Universidad Internacional de La Rioja

En Logroño

Graduación de UNIR: miles de familiares y amigos arropan a los alumnos en un día inolvidable

Saludos, abrazos, reencuentros y presentaciones físicas de los que solo se conocían a través de la pantalla. La ceremonia de Graduación 2017 de UNIR es ya un recuerdo imborrable para los más de 700 alumnos de enseñanzas universitarios de Grados y Másteres oficiales que el sábado se reunieron en Logroño para celebrar su gran día. Las caras de felicidad, las sonrisas rebosantes de emoción y la alegría desbordante en las miradas y gestos de los egresados eran un símbolo indiscutible de que algo realmente importante se vivía en la plaza de toros de ‘La Ribera’. Pero también lo reflejaban los miles de familiares y amigos que les arroparon, acompañaron y secundaron en todo momento.

Y es que más de 3.500 personas siguieron con especial ilusión una ceremonia que tuvo un marcado carácter internacional. Desde Arabia Saudí, Argelia, Argentina, Colombia, Ecuador, El Salvador, EE.UU, Guatemala, México, Noruega, Pakistán, Panamá y Reino Unido ─además de, por supuesto, todos los rincones de España─ llegaron a la capital riojana los alumnos para poder vivir tan ansiado momento. Un evento que, por primera vez, ha podido seguirse en directo vía streaming en la web de la Graduación o también a través de Facebook Live. Además, también se realizaron espectaculares vídeos 360º.

Un acontecimiento en el que se han mencionado nada menos que 14 Grados y 52 Másteres de UNIR que han cursado los ya egresados de las Facultades de Educación (405 alumnos) la Facultad de Ciencias Jurídicas, Sociales y Humanidades (267 alumnos), la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (23) y los diez de la Facultad de Ciencias de la Salud.

A todos ellos se ha dirigido el rector de UNIR D. José María Vázquez García-Peñuela, al animarles a “no ser conformistas” y tener “aspiraciones altas, hay que cambiar las cosas tratando de que mejoren”. Tras lamentar que el hablar de ideales “resulta no solo fuera de lugar sino fuera de tiempo” en el “tsunami de cinismo que ha acabado por anegar a la humanidad” ha recordado que los cambios que consiguen la transformación de la cultura, mentalidades y costumbres son “más eficaces y duraderos” que los de las revoluciones políticas. Y los primeros “están al alcance de todos el intentar ponerlos en práctica”.

Una responsabilidad que incumbe “a quienes habéis mostrado que sois capaces de conseguir metas difíciles y os habéis preparado en la universidad para servir mejor a vuestros semejantes”. Por eso les ha animado a “recuperar el valor que tiene la verdad en todas las facetas de nuestra vida y que estéis dispuestos a decir siempre la verdad, aunque nos acarree inconvenientes”.

Meta que se consigue a lo largo de la vida. Al igual que “la madurez del ser humano se desarrolla durante la vida adulta”, cuando nuestro sistema nervioso “nos permite desarrollar cada vez mejor la toma de decisiones, obtener juicios más acertados y evaluar los aciertos y desaciertos”. Así lo ha explicado la Vicerrectora de Estudios de la Universidad Complutense de Madrid (UCM), Pilar Herreros de Tejada, quien ha impartido la lección magistral.

Bajo el título “Sistema nervioso y responsabilidad humana”, la profesora invitada ha señalado cómo esas funciones ejecutivas que permiten el pensamiento ético “ustedes han demostrado que están desarrollándolas por encima de la media y no solo porque han sido capaces de alcanzar un objetivo que se propusieron sino porque lo han hecho en condiciones especiales”.

A esas mismas circunstancias ha hecho referencia Jorge Domínguez, delegado de los alumnos y artífice del discurso en representación de ellos. “Trabajamos, tenemos familia y esto supone una exigencia aún mayor para enfrentarnos a este reto, pero nuestra constancia, dedicación y empeño es lo que nos diferencia de otras personas, el no conformarnos”, ha destacado.

“Es aquí y ahora cuando nos damos cuenta y somos conscientes de todo ese esfuerzo realizado, en el que UNIR nos ha proporcionado conocimientos, valores y ganas de aprender” ha agradecido antes de hacer hincapié en el factor humano y la empatía hacia los alumnos de la universidad. Alumnos que, como Domínguez ha revelado, “somos totalmente emprendedores, con ganas de crecer y diferenciarse, esta es la pasta de la que estamos hechos y os animo a que nunca seáis conformistas y sigáis con estas ganas, empeño y dedicación para ser los mejores profesionales”. Sus palabras obtuvieron la entusiasta ovación de todos los asistentes. Sus palabras han logrado una ovación atronadora.

Por su parte, el consejero de Educación, Formación y Empleo del Gobierno de La Rioja, Alberto Galiana, ha hecho hincapié en la apuesta del Ejecutivo autonómico por un sistema formativo que “dedica el mismo esfuerzo desde las primeras etapas formativas hasta la universidad, pues un buen sistema es el mejor capital de la sociedad”. “La Rioja está a la vanguardia en nuestro país”, ha aseverado, pero para seguir así en el futuro hay que afrontar “con éxito los retos de internacionalización, innovación e investigación”. Claves en las que, ha asegurado, “UNIR juega y puede jugar un papel importante en nuestro avance como sociedad”.

Una vez concluido el acto académico, se ha servido un cóctel aderezado con un festival donde los alumnos disfrutaron a lo grande antes de dar paso a los fuegos artificiales y al concierto del grupo ‘Green Velvet’.

El #TeamUNIR de Redes Sociales preparado para la #GraduaciónUNIR ¡Muchas gracias @ecamisetascom, nos encantan! ????

A post shared by UNIRUniversidad (@uniruniversidad) on