Palancas, un proyecto de UNIR y la Fundación Felipe González para generar reformas en Ecuador

Ideas pequeñas, puede que incluso humildes, que no acaparan titulares notorios de prensa, que no generan demasiado revuelo, pero que, bien aplicadas, pueden suponer una revolución a menor o mayor escala. Son las Palancas, nombre con el que se denominan los conceptos que, a través de distintos grupos de personas, pueden surgir y generar reformas sencillas y factibles que susciten los acuerdos necesarios para aprobarlas y desarrollarlas.

Este es el proyecto que UNIR y la Fundación Felipe González quieren impulsar en Ecuador. Y lo hacen a través de la  Fundación Cofuturo, una entidad vinculada a UNIR y cuyo objetivo es el de desarrollar proyectos de responsabilidad social educativa en este país. Y qué mejor que llevar a cabo “la revolución de las pequeñas cosas: pequeñas palancas o el intento de provocar cambios útiles”. Toda una declaración de intenciones para pasar de la grandilocuencia al detalle, de la ideología declarativa a la propuesta eficaz.

Así lo explica Gabriel García-Prieto, presidente de la Fundación Cofuturo: “Palancas Ecuador pretende aportar tanto al país como a la sociedad cambios en apariencia simples, pero que pueden suponer avances tangibles para los ciudadanos, introduciendo novedades en la forma de legislar y relacionarse con la administración”. Por ello, “se pretende involucrar a personas con perfiles transversales desde el punto de vista ideológico, con una actitud abierta, constructiva y que estén dispuestas a participar en el debate de manera activa. El proyecto responde a las prioridades de la Fundación Cofuturo, en su afán de otorgar soluciones educativas de actualidad”, añade.

Temas sobre calidad, innovación y educación

También conviene tener en cuenta el equilibrio entre sectores público, privado y social, la zona geográfica y el género. Un experimento, un espacio de co-creación en el que los diversos grupos que se constituyan, cada uno de ellos funcionando de forma auto organizada y liderados por un coordinador, debatan sobre las mejores formas de otorgar soluciones educativas de actualidad. Así, la ejecución del proyecto girará en torno a temas como equidad, calidad, innovación, investigación, formación y educación.

Palancas Ecuador continúa la senda que se iniciara el año pasado en España, donde más de un centenar de personas participaron en esta iniciativa, en la que se recabaron y presentaron un total de 37 pequeñas y variopintas ideas. Entre ellas, se abordaron temáticas como la creación de una Agencia Metropolitana contra la Soledad, el desarrollo de un Programa de Movilidad Estatal para los estudiantes, la puesta en marcha de instrumentos para la rehabilitación energética de los edificios, más apoyo a la I+D, una coherencia económica en los programas electorales o la aplicación de la máxima ‘una acción, un voto’.

Palancas es uno de los proyectos clave de la Fundación Felipe González. Pensamos que tiene un gran potencial y que esa vocación de cambio no debe limitarse territorialmente y por eso el siguiente paso ha sido la internacionalización del proyecto”, explica la presidenta de la Fundación Felipe González, Rocío Martínez-Sampere. “Ecuador es uno de los primeros países en los que vamos a desarrollarlo y tenemos plena confianza en que se van a proponer ideas y desarrollar propuestas que van a repercutir muy positivamente en la sociedad ecuatoriana y que podrán generar sinergias e inspirar acciones en otros países que sean el motor de nuestra “revolución” en positivo”, concluye.