Solicita información

Uno de cada cuatro jóvenes sufre violencia física, verbal o psicológica de sus compañeros

La investigación liderada por UNIR analiza los efectos de la victimización entre iguales sobre la calidad de vida relacionada con la salud de 1.155 adolescentes de siete comunidades autónomas y a lo largo de trece meses.

Uno de cada cuatro adolescentes fue víctima de violencia por parte de sus compañeros a lo largo de los trece meses que duró el estudio que ha llevado a cabo la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), junto con la Universidad de Deusto y la Universidad del País Vasco (UPV/EHU). El estudio analiza, además, los efectos de este tipo de violencia sobre la calidad de vida relacionada con la salud (CVRS) de las víctimas.

Se trata del primer estudio que investiga el tipo de victimización entre iguales en el tiempo (en este caso con los mismos adolescentes a lo largo de trece meses), y lo vincula con la calidad de vida relacionada con la salud. Además, un objetivo clave del estudio es ofrecer evidencia científica sobre la prevalencia, incidencia y la estabilidad de la victimización entre iguales.

La investigación refleja que el 8% de los 1.155 adolescentes consultados ha sido víctima constante de violencia ejercida por sus compañeros durante los 13 meses del estudio (víctimas estables). Además, se ha obtenido una incidencia acumulada del 25%, lo que significa que uno de cada cuatro adolescentes fue nueva víctima de violencia entre iguales y casi la mitad de los participantes (48.5%) fue victimizado por sus iguales durante los 13 meses de estudio.

Centros de siete comunidades autónomas

El estudio se llevó a cabo en tres momentos diferentes a lo largo de trece meses: diciembre de 2017, mayo de 2018 y enero de 2019. Los 1.155 alumnos, de entre 11 y 18 años, que participaron pertenecían a distintos centros educativos de Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y el País Vasco.

La violencia verbal es la forma más extendida de victimización entre adolescentes, seguida por la violencia social, la violencia física y la violencia psicológica. Por géneros, la violencia física directa es más común entre chicos; mientras la violencia social y la verbal son más frecuentes entre chicas.

Los adolescentes victimizados presentaron una peor calidad de vida que sus compañeros no implicados en este problema. Además, quienes padecían la violencia mantenida en el tiempo de estudio presentaron los niveles de calidad de vida más bajos. Sin embargo, no hubo diferencias entre nuevas víctimas, víctimas que habían dejado de serlo por completo o víctimas intermitentes en relación con la calidad de vida.

Prevención y seguimiento

El estudio señala la importancia de la prevención para evitar mayores impactos derivados de la posible cronificación de victimización. También subraya que es fundamental elaborar planes de seguimiento de los adolescentes que han dejado ser víctimas, dado que pueden sufrir consecuencias negativas incluso meses después de que la victimización haya cesado.

“Este trabajo de investigación pone de manifiesto que la victimización entre iguales es un fenómeno, por desgracia, demasiado frecuente. Quienes la han sufrido en algún momento, aunque luego hayan dejado de padecerla, tiene un impacto en cómo perciben su calidad de vida, y especialmente afecta a su bienestar psicológico. Estos resultados sugieren importantes implicaciones en la intervención con el alumnado que ha sido victimizado en algún momento y pone de relieve el necesario seguimiento en el tiempo”, afirma Joaquín González-Cabrera, autor principal del estudio e investigador principal del Grupo de Investigación Ciberpsicología de UNIR.

Los otros investigadores son Irene Montiel y Jéssica Ortega Barón, de UNIR; Esther Calvete e Izaskun Orue, de la Universidad de Deusto; y Juan Manuel Machimbarrena, de la UPV/EHU.

El Grupo de Investigación Ciberpsicología de UNIR, liderado por González-Cabrera, estudia las nuevas formas de violencia, como el ciberacoso, que traen consigo los rápidos avances tecnológicos producidos en los últimos años, en especial con la incorporación del smartphone. El interés fundamental del grupo es aumentar el conocimiento científico sobre esta problemática y desarrollar actuaciones que supongan un beneficio para las comunidades escolares.

Referencia: González-Cabrera, J., Montiel, I., Ortega-Barón, J. et al. ‘Epidemiology of Peer Victimization and its Impact on Health-Related Quality of Life in Adolescents: a Longitudinal Study’. School Mental Health 13, 338– 346 (2021). https://doi.org/10.1007/s12310-021-09421-1

    Docencia 100% online

    Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

    Clases en directo

    Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

    Tutor personal

    En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

    La recompensa al esfuerzo

    Nuestra vida académica y social

    Acompañamiento personalizado