El blog de Jesús Pérez Abadía

Cada vez más, los consumidores demandan más de las marcas: en líneas generales esperan más, asumen mayor complejidad en la venta y sobre todo desean que todo se oriente a su perfil. Ofrecer información ya no vale, el eslogan adecuado ya no vale; ahora la complejidad es el centro, todo se ha enredado.