UNIR y el Consejo de la Judicatura de Ecuador capacitan a administradores de justicia

El acceso a una justicia imparcial y eficiente es uno de los derechos fundamentales de todas las personas. Además, es un principio esencial dentro la Constitución de todas las naciones democráticas. Pero la responsabilidad de que esto se cumpla está en manos de los administradores de justicia. Es allí donde radica la importancia de su capacitación constante, para que sus decisiones sean tomadas con criterio y rectitud.

Por esta razón, la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) en colaboración con el Consejo de la Judicatura de Ecuador organizaron las Jornadas Académicas de ‘Derecho Constitucional para operadores de justicia’. Durante dos días, alrededor de 400 jueces, fiscales, defensores públicos y miembros de la Policía Nacional de todo Ecuador se dieron cita en la ciudad de Quito, para capacitarse en manos de expertos de alto nivel.

El objetivo del encuentro académico fue que los participantes desarrollen conocimientos y habilidades relacionadas con el Derecho Constitucional. Y con esto, lograr una correcta interpretación de la Constitución de la República del Ecuador, la regulación de los poderes públicos, y el cumplimiento de los derechos de los ciudadanos.

La formación estuvo a cargo de ponentes destacados dentro del ámbito del Derecho. Estuvieron presentes dos magistrados de la Corte Constitucional española, el Dr. Andrés Ollero Tassara y el Dr. Pedro González Trevijano; cinco docentes nacionales y nueve internacionales de España e Italia. Todos ellos vinieron al país invitados por UNIR con el propósito de compartir sus conocimientos con los participantes.

Principios primordiales

El rector de UNIR, José María Vázquez García – Peñuela dio apertura a las jornadas destacando que las Constituciones reconocen principios primordiales, pero para su aplicación real son necesarios estos espacios de diálogo. Agradeció al Consejo de la Judicatura por confiar en UNIR para capacitar al personal de la función judicial del país.

Por su lado, la presidenta del Consejo de la Judicatura de Ecuador, María del Carmen Maldonado, ofreció una charla magistral sobre los principios consagrados en el Art. 11 de la Constitución del Ecuador, que hablan sobre los derechos de los ciudadanos. Y explicó que todos estos son exigibles y deben ser respetados de manera personal o colectiva.

Tras las palabras del rector de UNIR y la presidenta de la Judicatura, se dio paso a las ponencias de los expertos invitados. Sus conferencias fueron sobre Democracia y Justicia Constitucional, Principio de igualdad y mujeres en la justicia, Tribunal Constitucional y sentencias de los Tribunales Internacionales en Derechos Humanos, El control de los actos políticos o de Gobierno, entre otras.

El profesor de UNIR, Tomás J. Aliste dio una conferencia sobre la “Importancia de la argumentación en el Estado constitucional”. Este es un elemento indispensable si tomamos en cuenta que la motivación es el ejercicio jurídico que permite sostener los hechos con derecho. Además, evita que las decisiones de los jueces sean arbitrarias y caprichosas. Para Aliste “La motivación judicial tiene carácter extraprocesal. Se dirige al pueblo para que la ciudadanía sepa que se está aplicando la ley”.

Nuevos conocimientos

Los asistentes participaron activamente durante las charlas. Entre ponencia y ponencia, no dudaron en preguntar a los expertos cómo aplicar esos nuevos conocimientos en el contexto actual ecuatoriano. Sobre todo, considerando todos los procesos judiciales que se llevan adelante en el país, de los cuales en algunos estarían implicados varios políticos.

Para Omar Acosta, defensor público, las jornadas han sido fructíferas y para él lo más importante que se recordó es que la justicia debe ser independiente. Y que en este tiempo de redes sociales no se debe permitir que la presión ejercida por la opinión pública influya en sus fallos. Mientras que para Oscar Villacrés, juez de la Unidad Judicial Civil de Ambato, estas jornadas no solo son importantes, sino indispensables para capacitarse y realizar un mejor rol como administradores de justicia. Y de esta manera, conseguir que la ciudadanía confíe nuevamente en el poder judicial del país.

Martha Vimos, jueza de Familia, salió satisfecha de las jornadas, pues le han permitido adquirir nuevos conocimientos como el derecho comparado. Este es un concepto que en Ecuador no está tan familiarizado, pero que los ponentes de España colocaron sobre la mesa. Para Martha las conferencias sirvieron también como retroalimentación tanto de la doctrina jurídica española como de la ecuatoriana.

Las Jornadas Académicas de “Derecho Constitucional para operadores de justicia” se constituyen como el resultado de un acuerdo de cooperación entre UNIR y el Consejo de la Judicatura de Ecuador. Forman parte de la responsabilidad social de las dos entidades con la ciudadanía y su derecho a acceder a una justicia de calidad.