Contaminación medioambiental y problemas de salud, una relación a base de datos

Al igual que la conocida marca de turrón, Miriam Ugarte Querejeta regresa a casa por Navidad. Pero una vez pasados los festejos, ella sí se quedará en su hogar. Al menos durante el tiempo que necesite para llevar a buen puerto el doctorado aplicado a la industria 4.0 y enfocado en simulaciones de digital twins (réplicas digitales de objetos físicos) que va a realizar en la universidad de Mondragón.

Esta importante decisión, que supone despedirse de cinco años de estancia londinense, viene impulsada tras cursar el Máster Universitario en Análisis y Visualización de Datos Masivos de UNIR, cuyo Trabajo de Fin de Máster (TFM), ha tenido una gran y positiva acogida.

No es para menos, ya que la temática, en la que aborda la relación entre la contaminación del aire y los problemas de salud en localidades próximas a instalaciones de residuos peligrosos e incineradoras, invita a ello. El origen de esta iniciativa hay que buscarlo en la localidad natal de esta guipuzcoana de 27 años. “El País Vasco se ha caracterizado por su industria siderúrgica y metalúrgica. Además, en Bizkaia existe la planta de incineración de residuos de Zabalgarbi y hay otra en proyecto en Zubieta, Gipuzkoa”, contextualiza. Esta situación le provocó “cierta inquietud por estudiar la relación entre la industria pesada, la contaminación y las incidencias de cáncer”.

Tras su análisis y estudio, esta ingeniera de Telecomunicaciones constató que los parámetros PM10 (partículas sólidas o líquidas de polvo, cenizas, hollín, cemento o polen dispersas en la atmósfera) y del dióxido de nitrógeno NO2 “son más altos en la cercanía a ciertas plantas, mientras que el parámetro O3 resulta menor”. “Respecto a las incidencias de cáncer, ciertos tumores resultan mayores en la proximidad a ciertos complejos, realizando una clasificación categórica de la distancia en la que se establece un umbral de un área circular de cinco kilómetros, ciudades lejanas y cercanas”, añade.

Sus interesantes conclusiones sobre la calidad del aire han sido recogidas en un artículo publicado en la segunda conferencia de ICAI (International Conference on Applied) celebrada en Madrid. “No es lo habitual, me animó mi director del TFM, Ricardo Serafín Alonso”, agradece antes de reconocer que “causó interés y me han contactado estudiantes doctorales para aclarar ciertas inquietudes en torno a los datos, métricas y tecnologías utilizadas“.

“Abrir puertas en la industria”

Todo un motivo de orgullo para esta ingeniera técnica de diseño de soluciones de radiocomunicación, tarea que hasta hace escasos días desempeñaba en Inmarsat, una empresa de servicio móvil por satélite (MSS) ubicada en la capital británica . “Realizamos diseños a medida para las necesidades de los clientes. Elaboraba soluciones integrales: desde el diseño, y planificación hasta la instalación y el testo de la parte de telecomunicaciones”, detalla. Y como sus clientes eran globales, a menudo viajaba a Estados Unidos, Canadá, Medio Oriente y Europa. “Estaba muy contenta con el trabajo, tenemos muy buen equipo y un entorno multicultural”, ensalza sin poder evitar un toque de nostalgia.

Sin embargo, el ansia de mejorar y aspirar en su carrera profesional llamaba a su puerta y decidió estudiar el Máster de UNIR. “Para abrir puertas en la industria, sobre todo en estos tiempos donde la digitalización industrial está teniendo mucho auge”, asegura. La oportunidad de compaginar los estudios con su trabajo en Londres contribuyó a que no se lo pensara dos veces.

“Está enfocado para la gente que quiere compartir los estudios con el trabajo, ya que resulta muy ameno mediante el seguimiento continuo que se lleva a cabo”, agradece, con una mención especial para la asignatura de la Visualización de datos e Inteligencia Artificial. Y si bien a lo largo de dos años no siempre le resultó fácil compaginar el estudio con el trabajo y la vida social, el esfuerzo bien ha merecido la pena. “Me ha abierto puertas para realizar un doctorado en este entorno“, concluye de vuelta a casa. Por ahora.