El blog de José Fernando Calderero

24 agosto 2017

Preguntarse sobre cómo van a ser los profesores en un futuro, muy próximo, equivale a plantearse algunas cuestiones sobre las necesidades educativas de los alumnos que tienen que atender. Una primera incógnita que hay que despejar es si seguirán haciendo falta profesores o la educación entrará en una dinámica selfie en la que cada usuario autoadministrará su formación.