Universidad Internacional de La Rioja

7 actitudes proactivas para lograr un mejor empleo en la Colombia del siglo XXI

Una búsqueda de trabajo eficaz requiere de habilidades que no se enseñan en ningún centro educativo. ¿Cómo encontrar un mejor empleo en los sectores que me interesan? A esta pregunta no deben responder solo los que carecen de trabajo. Los vaivenes del mercado y el impacto de las nuevas tecnologías en todos los sectores obligan a un reciclaje permanente. Adoptar estas 7 actitudes proactivas ayudan a lograr un mejor empleo en la Colombia del siglo XXI.

  1. Define tu área de valor y tu plan de acción

Si lo que quieres es conseguir un mejor trabajo, antes de moverte debes detenerte un momento. Parece contradictorio, pero no lo es. Piensa con calma qué vas a hacer y por qué lo vas a hacer. Busca tu área de valor, tu mina de diamantes. Pregúntate: ¿en qué soy especialmente bueno? Concreta en una simple hoja de papel cuál es tu plan de acción. Y sé audaz (las oportunidades pueden surgir donde menos lo esperas) a la vez que realista (no te marques objetivos si sabes claramente que te van a tomar demasiado tiempo).

  1. Actualiza tu perfil a lo que realmente demanda tu mercado

El mundo cambia muy rápido. No pretendas que se adapte a tus gustos o necesidades puntuales. Puede ser que lo que has estudiado hace unos años requiera de un reciclaje digital. Tal vez no necesites estudiar otra carrera, pero sí un Postgrado o un Diplomado Especializado. Conocimientos inexistentes hace pocos años como el Big Data o la Ciberseguridad se han convertido en imprescindibles en prácticamente todas las áreas de empleo. ¿Eres consciente de qué tipo de profesionales demanda tu mercado? Averígualo y conviértete en uno de ellos.

  1. Estudia los títulos con aval oficial o reconocidos por las empresas de tu sector laboral

Tanto si pretendes trabajar en el sector público como si te decantas por el sector privado, tu CV necesita tener títulos válidos para la Administración o el mercado. Por ejemplo, el sector de la enseñanza estatal exige cumplir unos requisitos académicos según la normativa del Escalafón Docente.

Mejorar posición y salario en estas áreas implica recibir una formación académica determinada con los correspondientes reconocimientos oficiales.

Por otro lado, las empresas privadas suelen desconfiar de las instituciones que expiden títulos universitarios que nadie ha avalado. Antes de matricularte en un estudio, especialmente en el caso de la formación online, averigua quién ha garantizado su calidad.

  1. Cuida tu marca personal (personal branding) y tus redes sociales

Hasta hace poco, la inmensa mayoría de la población era anónima. Un nombre en un CV era solo eso, un nombre. Hoy se obtiene ingente cantidad de información de cualquier nombre aparentemente anónimo con solo teclearlo en un buscador de internet.

Créate un perfil en Linkedin y revisa lo que dices de ti en redes como Facebook o Instagram.

No digas solo qué estudios tienes, sino qué habilidades has desarrollado, qué programas informáticos manejas, qué logros has obtenido. Haber estudiado Derecho, Comunicación o Ingeniería no te distingue de muchos otros. Haber dirigido equipos, aumentado las ventas de un producto u obtenido algún premio, sí te distingue

  1. Aprende las claves de una entrevista de trabajo

La entrevista de trabajo debe ser preparada cuidadosamente, fijándote no solo en cuestiones profesionales sino también de imagen: forma de vestir, de hablar, etc.

En casi todas las entrevistas de empleo existen preguntas típicas cuya respuesta conviene tener preparada en contenido y forma.

Por ejemplo: qué has hecho hasta ahora, por qué quieres cambiar de trabajo, qué expectativas salariales tienes, qué nivel de inglés manejas… Recaba información de la empresa que te va a entrevistar y, si puedes, también del entrevistador.

  1. No dejes de formarte aunque estés trabajando

Hoy en día se puede acceder a formación superior y de máxima calidad a través de la educación virtual u online. Además, este tipo de formación permite compaginar estudios y trabajo u otras obligaciones personales.

La falta de tiempo o el miedo no tienen por qué convertirse en obstáculos si se recurre a centros especializados en esa modalidad de enseñanza que dispone de tutores personales que acompañan al alumno en todo el proceso de aprendizaje.

Estos tutores ayudan a marcar el ritmo que cada persona necesita para completar su formación en un tiempo razonable

  1. Revisa tus contactos/networking

Mucha gente encuentra trabajo gracias a una simple referencia personal. El amigo, el familiar o el conocido siguen siendo la vía más corta para encontrar oportunidades laborales.

Por lo tanto, hazte una lista con las personas conocidas que trabajan en sectores interesantes para ti o que conocen a personas concretas en dichos sectores. Jerarquiza los nombres de esa lista y contacta con ellos uno a uno.

El trabajo que necesitas puede llegar a través de personas mucho más cercanas a ti de lo que podías imaginar.

@martinalgarra