El doctor Vicente Soriano en el Congreso celebrado en Taormina.

Lunes, 22 octubre 2018

Alerta por la transmisión de la hepatitis B de forma oculta

El virus de la hepatitis B (VHB) es responsable de la infección crónica viral más frecuente en el mundo, por delante del papilomavirus, el virus de la hepatitis C, o el VIH (sida). Se cobra cada año la vida de cerca de un millón de personas en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 2.000 millones de personas se han expuesto al VHB, de 7.700 millones que habitamos el planeta. Esto a pesar de existir una vacuna preventiva eficaz desde hace más de 30 años.

Una de las amenazas más graves es la transmisión de la hepatitis B a partir de personas con infección oculta (OBI, Occult B Infection, por sus siglas en inglés). Estos individuos replican el virus y tienen viremia detectable, pero no tienen HBsAg (antígeno de superficie del virus de la hepatitis B)  en la sangre, que hasta ahora era el marcador clásico de hepatitis crónica B.

La relevancia de los casos más recientes de este tipo de transmisión, por OBI, fue abordada por la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL, European Association for the Study of the Liver) en un congreso especial en Taormina, Italia, durante los  días 1 y 2 de octubre de 2018.

Se han descrito hepatitis agudas B en receptores de transfusiones de donantes con OBI, así como en trasplantados con órganos de individuos con infección oculta.

Por otro lado, se comunicaron en el Congreso de Taormina reactivaciones del virus B en sujetos con OBI, que inician tratamiento inmunosupresor por cualquier motivo (artritis reumatoide, cánceres, etc).

En el panel de ponentes expertos en torno a la problemática del OBI figuraba el Dr. Vicente Soriano, de la Facultad de Ciencias de la Salud de UNIR, único representante de España.

Su conferencia fue sobre OBI en poblaciones especiales de inmunodeprimidos, como los infectados por VIH.

El Programa de Actualización profesional sobre Infecciones de Transmisión Sexual de UNIR incluirá por primera vez en una universidad española la Occult B Infection.

Se refirió al riesgo de enfermedad hepática en portadores de OBI y a las posibilidades de transmisión por vía sexual.  En este sentido, señaló que a finales de año se impartirá para España y América Latina un curso pionero online de infecciones de transmisión sexual. El Programa de Actualización profesional sobre Infecciones de Transmisión Sexual de UNIR incluirá por primera vez en una universidad española la Occult B Infection.

Un nuevo escenario

A la vista de los datos presentados en la reunión, la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) propone un nuevo escenario para la historia natural de la hepatitis B, subrayando que todas las personas que se han expuesto al VHB deberían ser consideradas como portadoras del virus para toda la vida.

Aunque muchas desarrollan inmunidad (anticuerpos) y no tienen complicaciones, el subgrupo con OBI replica el virus a bajo nivel. Algunos podrían desarrollar cirrosis y cáncer de hígado, además de poder transmitirlo a otros, también por vía sexual.

Este último grupo de pacientes eran conocidos como portadores del antígeno de superficie (HBsAg) y sólo a ellos se les consideraba como hepatitis crónica B, unos 300 millones en el mundo.