Las estrategias de comunicación también son para los colegios (y no solo en crisis)

Contar con una buena estrategia de comunicación y marketing es hoy más que nunca una necesidad para los centros educativos, no solo como marco para fundamentar las relaciones con la comunidad educativa, sino como herramienta para captar futuros estudiantes. Comunicarse con las familias en el mundo interconectado en que vivimos, con las nuevas posibilidades tecnológicas a nuestro alcance, no puede limitarse a mandar las clásicas circulares de papel por correo electrónico. Es algo más complejo, como ha puesto de manifiesto la situación actual. Cualquier institución, incluyendo los centros educativos, debe saberse comunicar a fin de crear comunidad y, cara al exterior, para diferenciarse y atraer a unas familias cada vez más saturadas con mensajes comerciales.

El título de Experto Universitario en Marketing Educativo y Comunicación de UNIR aporta la formación necesaria para que los centros puedan construir un plan de comunicación eficaz para fidelizar a su comunidad académica, así como una estrategia de marca para la captación de alumnado en un entorno tan competitivo, y específico, como el educativo. Algo que tiene especial sentido en un momento como el presente, en que la crisis sanitaria demanda de los centros educativos una comunicación constante con sus familias y trabajadores, pero también en la vuelta a una normalidad que va a quedar marcada por la experiencia. Como indica Pedro Javier Millán, director del título, “se trata de una inversión en reputación y posicionamiento competitivo que va a resultar vital para los centros”.

Planificación previa adecuada

Los centros educativos fueron de los primeros en recibir el impacto de las medidas de distanciación social, antes incluso de la declaración del estado de alarma. Esto les obligó, en muchos casos, a improvisar el mejor modo de dirigirse a su comunidad para informarles de cómo les iban a afectar las medidas de las autoridades y para transmitir calma, apoyo… lo que no siempre resulta sencillo, mucho menos si no se cuenta con la planificación previa adecuada. Asimismo, en una coyuntura tan importante como es la de la formalización de matrículas, las visitas a centros han quedado emplazadas en exclusiva a la web o las redes sociales.

Esta formación de UNIR, con un carácter eminentemente práctico, permitirá ir construyendo poco a poco la estrategia de comunicación y marketing de un centro educativo, que ayude a mejorar el posicionamiento, a crear una imagen de marca propia y transmitir su filosofía, aprendiendo a identificar y responder a las necesidades y objetivos de la comunidad educativa, mediante la medición y el análisis de las acciones corporativas. Asimismo, ilustrará sobre las posibilidades que el marketing digital puede proporcionar al centro para la captación y fidelización de su público.

“Hoy en día los centros se enfrentan a una competencia muy grande, por ello es importante que sepan diferenciarse y darse a conocer con mensajes eficientes que se destaquen por encima de todo el ruido”, explica la profesora Ana María Martín, una de las docentes de UNIR que han trabajado en la puesta en marcha del título. “Los centros tienen que decidir qué quieren contar y a quién y en esta tarea es fundamental que dispongan de las herramientas adecuadas, que no siempre serán todas las disponibles. Se trata de un marketing muy específico, orientado a un sector como el educativo, que tiene sus propias particularidades. No podemos pasar por alto que estamos tratando con personas, con emociones, y que de lo que se trata es de crear comunidad”, añade la docente.

Entorno educativo cambiante

“El entorno educativo es muy cambiante y existe una gran diversidad”, afirma Pedro Javier Millán, “esta formación de UNIR tiene un enfoque más global de lo que es la comunicación corporativa, más allá de la mercadotecnia. A la hora de configurar los contenidos nos pareció fundamental que fuera una formación eminentemente práctica, que conforme avanzaras fueras añadiendo los elementos hasta conseguir un Plan Estratégico de Comunicación y Marketing propio”.

El título de Experto Universitario en Marketing Educativo y Comunicación de UNIR está dirigido a los integrantes del equipo directivo del centro, o responsable de marketing si se cuenta con uno, así como a profesionales que busquen una formación específica en comunicación educativa. “Al igual que se está profesionalizando la figura del director, en el centro tiene que haber una figura especializada en el área de la comunicación”, indica Millán.

Concebir una estrategia de comunicación, de acuerdo con los contenidos de esta formación de UNIR, pasa por preguntarse cuáles van a ser los canales para la comunicación con las familias, de estas con los miembros del claustro o los distintos profesionales que trabajen en los centros educativos… y abarca desde el diseño de la identidad visual o el planteamiento de la página web a conocer las diferencias en cuanto a potencial positivo y negativo que tienen las distintas opciones comunicativas.

Aprender a diferenciarse

Andrés Castro Blanco, profesor de UNIR que ha participado en la elaboración del plan de estudios del título, con 12 años como director de un colegio, califica de “muy necesario” el diferenciarse de otros centros educativos del entorno inmediato debido a la baja en la tasa de natalidad. “Seguimos siendo los mismos centros, pero con mucho menos alumnado a repartir. Y ello afecta tanto a públicos y concertados como privados. Se están cerrando unidades en centros públicos, retirando conciertos de unidades en la escuela concertada y peligrando la viabilidad de los privados por no tener las matrículas necesarias para poder asumir los gastos que tienen. Es imprescindible que desde los centros sepamos vender lo mucho y bueno que hacemos”.

El título de Experto Universitario en Marketing Educativo y Comunicación de UNIR es una formación novedosa en España, que viene a suplir esta necesidad detectada en el sector educativo. “Es algo relativamente reciente hablar de marketing en los centros educativos. En este sentido, mi experiencia me hace ver que los centros educativos, cuando han sentido esta necesidad, o bien no han sabido elaborar un Plan Estratégico de Comunicación y Marketing o ni siquiera se lo han planteado”, señala Castro, quien resalta la relevancia de “formar al personal de los propios centros en esta materia para, por ejemplo, saber crear una marca, poder detectar las necesidades que tienen ellos y sus familias o conocer cómo contactar con las familias en esta sociedad de las nuevas tecnologías. Cada uno de los contenidos del título van a ir poniendo su granito para conseguirlo”