Inmigración

¿Qué impacto tienen los alumnos no nativos en los resultados?

P ISA estudia el nivel educativo de los alumnos de 15 años diferenciando entre nativos e inmigrantes. La media de los países de la OCDE es del 11,2% de alumnos inmigrantes mientras que en la UE son un 9,9%. Sin embargo, la proporción varía mucho de unos países a otros: mientras que en EEUU, Canadá, Australia o Suiza la media de inmigrantes supera el 20%, hay otros países como Japón, Corea, Chile, Turquía o Polonia donde el porcentaje no llega al 1%.

En la OCDE, el alumno inmigrante obtiene en matemáticas una media de 37 puntos menos que el alumno nativo (463 frente a 500 puntos). En la UE esa diferencia es de 30 puntos. En España, la diferencia es mayor: 52 puntos entre los 491 de los nativos y los 439 de inmigrantes.

Finlandia, con una tasa del 3,3% de inmigrantes, obtiene una diferencia de 84 puntos a favor de los nativos. Otros países con notables diferencias entre unos estudiantes y otros son México (73 puntos y 1% de inmigrantes); Francia (67 puntos y 14,8% de inmigrantes) y Dinamarca (66 puntos y 9% de inmigrantes).

España tiene un 9,9% de estudiantes inmigrantes. En la OCDE hay 11,2%.

Audioguía

H ay países donde la integración de los inmigrantes en el aula es muy elevada. En Irlanda, por ejemplo, representan el 10% del total, pero no existen diferencias significativas entre su resultado y el de los nativos. Las diferencias son también casi inexistentes en Canadá (con un 29,5% de inmigrantes) o Chile (0,9%).

También hay países donde la población inmigrante presenta resultados educativos mejores que el alumnado nativo. Por ejemplo en Hungría, los alumnos inmigrantes (1,7%) obtienen 31 puntos más que los nativos. En Australia, con un 22,7% de inmigrantes, la diferencia de puntuación a su favor es de 25 puntos.

  • España tiene un 9,9% de estudiantes inmigrantes. En la OCDE hay un 11,2%.
  • Los estudiantes inmigrantes en Finlandia obtienen 84 puntos menos que los nativos.
  • En Australia, los inmigrantes obtienen 25 puntos más que los nativos.

E n España, el número de inmigrantes supone un 10% del total de estudiantes. La proporción varía de unas comunidades a otras: en Baleares, uno de cada cinco alumnos es inmigrante. La Rioja (18%), Madrid (16%) y Navarra (15%) también tienen porcentajes elevados. Por el contrario, Andalucía y Extremadura, con un 3% de alumnos no originarios de España, son las que presentan una proporción menor.

En todas las comunidades autónomas, los estudiantes nativos obtienen una puntuación superior a la de aquellos de origen inmigrante. Andalucía y Extremadura son las regiones en las que existe una menor diferencia de puntuación entre inmigrantes y nativos, 40 y 43 puntos, respectivamente.

Por otra parte, según el informe PISA, si descontamos el impacto socioeconómico de los alumnos, tienden a igualarse los resultados de nativos e inmigrantes. Por tanto, el índice socioeconómico afecta positivamente a los alumnos nativos más que a los inmigrantes.

En cuanto a la evolución de los inmigrantes, desde 2003 se ha triplicado el porcentaje de estudiantes inmigrantes. En la OCDE, también se ha multiplicado desde el 3,4% de alumnos inmigrantes en 2003 al 9,9% en 2012. En la OCDE, también se ha multiplicado desde el 3,4% de alumnos inmigrantes en 2003 al 9,9% en 2012.

Durante el periodo 2000-2009, más de una cuarta parte de la caída en las puntuaciones en lectura podría asociarse al incremento del peso de los estudiantes nacidos en el extranjero. Respecto al periodo más reciente, 2009-2012, la puntuación de España habría tenido un ascenso de 8,8 puntos.