Daniel Moro profundiza en la cocina compositiva de Carmelo Bernaola

Para muchos jóvenes españoles de los años 70, 80 e incluso 90, las bicicletas y el verano irán ligados irremediablemente a una pegadiza y silbada melodía que aún hoy despierta entrañables recuerdos. Memoria televisiva en estado puro. Pero no tantos sabrán que la archiconocida sintonía que acompañaba a la mítica serie Verano Azul es obra de Carmelo Bernaola, compositor vasco nacido en 1929 en la localidad vizcaína de Otxandio y autor también, entre muchas otras piezas, de la música del programa de debate La clave, amén de haber orquestado el himno del Athletic Club de Bilbao.

Una producción que complementa la personalidad del creador vasco, alejado del tópico de compositor académico y vanguardias que reniega de la vertiente popular. Y así se recoge en El compositor Carmelo Bernaola (1929-2002). Una trayectoria en la vanguardia musical española. Un libro obra de Daniel Moro Vallina, profesor del Grado en Música y del Máster en Investigación Musical de la UNIR.

El volumen, publicado recientemente por el Servicio de Publicaciones de la Universidad del País Vasco, se enmarca en un importante convenio de colaboración entre la UPV, Musikene y ERESBIL para dar a conocer y difundir la obra de los principales compositores del País Vasco. Y, en concreto, este proyecto parte de la tesis doctoral del docente de UNIR -dirigida por Ángel Medina Álvarez– y que defendió en julio de 2015 en la Universidad de Oviedo, donde obtuvo sobresaliente Cum Laude. Logró también una mención internacional por una estancia de investigación en la Universidad de Bolonia y recibió el Premio de Investigación Musical Orfeón Donostiarra-UPV/EHU (2015) y el Premio Extraordinario de Doctorado de la Universidad de Oviedo (2016).

Música de concierto, religiosa y popular

Una inmejorable carta de presentación para un libro que profundiza en la cocina compositiva de Bernaola, uno de los más representativos de la Generación del 51. Para ello, analiza principalmente su música de concierto —títulos como Superficie nº 1 (1961), Espacios variados (1962), Sinfonía en Do (1974) o Villanesca (1978)— pero también indaga en otros géneros menos difundidos como su música religiosa y sus obras más populares, puesto que fue autor de más de un centenar de bandas sonoras para cine y televisión.

Pero si en algo se ha centrado el autor del libro ha sido en estudiar la evolución de la técnica compositiva bernaoliana, para lo cual ha utilizado métodos bien contrastados a nivel internacional como la PC Set Theory, el análisis textual o algunas tipologías intertextuales derivadas del análisis semiótico. Este enfoque se complementa con la atención al contexto musical español de la segunda mitad del siglo XX, donde Moro analiza temáticas como la recepción del dodecafonismo y serialismo en Madrid, las políticas musicales de centros como el Aula de Música del Ateneo, la relación de Bernaola con otros colegas generacionales o la configuración del concepto de vanguardia por parte de la crítica musical española.

Entrevistas y documentación inédita

“La redacción de la tesis y su conversión en formato de libro ha sido un proceso muy enriquecedor, no solo a nivel musicológico sino también personal”, confiesa el autor. Una labor que ha sido posible gracias a las numerosas entrevistas mantenidas con familiares, amigos y antiguos alumnos del compositor, clarinetista y pedagogo. A través de estas conversaciones, el docente de UNIR ha accedido al lado más humano del compositor vasco, así como a documentación inédita de cartas y  textos de conferencias que permiten situarlo mejor en el panorama de la música española.

“Es una alegría ver publicada tu tesis en formato libro; de esta manera, un trabajo de corte académico que raramente traspasa las fronteras de la universidad puede ganar mayor difusión social”, asegura el doctor en Musicología, quien destaca el haberlo hecho en una editorial como la de la Universidad del País Vasco. “Gana prestigio en bases de datos como Scholarly Publishers Indicators y garantiza la calidad de sus trabajos a partir de una evaluación por pares (sello de calidad ehupress)”, concluye.