Un postgrado en DevOps que te cambia la vida

Hoy en día, el enfoque DevOps es ya fundamental para concebir el desarrollo de aplicaciones de cualquier tipo. Todos los pasos requieren la mayor agilidad posible y esto pasa por integrar los procesos y los equipos de programación con los de sistemas.

Acortar el proceso de lanzamiento al mercado de nuevos productos y la mejora continua de las aplicaciones se han convertido en una imperiosa necesidad. Y esto exige de este nuevo marco basado en el despliegue rápido y eficiente de código en la nube. Por eso, el Máster en DevOps, Cloud Computing y Automatización de Producción de Software de UNIR constituye una de las titulaciones con más proyección y que más puertas abre a sus estudiantes.

Ejemplo de ello es José Miguel Rodríguez Arias. Antes de comenzar a estudiar este postgrado, el joven llevaba ocho años trabajando en una empresa dedicada a la formación, consultoría y el desarrollo web, enfocado principalmente en el gestor de contenidos Drupal.

El entorno DevOps y el Cloud Computing le interesaban. “De forma autodidacta, empleaba parte de mi tiempo libre en estudiar y jugar con aquellas tecnologías que me iban a resultar útiles para las tareas del día a día, como desarrollador full-stack y administrador de sistemas”, apunta.

Formarse para crecer profesionalmente

Así tuvo su primer contacto con este mundo, si bien era consciente de que “si quería hacer las cosas bien, necesitaba una forma más metódica y ordenada de la que estaba siguiendo”.

Se matriculó en el Máster en DevOps, Cloud Computing y Automatización de Producción de Software de UNIR y completar estos estudios le ha cambiado la vida. “En el transcurso de ese postgrado, he cambiado a un trabajo en el que se valoraban competencias como estar familiarizado con el mundo DevOps y el Cloud Computing”, explica.

“Cursar este máster me ha servido para ser más capaz en mi puesto de trabajo y asumir nuevos retos aportando soluciones con tecnologías que hace unos meses solo conocía de oídas”, refiere. Está más que satisfecho con el resultado, si bien desde un principio sintió que a través de UNIR alcanzaría la oportunidad que andaba buscando. “Tanto el plan de estudios como la metodología que sigue esta Universidad fueron los dos pilares fundamentales en los que puse especial interés cuando estaba barajando alternativas similares en diferentes instituciones”, declara.

El tiempo no ha hecho sino demostrarle que había emprendido el camino adecuado.