Viernes, 27 julio 2018

Esteban, el alumno UNIR que trabaja en la gestión de la farmacia del mejor hospital de Buenos Aires

Esteban Pablo Minardi era uno de los alumnos más felices en la ‘Graduación UNIR’ que se celebró en Logroño en abril de 2018. Después de meses de esfuerzo, en los que compaginó su trabajo en el hospital y el Máster en Seguridad del Paciente online, logró graduarse y afianzar su posición laboral en Argentina.

Licenciado en Farmacia, siempre ha estado ligado al ámbito hospitalario y la atención de los pacientes. Actualmente trabaja en el área ambulatoria del servicio de farmacia del prestigioso Hospital Italiano de Buenos Aires, considerado el mejor privado de la capital del país y el cuarto mejor de Latinoamérica debido a la acreditación de la Joint Commission Internacional (JCI)Allí, el alumno realiza “tareas inherentes a la atención e intervención farmacéutica sobre pacientes de baja, mediana y alta complejidad para asegurar la toma correcta y segura de la medicación indicada”, afirma en un descanso de su jornada.

Fue en 2016 cuando Esteban conoció UNIR. Buscaba una universidad que ofreciera “estudios oficiales y de calidad europea” para realizar una “maestría en el ámbito de las Ciencias de la Salud”. Comenzó a indagar en Internet y fueron dos motivos los que le llevaron a elegir, “entre la variedad de oferta académica de estudios”, el Máster Universitario en Gestión de la Seguridad Clínica del Paciente y Calidad de la Atención Sanitaria.

Buscaba una universidad que ofreciera “estudios oficiales y de calidad europea” para realizar una “maestría en el ámbito de las Ciencias de la Salud y así conocí UNIR”

Lo primero que le convenció fue “la metodología on line (en línea)” de UNIR, que le ha permitido compaginar la maestría con su vida personal y laboral. El segundo motivo, “la posibilidad de cumplir las instancias presenciales (prácticas) en mi país”.

“Ha sido una ardua tarea, pero muy satisfactoria y gratificante”,

De su etapa universitaria en UNIR, Esteban destaca “la disponibilidad de recursos educativos que me han brindado para cumplir los objetivos”, así como la “flexibilidad y la posibilidad de poder ver las clases impartidas por los profesores de las diferentes materias en directo o en diferido”. Esto le permitió estudiar “en los ratos libres de trabajo por la mañana, al llegar del trabajo por las noches y los fines de semana. Ha sido una ardua tarea, pero muy satisfactoria y gratificante”, recalca.

Esteban-minardi

Esteban estuvo siempre acompañado y guiado por Laura Rodríguez, su tutora: “El apoyo que me ha dado durante el curso y la ayuda para resolver problemas de índole administrativo, dudas con fechas de exámenes, envío de actividades o contacto con soporte técnico de la universidad, ha sido fundamental. El tutor personal es un recurso muy valioso a la hora de alcanzar las metas propuestas”, afirma.

Y también destaca a todo “el claustro de profesores que componen la maestría” por impartir sus clases de forma “completa, enriquecedora, con información útil y basada en la correcta toma de decisiones”. En este sentido, se muestra entusiasmado con “las clases impartidas por el Dr. Jesús Aranaz y la Dra. Teresa Bermejo, y  las define como “brillantes”.

Esteban se queda, especialmente, con dos asignaturas “porque es difícil poder elegir solo una”. Sus preferidas son Gestión del riesgo clínico e impacto social de los eventos adversos y Uso seguro del medicamento y la infección relacionada con la asistencia sanitaria. En ambas ”se evidencia que el trabajo sanitario acarrea riesgo para el paciente que el profesional debe saber gestionar, disminuir y evitar”. Estas materias le han ha servido en su trabajo para “tener ideas que han sido innovadoras a la hora de implementar medidas que aumenten la comunicación en el equipo de trabajo y la seguridad de procesos sanitarios”.

Un gratificante presente laboral

Una vez graduado, el alumno ya puede aplicar sus nuevas competencias en el trabajo. “El Máster me ha otorgado herramientas útiles en gestión de los recursos sanitarios disponibles, ideas para poder elaborar procedimientos que sirvan para gestionar el riesgo los pacientes y tratar que los mismos no se repitan e impacten negativamente en ellos”.

“El Máster me ha otorgado herramientas útiles en gestión de los recursos sanitarios disponibles e ideas para poder elaborar procedimientos que sirvan para gestionar el riesgo los pacientes”

Esteban, que también participa en el  en el grupo de farmacovigilancia del hospital bonaerense y realiza actividades docentes en el Departamento de Farmacología y Toxicología del Instituto Universitario del Hospital Italiano, se muestra muy satisfecho porque ahora puede “elaborar estrategias para la mejora en la comunicación grupal y en el liderazgo con foco centrado en la calidad de la atención sanitaria brindada a los mismos a los pacientes”.

El Máster también le ha permitido mejorar en otra de sus áreas de trabajo, la atención primaria: “Es muy interesante el poder educar a los pacientes respecto al tipo de medicamento que se le está administrando”. Como uno de los farmacéuticos responsables de la farmacia del hospital, se encarga de que conozcan “de forma correcta la toma de los mismos, sus posibles efectos adversos, etcétera. Esta estrategia otorga un aumento en la seguridad y empodera al paciente”, afirma.