Buena literatura para desconectar en época estival

20 libros para leer del tirón en verano

Verano y lectura parecen ir siempre de la mano pero quizá aún no tienes en el punto de mira tu próximo libro fetiche. No te preocupes. Antes de irse de vacaciones, los profesores de UNIR y los compañeros de Aceprensa nos han dejado sus recomendaciones. Una veintena de libros must ideales para llevarte a la piscina o a la playa: literatura de viajes y aventuras, novela negra, títulos refrescantes o para volver a ser niño, interesantes biografías y algún clásico al que nunca le has encontrado un hueco para hincarle el diente. En definitiva, libros para desconectar, leer del tirón y llenar de buena literatura tu maleta o e-book. Toma lápiz y papel y apunta los 20 libros que van a “salvarte” el verano.

1. La sombra de otro, de Luis García Jambrina

En el IV Centenario de la muerte de Cervantes, esta lista tenía que empezar con un pequeño homenaje al genio de las Letras. Santiago López Navia, profesor de la Facultad de Educación de UNIR y reconocido experto en la figura del escritor, nos invita a descubrir su cara menos conocida. “Como cervantista, siempre recomendaré la lectura del Quijote, pero en este año sugiero la lectura de alguna de las últimas novelas basadas en su biografía, especialmente La sombra de otro de Luis García Jambrina, que aporta una interpretación sorprendente de la agitada vida de nuestro autor más universal; o Misterioso asesinato en casa de Cervantes de Juan Eslava Galán, basado en el asunto Ezpeleta, protagonizado por una mujer audaz como pocas y escrito con el humor y la frescura inconfundibles del autor”, argumenta.

 

2. La noche de la Usina, de Eduardo Sacheri

La primera recomendación de la redacción de Aceprensa viene avalada por uno de los premios del año. “Galardonada con el premio Alfaguara 2016, la novela arranca la última noche de 1999 y se desarrolla en O’Connor, un pequeño pueblo de la provincia argentina de Buenos Aires. Allí se han reunido un grupo de amigos que deciden, con mucho idealismo y entusiasmo, invertir sus ahorros en rehabilitar una antigua granja. Sin embargo, los efectos del famoso ‘Corralito’ acaban con sus ilusiones y su dinero. Hasta que deciden crear una especie de comando de acción, en el que cada uno aporta sus habilidades, con el fin de recuperar el dinero perdido. Con sentido del humor y mucha ironía, Eduardo Sacheri hace una radiografía de la Argentina contemporánea”, reseñan.

 

3. El guardián de la flor de loto, de Andrés Pascual

Aunque hasta septiembre no podremos hincarle el diente a Taj, la última novela del escritor riojano y recientísimo premio Alfonso X El Sabio de Novela Histórica… Así que la profesora Myriam Ferreira nos propone otro de los títulos del director del Aula de Cultura de UNIR y Diario LA RIOJA, para ir matando el gusanillo. “Andrés Pascual es un autor prolífico cuyos libros transmiten aventuras apasionantes con un estilo sencillo pero cuidado. El guardián de la flor de loto nos lleva a una zona mucho menos cálida, el Nepal, donde el protagonista deberá resolver un misterio para poder proteger las tradiciones budistas y, a la vez, reencontrarse consigo mismo y con su familia”, resume.

 

4. Escucha la canción del viento y Pinball 1973, de Haruki Murakami

La primera recomendación del profesor Oriol Miró, del Máster de Enseñanza del Español como Lengua Extranjera (ELE), es obra del escritor japonés más conocido (y eterno favorito al Nobel de Literatura). “Lo recomiendo porque es a un tiempo ligero y de calidad, y porque recoge en un solo tomo las dos primeras novelas de uno de los escritores más internacionales del panorama literario actual; además, ahora que Tusquets acaba de anunciar la reedición del mítico ‘La caza del carnero salvaje’, conviene releer a este ya clásico contemporáneo para entender la evolución de su narrativa, además de para disfrutar del mejor realismo mágico actual.”

 

5. Tiempo de hielo, de Fred Vargas

“Es la última entrega de las aventuras del comisario Adamsberg, un personaje fascinante al frente de una brigada de policías en Francia a cuál más original y sorprendente que resuelve los casos movido por una intuición nada común. Además, y al igual que ocurre en todas las novelas de la serie, el trasfondo cultural y la originalidad del estilo ofrecen un atractivo adicional para el lector. Novela policiaca original y muy bien elaborada en el fondo y en la forma”, transmite el profesor Santiago López Navia, del Máster en Formación de Profesorado para Educación Secundaria.

 

6. Muerte de un hombre feliz, de Giorgio Fontana

Vía Aceprensa nos llega esta historia social italiana, con un proceso judicial lleno de suspense y por la historia personal del protagonista. “En los años ochenta se suceden los crímenes terroristas en Italia. El fiscal Giacomo Colnaghi, hijo de un obrero asesinado por los fascistas en los años cuarenta, investiga el asesinato de un cirujano de la Democracia Cristiana. El tema de fondo de esta novela es la justicia. El pasado familiar de Colnaghi, su trato con las víctimas de los brigadistas, los interrogatorios a los terroristas y su arraigada fe cristiana le llevan a reflexionar sobre el alcance de la ley humana, y cómo se relacionan con ella la piedad, la restitución del daño o el perdón”, apuntan.

 

7. Tom Sawyer, de Mark Twain

Un clásico, sí. Pero también un título imprescindible en tu bagaje cultural y por qué no para volver a ser un niño, como bien nos apunta la profesora del Grado de Humanidades, Myriam Ferreira. “Tom Sawyer es un libro que nos lleva a las orillas del río Mississippi, lento y perezoso pero a la vez lleno de ocasiones de aventuras. Allí conocemos a Tom, un muchacho travieso, supersticioso, aprovechado y desvergonzado, capaz de convencer a quien sea para pintar verjas, hacer trampas en concursos, fundar tribus indias… y hasta presenciar un asesinato en el cementerio”.

8. Ser feliz en Alaska, de Rafael Santandreu

Una buena elección para refrescarte las neuronas.”Santandreu, uno de los psicólogos más de moda nos ofrece pautas basadas en la psicología cognitiva para convertirnos en personas más sanas, felices y fuertes emocionalmente, y sacar la mejor versión de nosotros mismos. Santandreu ofrece un método ligero, fácil de leer y de entender, y mucho más que aprovechar”, apunta el profesor Oriol Miró.

 

9. La pequeña comunista que no sonreía nunca, de Lola Lafón

En año olímpico, desde Aceprensa nos invitan a leer esta novela con un enfoque innovador. “La escritora francesa investiga en la biografía de Nadia Comaneci, la niña que, a sus catorce años, consiguió en 1976, en las Olimpiadas de Montreal, el primer diez en la historia de la gimnasia artística (y del que recientemente se cumplió el cuarenta aniversario). Mezclando realidad y ficción, la autora cuenta los primeros años de Nadia como atleta, hasta su fuga de Rumanía en 1989, pocas semanas antes del fusilamiento del matrimonio Ceaucescu. Novela novedosa en su planteamiento, en que la autora se inmiscuye frecuentemente en el relato para contar el proceso de redacción de este libro y su ficticia relación con la protagonista. El resultado es una ingeniosa biografía que describe también la situación en la Rumanía comunista”, destacan.

 

10. Historia secreta del mundo, de Emilio Gavilanes

“Premio Setenil 2015, esta novela es un recorrido fascinante y originalísimo a través de algunos de los acontecimientos históricos, culturales, religiosos y naturales y de los personajes más significativos y variados de la historia universal, expresado en relatos breves que sorprenden por su capacidad de evocar y sugerir y que están escritos con un uso primoroso del lenguaje”, recomienda Santiago López Navia, profesor de la Facultad de Educación de UNIR.

 

11. El caso del hombre que murió riendo, de Tarquin Hall.

“En la India transcurre esta novela de misterio sobre un hombre que murió misteriosamente realizando una actividad de risoterapia. Una novela que va desgranando sus misterios pero te traslada a una trepidante India, con su deliciosa comida, su intenso calor y su desquiciante tráfico”. Sin duda, otra manera de viajar este verano, como señala risueña la profesora Ferreira.

 

12. El ruido del tiempo, de  Julian Barnes

Desde la redacción de Aceprensa nos recomienda el libro del inglés Barnes, donde escribe sobre la vida del famoso compositor ruso Dmitri Shostakóvich (1906-1975), uno de los más laureados por el régimen soviético. La novela se centra en sus relaciones con el poder y la actitud del músico ruso ante el control del arte y la cultura por parte de las autoridades soviéticas. Todo cambia en la vida de Shostakóvich cuando Stalin va a ver en Moscú una representación de su ópera Lady Macbeth de Mtsensk, que fue tachada de “formalista”, la peor crítica que podría recibir una obra de arte. Su nombre fue prohibido y su vida estuvo en peligro. Después de este incidente, Shostakóvich se replanteó qué debía hacer: ¿someterse a las sugerencias del poder o continuar su propio camino musical?

 

13. Mi familia y otros animales, de Gerald Durrell

Destino: Grecia, a principios del siglo XX.Gerald Durrell, conocido activista en favor de los animales, publicó este famosísimo libro donde contaba su niñez en Corfú, en villas rodeadas de coloridas flores, animales de todas las especies y manías, y una familia, cuando menos, peculiar. Pero claro, ¿quién podría actuar de modo normal con un niño que tiene como mascotas tortugas, salamandras, un ejército de perros y hasta escorpiones?” ¿Y quién no se anima a leer este must de la profesora Ferreira?

 

14. El secreto de la modelo extraviada, de Eduardo Mendoza

El último título del escritor barcelonés ―premio Planeta en 2010― es para el profesor Miró una lectura ideal para la época estival. “Es una novela detectivesca con mucho humor. El mejor Mendoza, que vuelve con su personaje más famoso, el detective anónimo. Incombustible y surrealista. Mendoza vuelve al humor con fuerza y recuperando el brío de sus mejores obras; para un verano lleno de risas, creo que esta novela no puede faltar”, argumenta convincente el docente del Máster de ELE.

 

15. Volando solo, de Roald Dahl

Ahora que estamos celebrando su centenario… ¿Cómo era el padre de Matilda o Charlie y la fábrica de chocolate? “En efecto, estamos celebrando el centenario del nacimiento de Roald Dahl quien, además de escribir sus famosos libros para niños, publicó también sus memorias, de las que el segundo volumen es Volando solo. Allí, Dahl recuerda su juventud en África, su ingreso en el ejército y sus primeras aventuras como piloto durante la Segunda Guerra Mundial. Trepidante, divertido, con un punto de humor negro… Muy Roald Dahl”, apunta acertada la profesora de UNIR.

 

16. Anna, de Niccolò Ammaniti

El profesor Oriol Miró nos deja esta apetecible reseña. “Uno de los autores más imprescindibles de la narrativa contemporánea, autor de los célebres Yo no tengo miedo o Te llevaré conmigo, vuelve en el 2016 con una historia apasionante, ambientada en Sicilia, y que mezcla la ciencia ficción más apocalíptica ―virus exterminador de la humanidad incluido― con la novela de crecimiento y aprendizaje que le ha hecho famoso. Una combinación apasionante que nos permitirá volver a la edad en que toda decisión era vivida como trascendental”.

 

17. Tintín, de Hergé

“Tintín es perfecto para el verano, ya que por muy periodista que sea, parece vivir en unas eternas vacaciones donde recorre el mundo entero de cabo a rabo. Pienso que el más “veraniego” de sus cómics sería El secreto del Unicornio, el mismo en el que se basó la película de Spielberg. ¿Quién no querría pasar el verano en un majestuoso barco de vela siguiendo la pista de un pirata para encontrar un fabuloso tesoro?” ¿Coincides con la elección de la profesora Ferrira? Y si te quedan más ganas de cómics, siempre nos quedará Corto Maltés.

 

18. La prueba, de Mado Martínez

Para fans de lo sobrenatural, el profesor Oriol Miró recomienda este libro del 2016. “Es una interesante recopilación de experiencias cercanas a la muerte (ECM) que se presenta como la prueba irrefutable de vida más allá de la vida despertará alivio, sorpresa y curiosidad por igual, más si se disfruta en las calurosas noches de verano. Una recopilación de testimonios de primera mano de personas que se han ido y han vuelto y que ahora nos cuentan qué han visto y vivido en el Más Allá. Imprescindible para los amantes del misterio y a los deseosos de saber”.

 

19. Tres hombres en una barca, de Jerome K. Jerome

“Tres hombres en una barca es un clásico británico que nos pasea por las orillas del Támesis a bordo de una barcaza llena de pasteles, pollo frío y esos manjares que tanto abundan en los libros ingleses. Pero lo mejor del libro son sus tres personajes, hipocondríacos, torpes hasta el extremo y además con una mala suerte que convertirá en una continua sucesión de desastres lo que prometían ser unas reparadoras vacaciones”.

20. La librería ambulante, de Christopher Morley

Y para libro vintage éste título que recomienda la coordinadora del Grado de Humanidades de UNIR ideal para para librófilos. La librería ambulante es un libro imprevisible, pero fascinante para cualquier persona que ame los libros. Todo empieza cuando Helen, un ama de casa de los Estados Unidos profundos, gruñona pero a la vez sorprendente, compra sin saber muy bien por qué un vagón convertido en librería a un pequeño librero pelirrojo con mucha labia. Giros inesperados, fascinación por los libros y bastantes sorpresas en un pequeño libro que arranca más de una sonrisa”, concluye la profesora Myriam Ferreira.

 

@MariaBarberoG