Universidad Internacional de La Rioja

UNIR diserta sobre migraciones en el Centro de Estudios Constitucionales de la República del Perú

La migración forma parte de los fenómenos de evolución lenta que transforman profunda e imperceptiblemente una sociedad, y de los cuales uno no toma conciencia hasta que ocurre un incidente revelador, generalmente efímero”. Con estas palabras iniciaba Manuel Herrera, Catedrático de Sociología y Director Académico de Relaciones Internacionales de UNIR, la conferencia que pronunció en septiembre en el Centro de Estudios Constitucionales de la República del Perú.

Ante un numeroso público que participó activamente, Manuel Herrera desgranó las que, en su opinión, son las cinco grandes tendencias que caracterizan a las migraciones de comienzos del siglo XXI. No en vano, estamos ante un fenómeno que está cambiando radicalmente muchos elementos de las sociedades del tercer milenio.

El acto estaba enmarcado en las jornadas formativas que organizaba el Centro de Estudios Constitucionales de la República del Perú para sus letrados.

Por un parte la globalización, al ser cada vez menores las zonas del mundo que quedan al margen de las corrientes migratorias transnacionales. Por otra, la diversificación de los flujos, ya que no existe una manera única de emigrar, al encontrar refugiados de guerra, económicos, mano de obra, trabajadores muy cualificados, estudiantes, etc.

A todo ello habría añadir la aceleración de los flujos migratorios, en cuanto que el volumen se ha multiplicado en las últimas décadas, y no cesa de crecer en todas las regiones en los últimos veinte años. Y, como no, la feminización, en donde no sólo se desplazan las mujeres acompañando a su pareja, sino que emigran solas, de modo independiente o a través de la cadena migratoria a la que se incorporarán con posterioridad los varones de la familia.

Finalmente, y como muy bien apunto el docente del Máster de Intervención Social en las Sociedades del Conocimiento, la politización de las migraciones, lo que provoca que dicho fenómeno se encuentre presente en las distintas agendas políticas y mediáticas.

Con esta actividad, la UNIR y el Centro de Estudios Constitucionales de la República del Perú están sentando las bases para futuras colaboraciones cuya finalidad no es otra que potenciar las relaciones entre ambas instituciones, al propio tiempo que respaldar los programas de formación para el personal vinculado a la institución peruana tribunal peruano.