Universidad Internacional de La Rioja

"La mejor decisión de este año ha sido apuntarme al programa Mentoring de UNIR"

A estas alturas del año, somos mayoría quienes soñamos despiertos con las cada vez más cercanas vacaciones en la playa, en un país lejano o en el pueblo de nuestros padres. Pero en el caso de Pablo Ruiz Ruiz, no ve la hora de subirse al avión que le llevará a su destino durante los próximos cuatro meses: la universidad de Harvard. Es allí donde trabajará, estudiará y aprenderá al máximo sobre las redes neuronales, cómo mejorarlas y hacerlas más rápidas. Toda una oportunidad para este joven madrileño de 24 años, flamante ganador de la “Beca excelencia” que otorgaba la I Convocatoria UNIR del International Mentoring Program.

Una iniciativa que ha sido posible gracias en gran medida al International Mentoring Foundation for the Advancement of Higher Education (IMFAHE) y en la que han tomado parte diez alumnos de la Escuela Superior de Ingeniería y Tecnología (ESIT) de UNIR. De ellos, Pablo Ruiz, estudiante del Máster Universitario en Análisis y Visualización de Datos Masivos/Visual Analytics & Big Data, ha sido el más destacado.

Toda una experiencia que este joven analista en Accenture asegura sin tapujos que ha sido “la mejor decisión que he tomado este año, la de apuntarme al Mentoring porque me ha ayudado muchísimo y la beca es una de las oportunidades de mi vida al abrirme las puertas a Harvard y todo lo que puedo aprender allí”.

Porque él lo tuvo claro desde el principio. Cuando conoció la existencia de este programa, no tuvo ninguna duda en postularse para ser uno de los diez elegidos. “No había tenido nunca ninguna experiencia de mentoring pero me habían hablado sobre lo bueno que es dejarte aconsejar y este programa te daba la oportunidad de hacerlo”, afirma con la alegría e ilusión resplandeciendo en su mirada.

También ayudó a ese interés el saber que los mentores proceden de instituciones de tal renombre como Harvard o el MIT. Sin duda, además de los foros, talleres y webinars, su mentor ha sido el punto más reseñable para Pablo. “Se llama Jonathan Romero, es un chico colombiano que está cursando el cuarto año de su doctorado en Harvard, químico también como yo y que me ha ayudado mucho”, sostiene. Tanto es así que, en los últimos seis meses, “gran parte de las decisiones tomadas las he consultado con él, y en gran medida, el que haya ganado la beca de Harvard ha sido gracias a su carta de recomendación; desde el primer día me dijo que tenía muchas posibilidades”.

Título novedoso

Para este alumno de UNIR su mentor ha sido “como si pudiera hablar conmigo mismo en cuatro años y en vez de cometer errores, me los dijera antes, me ha ayudado mucho y siempre. Él está donde yo quiero estar en el futuro y los consejos son los correctos porque se ha chocado con los obstáculos que tú vas a encontrar en breve”. No solo eso, sino que ha facilitado su trabajo de destino en el departamento que dirige Stratos Idreos. “En concreto, estaré con un doctorando suyo que ya me ha dicho que quiere que aproveche el tiempo”, sostiene haciendo referencia al amplio listado de artículos para leer y trabajar que ya le han facilitado.

Tanto es así que desde Harvard han solicitado que los tres meses de estancia que incluía la beca se transformaran en cuatro. “Al comprometerse ellos a pagar mi visado, se ha podido ampliar la duración y yo encantado, la verdad es que he tenido mucha suerte”, reconoce. No solo con esta oportunidad, sino también en su actual puesto de trabajo, donde le han concedido una excedencia que le permitirá aprovechar este espaldarazo formativo. “No sé qué puertas puede abrir Harvard, pero mi idea es volver y, todo lo aprendido, utilizarlo y seguir creciendo“, promete.

Trabajo al que ha contribuido en buena medida el Máster en Visual Analytics & Big Data, del que únicamente le falta presentar su TFM. “Quería un título que estuviera a la orden del día en esto y que enseñara qué se necesita el día de mañana para trabajar en esta área. Encontré el de UNIR, que me ha ayudado mucho en mi trabajo, porque al ser tan novedoso, poca gente lo tiene en su línea de currículum“, detalla.

“Como estaba cursando otra titulación, busqué un sitio que me permitiera realizarlo en dos años y UNIR me dejaba, era una de las condiciones fundamentales”, añade. Las clases online “que puedes ver tanto en directo como repetidas y la posibilidad de hacer exámenes en otros sitios porque he estado en Argentina de Erasmus y en Luxemburgo trabajando, también eran requisitos indispensables”. Gracias a todo ello, “no he perdido el hilo del Máster en ningún momento, también eran indispensables” y han contribuido a que “todo haya ido perfecto, ha sido la mejor decisión de estos dos últimos años”, concluye.