Universidad Internacional de La Rioja

UNIR formará en metodologías activas a los profesores riojanos

La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y el Gobierno de La Rioja, por medio de la Consejería de Educación, Formación y Empleo, acaban de firmar un acuerdo de colaboración para la formación permanente del profesorado en metodologías activas con el fin de mejorar la práctica educativa en las aulas riojanas.

Bajo el título ‘Metodologías activas en el aula‘,  la iniciativa viene a unirse al convenio ya firmado el pasado año sobre el estudio de la eficacia escolar a partir de las evaluaciones de diagnóstico, y ha sido rubricada por el consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, y el vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo de la UNIR, Javier Tourón.

Para el vicerrector de UNIR, la importancia de este acuerdo radica en que  “mejorará la formación de los profesores, les ayudará a incrementar la personalización del aprendizaje de sus alumnos y a reorientar el modelo de escuela para servir mejor a las necesidades singulares de los escolares”.

No queremos que los profesores aprendan solamente cosas, queremos que muestren lo que saben hacer con la aprendido elaborando un proyecto educativo innovador que puedan implantar en sus aulas. Es decir, queremos pasar del ‘saber’ al ‘saber hacer'”, ha indicado el vicerrector de UNIR

Así, el programa formativo tendrá una parte transversal, común para todas las áreas curriculares, y una parte específica, a elección del docente. El programa tendrá algunas sesiones presenciales, que se llevarán a cabo en UNIR, y el resto online en un entorno virtual 3D, que la Escuela de UNIR de Formación Permanente de Profesores utiliza habitualmente para el desarrollo de sus programas y que permite aplicar una metodología activa y que los participantes experimenten los beneficios de su aprendizaje.

A través de este programa formativo, los docentes adquirirán competencias para:

  1. Diseñar una programación didáctica bajo un modelo educativo centrado en el estudiante, que podrá aplicar en el aula en las áreas de biología, lengua y literatura, matemáticas, inglés, música y ciencias sociales.
  2. Seleccionar técnicas didácticas acordes a los objetivos de aprendizaje, estableciendo coherencia en el proceso.
  3. Aplicar herramientas digitales que faciliten el desarrollo competencial de los alumnos.
  4. Aplicar modelos metodológicos innovadores vinculados con la tecnología digital y las metodologías activas, que permitan personalizar lo más posible la instrucción.
  5. Combinar medios, tareas, técnicas e instrumentos de evaluación para desarrollar un sistema de evaluación formativa y sumativa del proceso de enseñanza-aprendizaje.

El consejero de Educación, Formación y Empleo ha destacado que este convenio promueve la formación de “docentes del siglo XXI para adecuarla a la realidad social actual, facilitando el uso de metodologías activas en el aula, mediante programas de carácter innovador desarrollados en los centros educativos”.

De esta forma, se facilita a los profesores “formación, desarrollo e investigación sobre el cambio metodológico en las aulas para acercarlo a la cambiante realidad social”, ha explicado.

Este convenio mejorará la formación de los profesores, les ayudará a incrementar la personalización del aprendizaje de sus alumnos y a reorientar el modelo de escuela para servir mejor a las necesidades singulares de los escolares”, ha asegurado Javier Tourón

Por su parte, el vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo de la UNIR, Javier Tourón, ha asegurado que “en UNIR queremos que nuestra investigación y nuestro estudio en el ámbito de la educación repercuta significativamente en la mejora de un sistema educativo que ya es excelente. Por ello, desde la Escuela de formación de profesores en Tecnología Educativa, Competencias Digitales y Desarrollo del Talento hemos decidido ofrecer a los profesores del sistema educativo de La Rioja un amplio programa que mejorará su formación y les ayudará a incrementar la personalización del aprendizaje de sus alumnos y a reorientar el modelo de escuela para servir mejor a las necesidades singulares de los escolares”.

Además, y tal y como ha matizado Javier Tourón, “no queremos que los profesores aprendan solamente cosas, queremos que muestren lo que saben hacer con la aprendido elaborando un proyecto educativo innovador que puedan implantar en sus aulas. Es decir, queremos pasar del ‘saber’ al ‘saber hacer'”. Y para ello, los programas realizados en los centros se valorarán por la Comisión de Seguimiento y Evaluación con el fin de premiar el mejor programa educativo.

Otras noticias relacionadas…