Solicita información

UNIR y la Fundación Alternativas estudian la transferencia de conocimiento en entornos científicos

El estudio llevado a cabo por ambas entidades analiza cómo interactúan los grupos de investigación de las universidades españolas con las empresas y la sociedad.

La pandemia ha puesto de relieve la necesidad de dar más peso a la ciencia en el modelo económico español. Así se concluye en el informe ‘Intercambio y transferencia de conocimiento en entornos científicos’, realizado por la Fundación Alternativas en colaboración con la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR). El estudio destaca que con la crisis sanitaria se ha movilizado a las universidades, que han puesto en marcha distintas iniciativas contra el virus.

Este trabajo analiza cómo interactúan los grupos de investigación de las universidades españolas con las empresas y la sociedad. El objetivo es entender cómo se intercambia y transmite el conocimiento en este triángulo, plantear los problemas existentes y ofrecer recomendaciones de mejora.

El informe, dividido en seis capítulos, abarca desde el análisis genérico de los principales mecanismos que facilitan la transferencia de conocimiento hasta el estudio concreto de diez grupos de investigación en universidades españolas, a fin de comprender los problemas, soluciones y éxitos del sistema español de transferencia científica.

Como se aclara en el primer capítulo, no puede haber un buen sistema de intercambio de tecnología sin una buena cultura de la propiedad industrial. El conocimiento va acompañado legal y socialmente de derechos. De ahí que se ponga una especial atención en las OTRI, el principal mecanismo de las universidades para gestionar su propiedad intelectual.

El estudio revela que el sistema de innovación no solo tiene una importante carencia en lo que se refiere a la cultura de la propiedad industrial, sino que la transferencia e intercambio de conocimientos es un fenómeno que depende de cómo estén de dispuestas las comunidades científica y empresarial a admitir los procedimientos que facilitan el intercambio del conocimiento.

Otro de los principales indicadores de transferencia en el que pone el foco el informe es el sistema de patentes. En la actualidad, las universidades que más patentan han generado estructuras de interconexión, como parques científicos, unidades de cultura científica, incubadoras, centros de investigación mixtos con la industria, redes colaborativas con la sociedad y MediaLabs.

Encuesta a más de 10.000 investigadores

Para analizar el fenómeno del intercambio y transferencia de conocimiento en los centros públicos de investigación españoles, el documento utiliza la encuesta del proyecto EXTRA (EXCelencia científica y TRAnsferencia de conocimiento), desarrollado por el Instituto INGENIO del CSIC y la Universitat Politècnica de Valencia, en el que participaron hasta 11.992 investigadores del sector público español.

El sondeo revela ciertas carencias, ya que a pesar de que el 68% de los encuestados asegura realizar investigación básica-aplicada, solo un 36% reconoce que incorpora bastantes veces o siempre fuentes de información o ideas procedentes del entorno empresarial. Solo un 23% admitió hacerlo de manera continuada, a pesar de que casi la mitad (47%) reconoció que la interacción les proporcionó nuevos enfoques y perspectivas, así como posibles preguntas de investigación (46%) o la comprensión de los retos a los que se enfrentan los actores no académicos (45%).

Los investigadores denunciaron problemas de autonomía para gestionar los plazos en la investigación (35%), negociar los derechos de propiedad (21%) y, sobre todo, solventar trabas burocráticas (65%).

Análisis de casos concretos

El resto del informe se dedica al análisis de casos concretos. De los diez casos analizados, puede concluirse que la dinámica de la interacción aún no se ha completado, lo que está creando perturbaciones e inestabilidades en su desarrollo.

Sin embargo, también se ha detectado la aparición de nuevos modelos y opciones de gestión y colaboración ciencia-industria-sociedad que auguran la posibilidad de que la economía española pase a ser de base tecnológica e innovadora a lo largo del próximo decenio.

El informe concluye que el sistema I+D presenta, desde el enfoque de las universidades y los investigadores, distintas carencias: los grupos de investigación siguen siendo pequeños y unidisciplinares; la burocracia y la inadecuación de los organismos de transferencia sigue siendo un obstáculo, y permanece la desconexión entre los objetivos de los investigadores y la percepción social de lo que aporta la ciencia.

Asimismo, subraya cómo con pandemia de COVID-19 se ha movilizado a las universidades, que han puesto en marcha distintas iniciativas contra el virus. Esta crisis ha puesto de manifiesto la importancia transcendental que tiene contar con una base científica para dar una respuesta política adecuada a los ciudadanos en situaciones de alta incertidumbre.

Además, resalta como indispensable la colaboración de los científicos con los agentes tecnológicos e industriales en la reconstrucción.

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Mucho más que una universidad

    Acompañamiento personalizado