Claves para la igualdad de la mujer en el mundo laboral

La meta es conseguir la igualdad real entre mujeres y hombres en el mundo laboral. Y, aunque se ha avanzado mucho, aún queda camino por delante. El IV Employment Lab de UNIR ha dedicado un desayuno de trabajo a reflexionar sobre ‘Mujer, Universidad y Empresa’. Directivas de importantes compañías de nuestro país han participado en este foro, donde han compartido opiniones y experiencias y han aportado claves que ayuden a lograr este objetivo. Para ellas, la ‘hoja de ruta’ pasa por favorecer el acceso a la alta dirección y la conciliación.

La gerente del Departamento de Salidas Profesionales y Empleabilidad de UNIR, Cristina Atienza, ha coordinado este debate, que ha estado moderado por el director de Formación inCompany y Salidas Profesionales de UNIR, Manuel Peiró, y el director del Foro de Recursos Humanos de AZC GLOBAL, Fran García Cabello. Han aportado su visión sobre esta cuestión: Carmen Herranz, responsable del Área de Diversidad e Inclusión de KPMG; Adriana Napal, HR Business Partner en Deloitte; Cristina Aranda, CEO de Mujeres Tech; Eva Hitos, directora de Recursos Humanos en el Comité Español de ACNUR; Leticia Escriña, responsable de Servicios de eBay; Sandra Tobías Grau, Organización Talento y Cultura en SUEZ España; Begoña Díaz-Varela, directora técnica de Organización y Recursos Humanos de ENUSA; Ainara Suárez, responsable de Recursos Humanos de EVERIS; Teresa Fernández, directora de Recursos Humanos de Ibercaja; y Ana Casilda Andrés, CEO de Telefónica Educación Digital.

María Gutiérrez, de Hiwook, ha fijado el punto de inicio del debate. “La presencia equitativa de la mujer en los puestos directivos no se trata sólo de una cuestión social imprescindible, que lo es; sino también de una medida estratégica que se debe incorporar para garantizar resultados”, ha apuntado. “Cada vez son mayores las evidencias de que la diversidad de género es una ventaja competitiva para las empresas. Contar con mujeres en los cargos de mayor responsabilidad ha redundado en mejoras en la cuenta de resultados en dos dígitos”, ha completado.

En este sentido, Teresa Hernández, de Ibercaja, ha indicado que “el marco en el que nos movemos las empresas ha evolucionado hacia unas características muy adecuadas al carácter femenino: mucha colaboración, atención focalizada en las personas, búsqueda de la máxima eficiencia, menor jerarquía… Por lo tanto, esto debería llevar aparejado un incremento en el número de directivas”.

Claves para avanzar hacia la igualdad real de la mujer en el mundo laboral: favorecer el acceso a la alta dirección y la conciliación
Desayuno de trabajo sobre 'Mujer, Universidad y Empresa'

“Uno de los aspectos críticos en las empresas para avanzar hacia la igualdad es asegurar que nuestras políticas y procesos de gestión de personas son inclusivos y están libres de sesgos”, ha sostenido Carmen Herranz, de KPMG. “Sobre el papel no es difícil, pero en el día a día encontramos barreras para implantarlos y mantenerlos, derivadas de la cultura empresarial y de modos de hacer todavía muy arraigados en muchas empresas donde los estilos de liderazgo y referentes de éxito son masculinos”, ha abundado.

Eva Hitos, del Comité Español de ACNUR, ha situado al Tercer Sector como un abanderado en contar con una nutrida representación femenina en los puestos de responsabilidad en las organizaciones. “La mujer en el Tercer Sector ocupa el 51,4% de los órganos directivos de las ONG”, ha precisado. “Contar con equipos multidisciplinares en cuanto a género, educación, religión o etnia permite enriquecer la perspectiva y ofrecer soluciones más completas a nuestros clientes”, ha remarcado Adriana Napal, de Deloitte.

Flexibilidad horaria y teletrabajo

Por su parte, Ana Casilda Andrés, de Telefónica Educación Digital, ha puesto sobre la mesa la escasez de mujeres formadas en las denominadas materias STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). “Las mujeres son mayoría en las universidades españolas (el 54%), pero sólo representan el 25% de los estudiantes en las ramas de Ingeniería y Arquitectura”, ha puntualizado.

“Creo que las instituciones educativas y las empresas tenemos la oportunidad de orientar a las mujeres cuando van a incorporarse al mercado laboral. Está demostrado que las mujeres se exigen a sí mismas cumplir con más requisitos para optar a un puesto o proyecto y que negocian menos. Se ‘venden’ peor”, ha subrayado Carmen Herranz, de KPMG.

“Hay que ayudar a las mujeres desde la niñez, ofreciéndoles talleres de autoconocimiento y liderazgo, ya que muchas no se sienten capaces de hacer grandes cosas”, ha propuesto Cristina Aranda, de Mujeres Tech.

Otros de los temas objeto de debate fueron la flexibilidad horaria y el teletrabajo como fórmulas para impulsar la conciliación laboral y familiar. A este respecto, Leticia Escriña, de eBay, ha considerado “imprescindible implantar esta cultura en las organizaciones, así como instaurar políticas de flexibilidad para poder conseguir un equilibrio entre vida profesional y familiar”.

“Este es uno de los retos fundamentales para el éxito de la igualdad real. En España, las mujeres dedican el doble de horas que los hombres al cuidado del hogar y la familia, lo que genera una doble jornada y, en ocasiones, una necesidad de elegir”, ha apuntado Ainara Suárez, de EVERIS.

Si bien estos aspectos resultan importantes, Sandra Tobías Grau, de SUEZ España, ha concluido poniendo el acento en la corresponsabilidad. “Debemos hablar también de la implicación del género masculino como eje clave para la consecución de la igualdad”, ha finalizado.