Martín Caeiro representa a UNIR en un encuentro interuniversitario sobre didácticas artísticas

Catedráticos y docentes universitarios del área de Educación Artística han tenido recientemente una cita para definir la ‘hoja de ruta’ en la enseñanza de esta disciplina. La Universidad de Girona acogió entre el 9 y 10 de abril el encuentro interuniversitario ’35 años de las didácticas artísticas en la Universidad: buscando sinergias para construir el futuro’. Y allí estuvo presente Martín Caeiro, coordinador del Departamento de Artes Plásticas y Visuales de la Facultad de Educación de UNIR e investigador principal del grupo TESERACTO (que estudia, entre otras cuestiones, la innovación en la docencia digital del arte).

Un encuentro que, en palabras del docente, ha supuesto “un punto de inflexión en la trayectoria del área artística, ya que se abordó lo que se ha hecho y lo que se quiere hacer, tanto en el ámbito de la docencia como en el de la investigación y la proyección internacional del área”. “Se trató de un cónclave importantísimo, que procuró una mejor y mayor sinergia entre facultades en beneficio de la Educación Artística, Plástica y Visual”, abunda.

La cita congregó a destacados referentes en el claustro de este ámbito del conocimiento. “Han surgido las propuestas docentes e investigadoras que deberán marcar el rumbo de esta disciplina, tanto a nivel nacional como internacional”, apunta el profesor de UNIR.

Además, el doctor Caeiro participó con la comunicación ‘Retos de la Educación Artística online: realidades, necesidades y posibilidades’. En ella, reflexionó sobre las posibilidades que el universo digital ofrece a esta disciplina, las necesidades que irrumpen y los retos que presenta este modo de enseñar y de aprender el arte desde el espacio digital.

En el marco del encuentro se tributó además un homenaje a la catedrática emérita de la Universidad de Girona, la doctora Roser Juanola. Asimismo, se reconoció la trayectoria y aportaciones al área de la Educación Artística del catedrático de la Universidad de Granada, el doctor Ricardo Marín Viadel.