Miércoles, 27 diciembre 2017

La ecografía en la atención primaria se abre paso por su gran utilidad sanitaria

Los grandes hospitales son la referencia sanitaria de un país, pero es en la atención primaria donde se aprecia la salud de ese país.

Los médicos de atención primaria son la vanguardia de la sanidad y precisan ser dotados de los mejores medios para su labor. Medios que suelen ser importantes en los grandes hospitales, pero habitualmente escasos o deficitarios en los centros de atención primaria.

La ecografía es una técnica de diagnóstico por la imagen que se está incorporando cada día más a la primera línea diagnóstica ya no sólo del radiólogo sino del médico de atención primaria. Se oye hablar desde hace años que la ecografía es el sustituto natural del fonendo o estetoscopio.

Para que este deseo sea realizable es prioritario que los centros de atención primaria dispongan de las posibilidades económicas para optar a la compra de aparatos de ultrasonidos en las consultas. Es esencial que los médicos de familia y algunos especialistas de área tengan un conocimiento valorable de la técnica de ultrasonidos.

No cabe duda que en un futuro próximo todos los especialistas que lo precisen tendrán a su disposición, en su consulta, un aparato de ultrasonidos, porque la rapidez, certeza y seguridad que ofrece esta técnica no tiene comparación con ninguna de las otras técnicas de diagnóstico por la imagen, alguna de ellas de presupuesto millonario.

En la actualidad, la ecografía es patrimonio de los especialistas de diagnóstico por la imagen o radiólogos, debido a su origen en la Radiología. Sólo algunas técnicas ecográficas han derivado a otros especialistas: la ecocardiografía, tanto superficial como endoesofágica,  a los cardiólogos, la ecoendoscopia a cirujanos o endoscopistas, la ecografía obstétrica y ginecológica a los ginecólogos en algún caso. Otras están en vías de ser captadas, como la ecografía musculoesquelética, empleadas por los reumatólogos, los traumatólogos, los médicos de urgencias, los anestesistas y los fisioterapeutas. De hecho, en algunos centros de Radiología ya la atienden técnicos especializados.

Sin duda es una técnica de imagen que ha hecho una expansión explosiva en todas las especialidades médicas, que debe ser adaptada a la misma a toda esa demanda. En concreto, en la atención primaria, el médico o cirujano debe realizar un entrenamiento técnico en las especialidades ecográficas que precise en su caso. Por ejemplo, el cirujano ha de tener nociones de ecografía abdominal: hepática, renal, pancreática, esplénica,….

Esta expansión antes mencionada desborda el tiempo asequible del médico en muchas ocasiones. En el caso de los radiólogos ya hace tiempo que nos desborda la demanda de ecografías de todo tipo. En algunos centros ya son técnicos especializados, no médicos, quienes realizan las pruebas o parte de ellas.

En una de las últimas reuniones de la Sociedad Española de Ultrasonidos, comprobamos que cada vez son más los miembros que apoyan la decisión de que los técnicos realicen pruebas de ecografía bajo la supervisión extemporánea de un médico responsable. De un rechazo frontal, esa posibilidad pasó en pocos años a ser apoyada por más del 80%.

Sólo con el paso del tiempo iremos viendo cual es la mejor praxis de la ecografía, pero sin duda los centros de atención primaria deben irse adaptando a esta exploración como todos nos hemos adaptado al teléfono móvil.