Universidad Internacional de La Rioja

La Escuela de Ingeniería se alinea con las empresas para orientarse a los nuevos perfiles profesionales

Desde hace años la revolución digital acapara todos los aspectos de nuestras vidas. Así que no es de extrañar que, en el ámbito laboral, la demanda de perfiles digitales experimente un incremento constante. De esa forma, no solo dominar la tecnología se convierte en un requisito imprescindible, sino que también resulta de suma importancia el conocer el lenguaje digital.

Cada vez son más las empresas que reclaman estas competencias y conocimientos entre sus empleados y proliferan las ofertas que solicitan perfiles novedosos, tanto tecnológicos como digitales. Muy consciente de este panorama, la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (ESIT) de UNIR trabaja mano a mano con numerosas empresas para que sus 30 titulaciones sean las más innovadoras y den respuesta a la creciente demanda laboral de los nuevos profesionales digitales. Tanto es así que, términos como Industria 4.0, Ciberseguridad, Robótica, Inteligencia Artificial, DevOps o Experiencia de Usuario, forman parte destacada de su razón de ser.

“La Escuela nació bajo la premisa de una oferta de estudios cuya semilla sea fabricada y cultivada desde el agente que va a hacer uso posterior del fruto derivado que pueda surgir”, presenta Rubén González, director de ESIT. González es muy consciente de que el ámbito empresarial es el que “nos ayuda a trazar la línea que queremos seguir y construir así un portfolio formativo que otorgue competencias  a los profesionales que estudien con nosotros”. También destaca el esfuerzo formativo que realizan “basado en una metodología contrastada y robusta, apoyada en las últimas tecnologías y que nos permite habernos convertido en un aliado estratégico para multitud de empresas”.

Esta estrecha colaboración se plasma, además de en la firma de multitud de convenios, en numerosos proyectos e iniciativas donde las empresas tienen contacto directo con los alumnos gracias al buen hacer del Departamento de Salidas Profesionales y Empleabilidad de UNIR. Es el caso de la III Feria virtual de empleo, en cuya edición más reciente -celebrada del 20 al 25 de febrero- el pabellón más potente ha sido el de Ingeniería. No en vano, han sido 53 empresas de este sector las que han buscado en UNIR y en sus alumnos estos nuevos perfiles. Entre ellas, destacan nombres como British Telecom, Telefónica Digital, INYCOM, CEPSA, INDRA, Ways Talent, Mobile One2One, S.L o Between Technology.

Toda una oportunidad para los estudiantes que, de manera online, pueden contactar con responsables de estas compañías para conocer sus requerimientos o entregarles sus currículum, en caso de que deseen mejorar su situación laboral. “Tenemos ya convenios con las empresas más relevantes del panorama español y latinoamericano. Grandes consultoras buscan en nuestras aulas virtuales al profesional que, en parte, ellos mismos han formado, dado que nuestro claustro es híbrido y la propia empresa es nuestro colaborador habitual”, recalca González.

Pero no es la única iniciativa en marcha entre ESIT y el mundo empresarial. En esta alianza se enmarca también el Aula virtual de Empresa UNIR-Telefónica, el programa Inside the Company en el que, a través de unas jornadas de puertas abiertas en empresas innovadoras, los interesados pueden charlar con los propios CEO y asistir a desayunos de networking o el programa Shadowing. Este último permite vivir el día a día de un profesional de referencia en un sector determinado y ampliar la red de contactos gracias a los mentores.

Por su parte, en el UNIR-International Mentoring Program, diez alumnos de la Escuela de Ingeniería tienen la oportunidad de contar con un mentor  profesional internacional, residente en EEUU, que desarrolla su carrera en instituciones de gran prestigio como Harvard o Google, durante todo el curso académico. “Mi mentora me está orientando con mi CV, dándole un formato más utilizado en USA, y con la elaboración de mi personal statement. Además, hemos hablado sobre cómo podría enfocar la opción de realizar un internship porque me apetece mucho trabajar en otros entornos y enriquecer mi carrera profesional; sería un gran salto para salir de mi zona de confort”, explica Elena Montero, una de las participantes en este programa.

El Headhunting Club, donde los principales headhunters colaboran con UNIR en la búsqueda de perfiles directivos para sus clientes, las Openclass sobre empleabilidad, las prácticas de excelencia, el Erasmus, los Viveros Online de Empleo y el Portal de Empleo y Prácticas son otros de los alicientes a disposición de los alumnos. Un verdadero esfuerzo de mejora continua gracias al cual ya se han formado más de 7.000 alumnos en la Escuela de Ingeniería y otros 5.000 lo  hacen en la actualidad. “Pese a estas cifras tenemos la capacidad de adaptarnos a las necesidades de cada estudiante y personalizar su experiencia de aprendizaje”, se congratula González.