10 recomendaciones psicológicas para afrontar -con calma- la crisis del COVID-19

María Pilar Berzosa, profesora del Grado de Psicología de UNIR, 27 años de experiencia clínica en el área de Salud, nos ofrece 10 recomendaciones psicológicas para afrontar situaciones en momentos de crisis de salud colectiva.

Estas son sus recomendaciones:

NO se trata de negar el problema, sino de actuar con tranquilidad para poder afrontarlo mejor.

1.- Tener una buena higiene con las manos, con el uso de los pañuelos, en la manera de estornudar, etc. es básico y no se nos debería olvidar haya una crisis de salud o no.

2.- El objetivo va por fases y a fecha de hoy es primordial frenar el contagio. Si frenamos la movilidad a ciertos sitios de riesgo o aunque no parezca que lo sean, la movilidad en general, podemos ir disminuyendo la multiplicación de los casos.

3.- Las manifestaciones masivas del tipo que sean son un foco de posible contagio. Evitarlas por unas semanas podría influir a que se resuelva antes la situación. Cuanto antes se resuelva, antes volveremos a la cotidianidad. Los intereses creados son grandes y nuestra rutina férrea (no debería haber excepciones para que la sociedad no se confunda). Vivimos en una sociedad de consumo y bienestar y se entiende, pero insisto, solo es una medida temporal. Habrá que buscar un ocio alternativo y poner a prueba nuestra capacidad de flexibilidad.

4.- ¡Cuidado con no desabastecer los centros comerciales! Ser prudentes y hacer una compra razonable ayuda a la colectividad. Como medida, si eres de los que compra a diario, hazlo para una semana; si eres de los que compra por semanas, hazlo para quince días y si tu plan habitual es comprar al mes, seguro que ya lo has hecho y tienes todo lo que necesitas. Esto no es un estado de sitio, no dejes que tu mente te engañe. Es una crisis puntual y ya sabemos que no tenemos grandes crisis colectivas, pero no se afronta con medidas individuales desproporcionadas. ¿Ves? Si ahora necesitas mascarillas, te será difícil encontrar, así que toma nota y no lo hagas con nada más.

5.- No estés todo el día “enganchado a las noticias para seguir minuto a minuto la evolución del virus” ¿Qué te aporta? Si ya sabes las medidas de salud que ha impuesto el Ministerio y haces caso a expertos en la materia, actúa con consciencia y distráete escuchando música y programas de otras temáticas y harás que tu nivel de hiper alerta disminuya a un de forma más operativa.

6.- Si por casualidad estás en una empresa que tiene que tomar medidas preventivas, lo que más te va a importar son tus derechos laborales, infórmate de esto. Tú, tus compañeros, tus jefes y los dueños de las empresas, entenderán que durante unas semanas hay que adaptarse a hacer las cosas de otra forma. Si eres autónomo, busca también en la Asociación de Autónomos si puede plantearse una solución, en caso de no poder trabajar telemáticamente. Si un problema afecta a todo el mundo, todas las personas tienen que unirse en buscar una solución.

7.- Si tienes que estar en casa por estudio de contagio, intenta estar con tranquilidad y recuerda las medidas que te haya dicho el médico. Toma ese tiempo para descansar acorde a tus síntomas. Si te ha dado positivo, piensa que tu descanso además ha contribuido a no expandir la enfermedad.

8.- Si estás contagiado/a, cuídate mucho. Hay muchos profesionales de la investigación que están buscando una solución, no minimices los síntomas y haz caso para que curse lo mejor posible.

9.- Si eres padre o madre, tendrás un reto en estas semanas: los niños no tienen la visión de los adultos (afortunadamente) y tendrás la presión de ver cómo concilias tu vida. Aprovecha los grupos de WhatsApp con otras familias y podíais hacer turnos de cuidado por grupos reducidos y en función de los turnos de vuestros trabajos. Es decir, esto impone ser operativos/as. Puedes tener familiares y quizá abuelos, pero recuerda que los mayores son un grupo de riesgo, estad pendiente de ellos también.

10.- La calma no es pasotismo, sino una actitud que facilita la eficiencia. Si estás muy nervioso/a por todo este esfuerzo que ahora se tiene, haz ejercicios de respiración con frecuencia (esto es básico), si sabes meditar o mindfulness, intégralo y en función de la situación, proyecta acciones diferentes para adaptarte a este reto.

Mi pésame a todas las personas afectadas y a sus familiares.
 
Dra. Mª Pilar Berzosa Grande
Psicóloga clínica y de la salud. Col: AN-1815
Profesora de UNIR.