Solicita información

Los comités de ética asistencial, un apoyo para la asistencia clínica

El comité de ética asistencial es un órgano consultivo que asesora frente a posibles conflictos éticos en el ámbito sanitario durante la práctica clínica asistencial.

Los primeros comités de ética asistencial (CEA) echaron a andar a mediados del siglo XX en Estados Unidos. En España, el primero que vio la luz fue en 1974, en el Hospital San Juan de Dios de Barcelona —en la inauguración del Departamento de Obstetricia y Ginecología— para solucionar posibles casos conflictivos desde una visión ética. A partir de ese momento, se fueron constituyendo CEA en varios hospitales españoles, aunque fue en los años 90 cuando hubo una mayor proliferación.

En la actualidad, casi todas las comunidades autónomas cuentan con normativas sobre el tema y existen CEA no solo en los hospitales, sino también en algunos servicios de Atención Primaria.

¿Qué son los comités de ética asistencial?

Los comités de ética asistencial son órganos consultivos, interdisciplinares, y de deliberación creados para analizar y asesorar frente a los posibles conflictos éticos que pudieran surgir en el devenir del ámbito sanitario, al servicio del profesional sanitario y de los usuarios, con el fin de humanizar la asistencia sanitaria.

Su objetivo: mejorar la dimensión ética de la práctica clínica y la calidad de la asistencia sanitaria. Son, además, independientes de cualquier órgano institucional, así como aconfesionales. Su composición y funciones están reguladas por las diferentes normativas autonómicas y pueden constituirse comités de ética asistencial tanto en instituciones públicas como en las privadas.

comite-etica-asistencial

Entre las funciones de los CEA, también reguladas por comunidades autónomas, se encuentran:

  • Plantear protocolos y guías de actuación ante situaciones donde puedan surgir conflictos éticos de manera reiterada u ocasional.
  • Colaborar en la formación en bioética entre los profesionales del hospital, y específicamente de los miembros del comité.
  • Asesorar y facilitar el proceso de la toma de decisión clínica en aquellas situaciones que plantean conflictos éticos entre sus intervinientes.
  • Proteger los derechos de los pacientes e impulsar que la asistencia y su entorno sean lo más humanos posible.
  • Respetar la dignidad de todas aquellas personas que participan en la relación asistencial.

En cambio, no forman parte de sus tareas: la promoción de acciones jurídicas directas en relación con las personas o la institución, ni la proposición de sanciones, ni tampoco la realización de juicios sobre la ética profesional o las conductas del personal sanitario, de los pacientes, ni tampoco la toma de decisiones vinculantes. No es misión de los CEA tampoco el emitir informes o asesorar si el interesado presentase una queja o reclamación judicial o administrativa.

Cabe recordar que los miembros de un CEA deben poder realizar su tarea sin presiones ni injerencias de ningún tipo, con plena objetividad, a la hora de analizar todos los elementos que concurren en la revisión del caso clínico o del proyecto de investigación.

¿Cómo funcionan los comités de ética asistencial?

Ante cada caso clínico, sobre el que puede solicitar asesoramiento tanto un profesional sanitario como un paciente, el diálogo y la deliberación constituyen su metodología de trabajo característica, según explica la Organización Médica Colegial.

Es aconsejable intentar alcanzar el consenso como fórmula para la toma de decisiones, aunque en ocasiones alcanzar una resolución válida y aceptada por todos no es posible, de forma que la decisión se adoptará por mayoría de pareceres.

comite-etica-asistencial

¿Quiénes componen los CEA?

Aunque depende de la comunidad autónoma, deben formar parte de estos Comités de ética asistencial, por regla general, un grupo interdisciplinar de profesionales sanitarios (médicos, enfermeras, psicólogos, farmacólogos, expertos en investigación biomédica), preferiblemente que cuente con formación y experiencia en bioética.

Igualmente, entre sus miembros se contempla la figura de un licenciado en derecho o titulado superior con conocimientos de legislación sanitaria; así como una persona ajena al centro y al ámbito sanitario, entre otros. En el caso de que en el centro existiera un Comité Ético de Investigación Clínica o Servicio de Atención al Usuario, también uno de sus miembros suele formar parte de los CEA.

La importancia de los comités de ética asistencial

Según destaca la Organización Médica Colegial (OMC), la complejidad asistencial actual en el ámbito sanitario hace necesaria la creación de los CEA, propiciada por los avances científicos, que han supuesto la aparición de técnicas cada vez más complejas, donde son cada vez más frecuentes situaciones en las que no es fácil saber cual es la decisión más adecuada.

A menudo se plantean dificultades relacionadas con la justicia social, qué pacientes deben recibir qué cuidados —cuando los medios son limitados, o la eficacia y la eficiencia no están claras—, o bien el problema surge porque los criterios de diferentes profesionales difieren entre sí.

En cualquier caso, la OMC indica que la relación médica ha ganado en riqueza y pluralidad al producirse un reconocimiento paulatino cada vez mayor de la autonomía de cada paciente, y de su capacidad y obligación de tomar decisiones propias sobre sus cuidados de salud: “Es por ello por lo que la atención médica es cada vez más amplia, e implica a un mayor número de actores, en los que el médico debe tener un papel especial, pero ya no único o hegemónico”.

Títulos que te pueden interesar

Noticias relacionadas

Docencia 100% online

Nuestra metodología te permite estudiar sin desplazarte mediante un modelo de aprendizaje personalizado

Clases en directo

Nuestros profesores imparten 1600 horas de clases online a la semana. Puedes asistir en directo o verlas en otro momento.

Tutor personal

En UNIR nunca estarás solo. Un tutor personal realizará un seguimiento individualizado y te ayudará en todo lo que necesites.

La recompensa al esfuerzo

Nuestra vida académica y social

Acompañamiento personalizado