IV Encuentro Internacional de Crítica Teatral

UNIR reflexiona sobre teatro clásico en el Festival Internacional de Almagro

¿Son similares la información y la crítica teatral? ¿Cuál es el papel de los blogs como medio de difusión del trabajo informativo? ¿Debe el crítico conversar con los responsables artísticos? O, por el contrario, ¿lo mejor es mantener una visión ‘limpia’ y subjetiva? Tan interesantes y debatibles cuestiones son las que se han puesto sobre la mesa en el IV Encuentro Internacional de Crítica Teatral, titulado ‘Los clásicos en los medios de comunicación. De la información a la crítica’ y celebrado bajo el paraguas incomparable de la 39ª edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro que dirige Natalia Menéndez (en la foto superior, junto a Ignacio Amestoy).

A la cita, celebrada a principios de julio y organizada y coordinada en colaboración con la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), no faltaron críticos y periodistas de diversos medios nacionales; entre ellos Javier Villán y Esther Alvarado, de El Mundo; Javier Vallejo, de El País; Juan Ignacio García Garzón y Julio Bravo, de ABC; Raúl Losánez, de La Razón; Daniel Galindo, de RNE; Liz Perales, de El Cultural; Prado Campos, de El Confidencial; José Catalán Deus, de El Periodista Digital, Marta García-Miranda, de la SER y el dramaturgo Borja Ortiz de Gondra.

Bajo la batuta del director de UNIR Teatro, Ignacio Amestoy, y la coordinadora académica del Máster en Estudios Avanzados de Teatro, Marga del Hoyo, intercambiaron opiniones y pareceres a lo largo de dos sesiones diferentes. La primera, denominada ‘Los límites de la información y de la crítica de los clásicos en la contemporaneidad’, sirvió para analizar las diversas maneras y las dificultades que tienen los críticos e informadores a la hora de acceder a las características del espectáculo con vistas a realizar un reportaje completo del montaje.

Presencia digital

También se cuestionó si ambos enfoques pertenecen a diferentes géneros literarios o si son uno solo, lo que encauzó el debate hacia la valoración de los blogs como portadores de comunicación y crítica, puesto que permiten ampliar la información y, estilísticamente, son más flexibles que la prensa escrita. La documentación y las consultas a los responsables artísticos del espectáculo en cuestión frente a la importancia de conservar una mirada ‘limpia’ y subjetiva fue otro de los aspectos abordados en esta  primera mesa redonda.

José Catalán Deus, Javier Vallejo, Raúl Losanez, Javier Villán, Juan Ignacio García Garzón, Ignacio Amestoy, Marga Del Hoyo, Liz Perales, Prado Campos, Daniel Galindo, Julio Bravo, Esther Alvarado

La segunda, centrada en la ‘Información y crítica en un festival de teatro clásico’, trató sobre la escenificación contemporánea del texto clásico y cómo hacerlo interesante para el lector cuando este ya lo ha visto en escena varias veces. Además, se valoró la necesidad de que el Festival contemple vías paralelas: una de escenificaciones de obras canónicas, que den valor a tan reconocida cita teatral, y otra de posibles experimentación con textos menores y menos conocidos donde quepan lecturas más amplias.

Porque, tal y como se concluyó, Almagro no es Avignon ni Edimburgo. Motivo por el que debe contemplar tanto la riqueza del texto clásico español como las vías alternativas. La importancia de que los  medios amplíen el festival a la población local y que se distinga entre información y crítica especializada fue el broche a una cita donde los asistentes disfrutaron de obras como ‘Quixote’, de la compañía Puja Teatro, ‘El alcalde Zalamea’, de Calderón, por la CNTC o ‘Shakespeare’s villains’, de Steven Berkoff, entre otros, además de no perderse la entrega del XVI Premio Corral de Comedias a Concha Velasco.