucha”, el “jaleo de Jerez” y la “madrileña”. La orden de 21 de julio de 1941 ordena por primera vez estas enseñanzas en cinco cursos académicos.

A partir de la década de los cincuenta evoluciona a nivel formativo y organizativo y se desarrolla en centros públicos de educación superior como la Escuela de Arte Dramático y Danza de Madrid o el Instituto del Teatro barcelonés, donde se imparten las especialidades de danza clásica, contemporánea y española.

“Durante el curso académico 1969-1970, la bailarina y catedrática Guillermina Martínez Cabrejas “Mariemma” establece en los programas oficiales del conservatorio de Madrid el baile flamenco como una de las cuatro ramas de la danza española junto al bolero, las danzas folclóricas y la danza estilizada”, cuenta De las Heras.

Estos estudios aparecieron en los currículums oficiales en 1990. El flamenco tuvo desde entonces tanta repercusión internacional que se formalizó como especialidad en los conservatorios en virtud del Real Decreto 85/2007. La Unesco lo declaró Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad en 2010.

Danza y educación ahora

Hoy la danza se enseña en todos los niveles educativos obligatorios de España.

Está integrada en la formación básica según lo establecido en la Ley Orgánica 3/2020, de 29 de diciembre (LOMLOE). En la educación infantil se pretende inculcar en los niños el movimiento, el gesto y el ritmo, y se define que el lenguaje corporal tiene que ver con la utilización del cuerpo, sus gestos, posiciones y actitudes con una intención comunicativa, estética y representativa.

Ya en la educación primaria, la LOMLOE señala acciones motrices en situaciones de índole artística o de expresión dentro de la asignatura de Educación Física. La danza conforma así un tercio de los contenidos de la asignatura de Música, según se marca en el bloque destinado al desarrollo de capacidades expresivas y creativas desde su conocimiento y práctica.

En las enseñanzas secundarias se continúa con estos objetivos, según la legislación vigente: “Apreciar la creación artística y comprender el lenguaje de las distintas manifestaciones artísticas, utilizando diversos medios de expresión y representación”, cita De las Heras, desarrollados durante los tres primeros cursos en las asignaturas de Música y Educación Física.

flamenco

La bailarina entiende que abordar la danza desde múltiples puntos de vista ayuda a comprenderla y a apreciarla como disciplina y como forma de respetar el cuerpo, que se convierte poco a poco en un instrumento de comunicación y de expresiones de todo tipo: artística, creativa, pedagógica, terapéutica o incluso catártica. En definitiva, la danza como desarrollo integral del ser humano.

Una visión logística, continúa de las Heras, facilitará también que los estudiantes la integren desde otros ámbitos, no tan solo prácticos, y a interrelacionarla con otras artes, como la música, la escenografía o la arquitectura. “Se contribuirá así al desarrollo intelectual, humanístico y artístico”, añade la experta.

Y el uso de las TIC durante el aprendizaje ayudará asimismo a los alumnos a mantenerse actualizados en torno a una serie de recursos tecnológicos necesarios para la danza, pero también para la vida.

Sin embargo, De las Heras advierte de que una cuestión muy diferente es precisamente cómo se abordan estos conocimientos, cómo se implementan de acuerdo con lo marcado por ley o el nivel de formación de los docentes que imparten la materia.

“Por desgracia, ese sigue siendo un escollo en nuestros planes de estudio. Es importante que se aplique la danza en el sistema educativo con el rigor y la exhaustividad necesarias”, recuerda la docente.

La danza en España

Los estudiantes del Máster en Danza de UNIR dominarán las teorías y los análisis de interpretación en torno a ella, la docencia en este arte y el conocimiento sobre el espacio, la música o los movimientos y coreografías que conforman los distintos estilos. También la metodología necesaria para analizar los distintos tipos de investigaciones al respecto. Y, por supuesto, la historia que la rodea.

El flamenco y, en general, la danza española, surgen del mestizaje cultural en Andalucía de árabes, cristianos, judíos y gitanos, junto a influencias africanas y caribeñas

 

Su importancia en la cultura española es definitiva. Ya entre los siglos XVII y XVIII se representaban bailes folclóricos y boleros en los entreactos de los corrales y las comedias. Los bailes de candil, así conocidos porque se iluminaban con un candil las terrazas y los patios de las calles “más recónditas” del sur de España, cuenta De las Heras, eran danzas populares, una especie de flamenco primitivo, que interpretaban los propios ciudadanos y que fueron muy famosos.

“El flamenco y, en general, la danza española, surgen del mestizaje cultural en Andalucía de árabes, cristianos, judíos y gitanos, junto a influencias africanas y caribeñas. Pronto comenzó a ser un reclamo internacional y a estar presente en los teatros de todo el mundo, representada por figuras del baile y compañías como Antonio Ruiz Soler “Antonio el bailarín”, Antonia Mercé “La Argentina”, Carmen Amaya o Pilar López”, concluye la docente.

Los matriculados al posgrado también abordarán los aspectos físicos del movimiento y el funcionamiento del cuerpo humano, la música y la metodología de la investigación, así como técnicas de búsqueda y tratamiento de recursos bibliográficos y métodos de investigación científica y artística, ambas de corte más investigador.

    Títulos que te pueden interesar

    Noticias relacionadas

    ¿Cómo ser DJ profesional? Dedícate a lo que te apasiona

    Aunque muchos DJs han comenzado su carrera de forma autodidacta, lo cierto es que para ser DJ profesional es importante disponer de una determinada formación.

    ¿Qué es la inteligencia musical? Ventajas de trabajarla en el aula

    La inteligencia musical debe implementarse en los diferentes ámbitos de la educación. Permite abordar temas de distintos ámbitos desde una perspectiva más creativa e integrar emociones, experiencias y recuerdos.

    ¿Qué hace un productor musical y qué hay que estudiar para serlo?

    Existen muchos perfiles de productor musical y sus funciones dependerán de su grado de especialización. Asesora en la fase de grabación y promociona un nuevo disco.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La fuerza que necesitas

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado