Solicita información

La falta de chips también pasa factura a Apple

La crisis de la cadena de suministro frena las previsiones de Apple. Esta circustancia ha provocado una drástica reducción en los objetivos de fabricación del iPhone 13.

Aunque en un primer momento Apple parecía estar capeando bien el temporal provocado por la crisis logística mundial, finalmente el gigante americano ha unido su nombre a la lista de grandes empresas que están padeciendo este fenómeno y ha tenido que recortar su producción, al igual que ya hicieron hace pocos meses compañías como Samsung, H&M, Nike, Ford o Toyota. 

Apple anunció, en octubre de este año, que se ha visto obligada a reducir los objetivos de fabricación del iPhone 13 planteados para los 3 últimos meses de 2021 en 10 millones de dispositivos, lo que supone una bajada del 11% sobre los objetivos originalmente proyectados para el icónico iPhone y que representa el 53% de la facturación total de la empresa. Sin duda, un duro golpe para las cuentas anuales de Apple Inc. 

Esta disminución en la producción por parte de Apple es una señal evidente de que las interrupciones del suministro de materiales clave como los semiconductores, se están agravando y se mantienen los problemas para hacer llegar los productos acabados a las manos de los consumidoresAdemás de enfrentarse a la escasa disponibilidad del iPhone, la compañía ha tenido problemas para fabricar suficiente cantidad del Apple Watch Series 7 y otros productos. 

La crisis energética en China está afectando a dos de los principales proveedores de Apple en el continente asiático. Por una parte, TPK Holding Co.,confirmó hace varias semanas, que las filiales en la provincia de Fujian están modificando su calendario de producción debido a las restricciones de energía del gobierno local. Por otra parte, Pegatron Corp., empresa ensambladora del iPhone, adoptará medidas de ahorro de energía, lo que sin duda, también afectará a su producción. 

Otros proveedores de Apple como Broadcom o Texas Instruments, no pueden seguir el ritmo de la creciente demanda de semiconductores, especialmente desde China y Estados Unidos, lo que pone en peligro el suministro de microprocesadores. Según algunos analistas, esta falta de chips supone que a Apple le faltarán al menos 5 millones de iPhone 13 para la temporada navideña si la demanda sigue a este ritmo. 

La moraleja de este problema es clara: si esto le ha ocurrido a una empresa como Apple, podría ocurrirle a cualquiera. Se trata de un cliente clave para cualquier proveedor, lo que otorga un enorme poder en cuanto a su capacidad para abastecerse de semiconductores, así que es seguro que las demás empresas tendrán más problemas que ellos. 

¿Por qué ha ocurrido esto? 

Desde hace aproximadamente 50 años, muchas economías del mundo industrializado, entre ellas la de EE.UU., han subcontratado y confiado la producción de cada vez más productos a países con mano de obra barata, lo que ha provocado que gran parte de la fabricación mundial se concentre en China. 

Las cadenas de suministro son estructuras organizativas complejas y muy globalizadas, de tal manera que lo que ocurre en cualquier parte del mundo, no tarda en repercutir al resto de países. Han sido varios los factores que han confluido originando la rotura del supply chain: 

  • Algunas plantas en China encargadas de la fabricación de piezas y del ensamblaje se vieron obligadas a cerrar por brotes de coronavirus. 
  • Interrupción en la producción que afectó a fabricantes pero también a empresas de logística que almacenan y envían los productos. 
  • Aumento de la demanda provocado por el incremento de las compras online y los nuevos hábitos de consumo relacionados con las mejoras en las viviendas. 
  • La preocupación ante la aparición de nuevas variantes del virus ha dificultado el paso de fronteras para el transporte por carretera y el movimiento de trabajadores en los puertos, lo que ha ralentizado el transito de mercancías. 
  • Muchas empresas han optado por aumentar sus compras de suministros como medida de precaución, lo que obviamente ha tensionado aún más el sistema de distribución. 

La mayoría de los recursos en la cadena de suministro, como los contenedores o la propia capacidad de fabricación, son limitados, los costes de mano de obra y de trasporte han aumentado y la capacidad se ha reducido, dando lugar al cuello de botella en el que nos encontramos en la actualidad. 

  • Aula Directiva

Noticias relacionadas

¿Qué es la auditoría financiera o contable?

La auditoría financiera, normalmente a cargo de un auditor externo, tiene como finalidad examinar las cuentas anuales de una empresa para comprobar que esta está cumpliendo con la normativa contable.

Selección John Müller: La sucesión generacional, el momento crítico de la empresa familiar

Marta Ortega asumirá la nueva presidencia de Inditex el próximo 1 de abril. El debate sobre la idoneidad del nombramiento pone de manifiesto las luces y las sombras de la empresa familiar.

funciones de business intelligence Chica pensando

¿Cuáles son las funciones de un analista de Business Intelligence?

Las funciones de business intelligence: hacer magia convirtiendo datos en información útil. Esta capacidad es esencial en las empresas y por ello es una profesión de gran futuro.

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 4.000 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La fuerza que necesitas

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado