Jueves, 27 junio 2019

Más allá del PIR: las salidas profesionales en Psicología que quizá no te habías planteado

“Y ahora, ¿qué va a ser de mi vida profesional?” Esta es una de las dudas que surgen al decidir qué rama profesional escoger para tu inserción al mercado laboral. En Psicología pocos se libran de esta incertidumbre. María Soria, directora del Grado en Psicología a distancia de UNIR, considera que “poca gente es consciente de la cantidad de opciones laborales que el Grado de Psicología permite en cuanto a su ejercicio profesional”.

Además, la experta recuerda que ocurre algo parecido a lo que pensamos de un médico. “Nadie se plantea a los médicos en acciones de investigación o de prevención, sino en la consulta. En cuanto al psicólogo, va por la misma línea. De alguna manera se asocia el ejercicio de la psicología con la parte clínica”.

En este sentido, la opción de acceder al título de Especialista en Psicología Clínica mediante el examen PIR (Psicólogo Interno Residente) es una de las más populares. Sin embargo, María Soria considera que “es difícil obtener una plaza PIR en España ya que la ratio de concurrencia es aproximadamente de entre 30-35 personas por plaza”, asegura.

En cualquier caso, para elegir la opción laboral que más te beneficie debes analizar qué te interesa realmente y conocer los requisitos necesarios para su desempeño. “A partir de ahí, se tomará la decisión más solvente”, comenta Soria. También explica que, desde UNIR, siempre plantean a los estudiantes todas las opciones disponibles, tanto en el momento de la bienvenida como a lo largo del grado.

“Procuramos ofrecer distintas perspectivas y que el alumno sopese todas las alternativas, ya que en muchos casos las descubren a lo largo del grado, cuando cursan una asignatura concreta”, explica la psicóloga.

10 opciones para trabajar en Psicología

Para arrojar algo de luz a esta cuestión inicial sobre tu futuro laboral, te presentamos diez alternativas a la psicología clínica:

– Actividad física y del deporte: los psicólogos de esta área se encargan de la asistencia a los deportistas, equipos, entrenadores y profesores. Su asesoría puede ser muy útil para potenciar los recursos personales del deportista. Además, ponen en marcha estrategias para mejorar la concentración, rendimiento y motivación.

 – Marketing y publicidad: esta área se dedica a la participación en estudios de mercado y evaluación. El psicólogo puede ser fundamental para investigar el comportamiento del consumidor. Así, ayuda al diseño de campañas de publicidad y valora la satisfacción del cliente.

– Recursos Humanos: se refiere a procesos de consultoría, de selección de personal, reclutamiento y desarrollo de personas. Es una de las salidas menos buscadas pero también la que más ofertas de empleo ofrece.

– Jurisdicción: en esta área se trabaja en la explicación, evaluación, y prevención de fenómenos psicológicos que influyen en el comportamiento legal de las personas. Aquí, las salidas profesionales son muy variadas: perito forense en el ámbito penal, instituciones penitenciarias, equipos psicosociales de Juzgados y Tribunales, e instituciones del gobierno, clínicas médico-forenses, así como en la atención a víctimas de delitos y mediación de conflictos.

Debes analizar qué te interesa realmente y conocer los requisitos necesarios para su desempeño.

– Intervención social y drogodependencias: el psicólogo se dedica a prevenir, tratar y mejorar la calidad de vida de las personas drogodependientes, dirigiendo terapias individuales o de grupo.

– Seguridad vial: se estudian los procesos involucrados en la conducción, como variables motivacionales y emocionales, factores cognitivos y posibles errores. El psicólogo evalúa la capacidad de la persona para conducir y otorga los certificados de aptitud.

– Psicología comunitaria: aquí el objetivo de estudio son los colectivos y/o comunidades a partir factores sociales y ambientales. El cometido es mejorar las condiciones de vida de las personas a partir del fortalecimiento de su comunidad.

– Educación: el profesional se encarga de la orientación y la intervención en el ámbito escolar. Se tratan las dificultades de aprendizaje y las necesidades educativas especiales de los alumnos.

– Investigación: el psicólogo puede trabajar como investigador en infinidad de proyectos de diversos ámbitos como la investigación clínica, educativa, de recursos humanos, de mercados, etc.

– Docencia y formación: se dedica a la docencia para adultos a través de procesos de formación interna en las empresas. Así, el psicólogo de una determinada organización puede gestionar un curso de formación de un nuevo programa destinado, por ejemplo, a los informáticos de la empresa. Además, puede medir el impacto que este programa tendría en la facturación de la empresa o en las aplicaciones adicionales que pudieran inventar dichos informáticos.

Otra función es evaluar el impacto de estos programas formativos en otras variables, como la motivación o el absentismo del personal. Así, se tratan el planteamiento, dirección, gestión y ejecución de planes para la mejora cualitativa del capital humano. También se incluyen en esta área cuestiones relacionadas con la inserción laboral, como la profesión del orientador.

No olvides que la formación constante es fundamental para tu desarrollo personal y profesional.

Para finalizar, no debes olvidar que la formación constante es fundamental para tu desarrollo personal y profesional. Esta es una de las claves para decidir con éxito tu futuro laboral. “El compromiso con la formación continua es ya una exigencia común a todas las profesiones y, desde luego, en el ámbito de la psicología es incuestionable”, asegura la psicóloga María Soria.

También recuerda la importancia de actualizar los conocimientos a lo largo del tiempo “porque si no se perderá competitividad en el mercado laboral. A partir de ahí, si uno tiene claro qué es lo que quiere hacer y qué requisitos necesita para ello, al final logra su objetivo”, concluye la experta.