Miércoles, 25 marzo 2020

¿Cómo ser coach? Requisitos para ser un experto en coaching

Entrenador emocional, coach nutricional, mentoringYa nadie se sorprende cuando escucha términos de este tipo en reportajes sobre cantantes y deportistas de élite, pues ya hace años que estos recurren a los servicios de un coach para alcanzar su desarrollo personal y profesional. Las librerías están repletas de manuales sobre cómo ser tu propio coach. Incluso hay personajes famosos, como la actriz Norma Ruiz o la escritora Lucía Etxebarría, que ofrecen coaching a otros profesionales de su gremio. Sin embargo, no todo el mundo tiene muy claro en qué consiste exactamente el coaching. ¿Es una especie de terapia? ¿Un coach es un psicólogo o…  algo parecido a un tutor? ¿Cómo ser coach? En UNIR abordamos en qué consiste el coaching, cuáles son las cualidades de un coach y qué formación necesitas para serlo.

Especialízate

El Grado en Psicología ofrece las competencias fundamentales para este tipo de profesional. Si bien es cierto que el mercado está repleto de cursos de experto en coaching para entrenadores, directivos, educadores… —y muchos de ellos no exigen haber cursado la carrera—, esta titulación superior es lo que se necesita para un buen ejercicio del coach. 

 

 

Una vez obtenida esta titulación, sí es requisito indispensable completarla con un curso especializado en coaching, siempre certificado, y que cuente con ejercicio práctico supervisado. Por ejemplo, la Asociación Española de Coaching (ASESCO) exige un mínimo de 50 horas de práctica y 30 sesiones de coach para la certificación de programas en coaching. Esta certificación la otorga una entidad oficial —como la ya mencionada—, universidades, la International Coach Federation o los Colegios Oficiales de psicólogos.

Tal y como se comentó al principio, el mundo del coaching está muy de moda, un hecho que permite a sus profesionales elegir entre una infinidad de especialidades: coach laboral o corporativo, coach deportivo, coach familiar… Aquellos con vocación docente, también pueden dedicarse a la formación de coach para ser “entrenador de entrenadores”.

 

 

Pero, ¿qué es exactamente un coach?

Popularmente se asocia el coaching a conceptos como asesoramiento, consultoría, entrenamiento, orientación… Sin que ninguno de ellos se ajuste exactamente a las funciones de este tipo de profesional.

John Whitmore (1937-2017), pionero en este movimiento y autor del superventas Coaching: El método para mejorar el rendimiento de las personas, defendía que la finalidad del coaching no es otra que liberar el potencial de una persona para incrementar su rendimiento. Por lo tanto, la función del coach es ayudar al otro a descubrir esos potenciales.

De acuerdo con el autor, un coach ni enseña ni aconseja. Acompaña y guía al cliente durante ese proceso de conocerse a sí mismo, de descubrir sus puntos fuertes y débiles, de focalizar las metas que quiere conseguir, ya sea en su vida personal como laboral.

 

 

No obstante, y debido al intrusismo en esta profesión, los psicólogos coach abogan que el auténtico coaching va más allá de guiar o asesorar al individuo. Su objetivo es que un individuo (o grupo) alcance su desarrollo profesional y personal.

En ese crecimiento personal intervienen procesos psicológicos, como el aprendizaje, la atención, la memoria, la gestión de emociones y motivaciones, los pensamientos… Por lo tanto, el coaching necesita la metodología científica que ofrece la Psicología tanto para la evaluación como la intervención del cliente. Recursos y técnicas basadas en los fundamentos de Psicología conductual, cognitiva, gestáltica…