Universidad Internacional de La Rioja

Todo lo que las tecnologías pueden aportar a las Ciencias Sociales

Conocer de primera mano los recovecos del Antiguo Egipto, sentir los climas más extremos del planeta sin salir de casa o ahondar y comprender los cultivos, flora y fauna y hábitats diversos de las diferentes partes del mundo por medio de un clic. Lo que hace no mucho tiempo parecía inviable es hoy una realidad cotidiana que facilita el estudio y la comprensión de las Ciencias Sociales, especialmente para los estudiantes.

Pero las habilidades de estos, pese a que se afirma que en su mayoría son ‘nativos digitales’, a menudo se ciñen al uso de redes sociales y a la realización de breves y concisas búsquedas de información. Es por eso que, cuando de formación se trata, resulta fundamental que el docente conozca las posibilidades y recursos educativos que existen para acompañar al alumno en el proceso de aprendizaje y enseñanza.

Y ese es precisamente el objetivo del Curso en Competencias Digitales en la enseñanza de las Ciencias Sociales, otro de los puntales de la Escuela de Formación de Profesores en Tecnología Educativa, Competencias Digitales y Desarrollo del Talento de UNIR. “Los alumnos deben ser guiados por un proceso de aprendizaje de los recursos de que disponen para su formación, no solo de los contenidos, sino también, y sobre todo, de las habilidades y competencias que les permitan enfrentarse a los retos de su futuro laboral”, sostiene Antonio Pérez Lagarcha, profesor de este curso.

Pérez Largacha defiende que, cada curso, las TIC son “más necesarias” para el aula y advierte de que, en poco tiempo “habrá que disponer de gafas que permitan la inmersión en la realidad virtual”. Atrás quedan aquellos años en que las transparencias y diapositivas eran las herramientas estrella. Ahora, las pizarras digitales, las presentaciones en power point, la impresión en 3D y la realidad virtual copan el protagonismo. Recursos digitales que “permiten acercar la historia o el arte al alumno para que se sienta protagonista del aprendizaje, que no sienta lejanía y tenga la idea de que las Ciencias Sociales no le aportan nada a sus realidades  y necesidades actuales”, inculca el docente de UNIR.

Por todo ello, este curso tiene como objetivo el adquirir una información, crear unos contenidos, abordar la resolución de problemas y transmitir de forma didáctica, a través de diferentes estrategias y alejada de la lección magistral. “Se desarrolla un espíritu emprendedor y unas capacidades creativas e imaginativas para motivar al estudiante”, añade Pérez Largacha antes de destacar que, una vez realizado, el docente puede integrar con carácter inmediato lo aprendido en esta titulación. “Podrá utilizar vídeos de Youtube y visionarlos en realidad aumentada en el aula, crear códigos QR donde los estudiantes hagan actividades y estudios colaborativos, aplicar realidad virtual en el aula con Google Earth, realizar infografías digitales…”, ejemplifica.