Acuerdo para investigar el estado de la transferencia universitaria de ciencia y tecnología

El papel de la Universidad es clave a la hora de hablar de enseñanza, educación y formación. Pero también resulta de suma importancia otra de sus facetas, la transferencia de ciencia y tecnología, que puede ayudar a la resolución de problemas económicos y sociales. Pero, ¿cuál es la situación actual española a este respecto? Para conocerlo con detalle, el rector de UNIR, José María Vázquez García-Peñuela, y el director gerente de la Fundación Alternativas, Carlos Carnero, han suscrito un acuerdo por el que ambas entidades ejecutarán un importante proyecto destinado a investigar y evaluar el estado de dicha transferencia universitaria al sector privado y a otros ámbitos.

La iniciativa, titulada “Entornos generadores de transferencia de ciencia y tecnología”, estudiará las condiciones, el entorno legal y regulatorio, así como los requisitos humanos, financieros y de ecosistema, que favorecen la transferencia. El primer paso para ello será el análisis de una selección de las mejores prácticas nacionales e internacionales que muestran procesos de transferencia científico-tecnológica universitaria a empresas, para producir innovaciones, o a otros ámbitos en los que pueden producir mejoras sociales.

Una segunda parte, más teórica, se centra en el sistema de ciencia y tecnología español. En concreto, se revisarán las condiciones que dan lugar a que los investigadores realicen investigación de alta calidad científica a la vez que transfieren sus conocimientos a otros agentes sociales. También se estudiará la financiación, adquisición o participación del sector privado en la investigación universitaria. Por último, no podía faltar una revisión al ecosistema internacional en el que los investigadores españoles operan y se forman y a la participación de las universidades nacionales en las patentes de España a lo largo del tiempo.

Carlos Carnero González y José María Vázquez García-Peñuela

Con toda esa información recopilada, se elaborarán una serie de conclusiones y recomendaciones sobre políticas públicas para la incentivación de la transferencia tecnológica que serán presentadas públicamente dentro de diez meses.

Este proyecto, que financia UNIR y que lidera y coordina el laboratorio de la Fundación Alternativas -dirigido por el catedrático de Económica Jesús Ruiz-Huertas-, cuenta también con la participación de investigadores y académicos del Instituto de Estudios de la Ciencia y la Tecnología de la Universidad de Salamanca, el Instituto Complutense de Estudios Internacionales de la Universidad Complutense de Madrid, el Programa Ingenio del CSIC-Universidad Politécnica de Valencia, el Instituto de Gestión de la Innovación y del Conocimiento y el Foro de Empresas Innovadoras.

“En España tenemos buenas universidades y un buen número de investigadores de primer nivel internacional, pero hay margen para mejorar su imbricación con las empresas y la sociedad en general”, ha reconocido Manuel de la Rocha. El director de Innovación del área de Empresa de UNIR ha explicado que este estudio “contará con investigadores prestigiosos de seis instituciones” y ha recalcado que “para UNIR es un privilegio asociarnos en este proyecto con un think tank de prestigio con una trayectoria larga y reconocida en el análisis y evaluación de políticas públicas”.

Por su parte, Jesús Ruiz-Huerta ha destacado que, “en un momento tan duro para la universidad en general, concentrar la atención en lo que esta ofrece a la sociedad, a las instituciones y empresas es necesario para mostrar que hay vida en la universidad que no es reconocida lo suficiente”. Por eso, este estudio pretende “darle la relevancia que merece al ampliar el ámbito de estudio y garantizar la calidad”.

Además, Ruiz-Huerta reconoce que la investigación en ciencia y tecnología es “un ámbito muy interesante” y que España, pese a cierta carencia “de recursos y tecnología, está avanzando; hay muchos incentivos, grupos de trabajo y participación en proyectos europeos”.