Jueves, 28 mayo 2020

Los Sistemas Aumentativos y Alternativos de Comunicación (SAAC)

Uno de los mayores problemas a los que se puede enfrentar cualquier ser humano es la incapacidad para poder comunicarse, el querer establecer una comunicación con otra persona y no poder hacerlo. Precisamente, con el objetivo de instaurar o rehabilitar la capacidad comunicativa de las personas que sufren este tipo de discapacidad, nacieron los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación, los SAAC. En UNIR abordamos en qué consisten y qué tipos existen.

¿Qué son los SAAC?

Los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación son instrumentos de intervención educativa y logopédica dirigidos a personas con alteraciones diversas de comunicación y/o lenguaje. Conocer mejor esta estrategia es vital para los profesionales que prestan apoyo a este tipo de personas. Los SAAC son especialmente útiles si se aplican en la Atención Temprana.

El objetivo de los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación es, precisamente, la enseñanza de un conjunto de estructuras de códigos no vocales, que permitirán establecer o ampliar las posibilidades de comunicación de personas con déficit o incapacidad para hablar, fomentando así su autoestima y autonomía personal y social.

Quienes van a utilizar los SAAC son aquellas personas que presentan una dificultad importante en su capacidad de comunicación de forma puntual o permanente. Se podrían clasificar en cuatro grupos:

  • – Personas con discapacidad motora a consecuencia de parálisis cerebral, traumatismos craneoencefálicos o patologías neuromusculares progresivas, como las distrofias musculares.
  • – Personas con discapacidad intelectual, cognitiva o psíquica, como trastornos de desarrollo y trastorno espectro autista (TEA).
  • – Personas con discapacidad sensorial, como sordera, ceguera o sordoceguera.
  • – Personas sometidas a operaciones o con lesiones que impliquen limitaciones en los órganos encargados del habla.

 

 

Ventajas del uso de los SAAC

Entre los beneficios para el usuario de los SAAC señalar:

  • – Contribuyen a mejorar o sustituir su lenguaje oral
  • – Permiten su socialización al fomentar sus relaciones interpersonales
  • – Reducen la ansiedad “del querer y no poder”
  • – Evitan su aislamiento

Entre los inconvenientes de los SAAC podría señalarse que a veces el proceso de aprendizaje es muy lento. Es básico que sea individualizado y personalizado para ser efectivo.

Tipos de SAAC

Desde la perspectiva de las necesidades de la persona encontramos:

  • – Sistemas alternativos de comunicación, cuya función es sustituir el lenguaje oral por otros formatos. Un ejemplo es el uso del lenguaje de signos.
  • – Sistemas aumentativos de comunicación, cuyo objetivo es el de complementar la lengua oral, con el fin de reforzarla y estimularla. El lenguaje bimodal, es decir, el uso del habla y el signo juntos, sería un ejemplo de esta modalidad de SAAC.

 

 

Además, se pueden clasificar en:

  • – SAAC sin ayuda, es decir, sin apoyos externos, como en el caso de gestos de uso común o lenguaje de signos.
  • – SAAC con ayuda o con uso de soportes externos como elementos representativos, pictogramas, el sistema Braille, el BLISS, etc.

Hay que tener en cuenta que los formatos de los SAAC están en continuo cambio y evolución gracias a la tecnología actual.

Aplicaciones de los SAAC en la Atención Temprana

Los SAAC dan al niño una base firme en la que apoyarse para desarrollar la comprensión y la producción del lenguaje hablado. En definitiva, abren las puertas para el desarrollo general del menor y, por esa razón, es fundamental aplicarlos desde la Atención Temprana.

La formación en Atención Temprana es una especialización posible para maestros, educadores sociales, trabajadores sociales, logopedas, fisiterapeutas, psicólogos o pedagogos. El Máster en Atención Temprana y Desarrollo Infantil de UNIR cuenta con un enfoque innovador que permite formar a expertos en desarrollo infantil de niños entre 0 y 6 años que presenten algún tipo de alteración en su desarrollo. En él se pasa del modelo ambulatorio a otro totalmente inverso en el que la familia y el entorno son los protagonistas.

Los Sistemas Alternativos y Aumentativos de Comunicación son instrumentos muy importantes para las personas que no pueden comunicarse con normalidad. Poder trabajar con los SAAC en Atención Temprana permitirá que los niños socialicen lo antes posible, lo que contribuye a su desarrollo.