UNIR cancela toda la actividad presencial y adopta medidas excepcionales para combatir el coronavirus

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) ha adoptado una serie de medidas extraordinarias que estarán en vigor hasta que se normalice la situación actual y las autoridades de salud pública autoricen nuevamente tanto la libertad de movimientos de los ciudadanos como la actividad presencial de los centros educativos.

Así lo ha confirmado el rector de UNIR, José María Vázquez García-Peñuela, quien ha querido dirigirse a toda la comunidad educativa. “Estamos ante el mayor ejercicio de responsabilidad colectiva que hemos vivido hasta ahora en el mundo. Es responsabilidad de todos y cada uno de nosotros adoptar todas las medidas a nuestro alcance para combatir y vencer a esta amenaza. Estamos seguros de contar con el apoyo de toda la comunidad universitaria para el cumplimiento de estas medidas”, ha indicado el rector, que ha concluido agradeciendo “su comprensión y su activa colaboración”.

Comunicado del rector a la comunidad educativa: Medidas excepcionales para combatir el coronavirus (PDF).

Medidas extraordinarias

En el contexto de esta serie de medidas, UNIR aceptará copias simples de toda la documentación, y no requerirá la presentación de originales, ni compulsas, apostillas o legalizaciones. Una vez que las autoridades retiren la restricción de movimientos, UNIR exigirá la presentación de los originales correspondientes, y dará plazos precisos para su cumplimentación. Para más información, se recomienda consultar su asesor o tutor.

Se cancela hasta nuevo aviso toda actividad académica presencial. La actividad académica se realizará a través de internet sin requerimiento presencial. Las defensas de trabajos fin de grado o máster (TFG y TFM), así como todos los exámenes, en cualquiera de las sedes, se realizarán en línea. UNIR ha adoptado todas las medidas a su alcance para garantizar el adecuado desarrollo de estos importantes procesos académicos.

Además, se suspende hasta nueva orden cualquier servicio que requiera el desplazamiento hasta nuestras oficinas (entrega de títulos y certificados, y entrega de documentación). Mientras dure esta situación, se puede solicitar una certificación electrónica tanto de títulos como de certificados, y demorar la entrega de documentación sin ningún perjuicio para el solicitante.