Viernes, 11 mayo 2018

Roberto Goñi, tutor en UNIR del Máster de guion audiovisual, elegido en el Pitchbox Film Market Hub

Roberto Goñi es tutor profesional de prácticas en el Master de guion audiovisual de UNIR y además, guionista con una amplia y reconocida trayectoria. En la actualidad escribe en la serie de TVE Servir y proteger, pero también ha trabajado en series como Amar es para siempre (Antena 3), Gran Reserva. El Origen (TVE) o Yo soy Bea (Tele 5). 

Los tutores profesionales orientan de forma individual la escritura del alumno en el desarrollo un guion de corto, piloto de serie, webserie o documental. Se trata siempre de guionistas profesionalmente en activo, que acompañan paso a paso al alumno en este proceso de escritura. 

Roberto está de enhorabuena porque su proyecto de largometraje Dos amigas, ha sido seleccionado para el 5ºPitchbox. El pitchbox es una iniciativa de la plataforma de promoción de proyectos audiovisuales Film Market Hub, en la que una selección de diez proyectos es presentada en un pitch ante cadenas y productoras de televisión. Se da la feliz circunstancia de que este es el segundo proyecto de Roberto Goñi en ser seleccionado para un pitch. En febrero de este mismo año, su serie La otra vida, acudió al Barcelona Film & TV Market invitado también por la misma plataforma. 

Este tipo de iniciativas son cada vez más comunes en la industria y esta es la razón de que el Máster de guion de UNIR prepare también a sus alumnos con un pitch que se celebra anualmente ante un grupo de productoras audiovisuales y al que acude una selección de los mejores proyectos de cada promoción. 

Hemos hablado con Roberto para expresarle nuestra alegría por su selección y para que nos cuente cómo la afronta.  

 

¿Cuál es tu secreto para haber sido seleccionado dos veces? 

La verdad es que no lo sé, porque son dos proyectos muy diferentes. En el caso de Dos amigas, es un proyecto que he escrito junto con Laura Molpeceres y Raquel Márquez. Estábamos muy contentos con el guion, pero uno nunca sabe cómo es percibido por otras personas. Por poner un ejemplo, este proyecto también lo habíamos presentado a otra convocatoria de Film Market y no había sido seleccionado. A pesar de ello, y como nuestra historia nos gusta mucho, hemos seguido presentándola. Quizá esa sea la clave: creer en tu material, trabajar mucho en él y seguir insistiendo.  

Otro factor que comparten ambos proyectos es el hecho de ser viables a nivel de producción. En el caso de la película estamos hablando de una historia con muy pocos personajes y localizaciones. Además, el género también es atractivo, ya que se trata de una comedia de enredo muy divertida y fácil de leer.  

 

¿Y hay algún otro elemento de venta que pudieras destacar como importante a la hora de vender estos dos proyectos? 

Quizá el high concept. Dos Amigas tiene un high concept claro y llamativo que sirve como primer enganche y que puede que haya ayudado a estar donde está.  

En el caso de La otra vida, se trata de un proyecto con un concepto más complejo, distinto. Lo que ocurre es que, ahora mismo, en el caso de las series, se está buscando la diferencia, estamos viviendo una eclosión de proyectos arriesgados y novedosos y, en ese sentido, creo que por eso ha casado bien.  

dos-amigas

 

¿Cómo estáis preparando el pitch? 

Estamos trabajando mucho en ello. Por un lado, estamos preparando y ensayando el pitch presencial en el que, por supuesto, contaremos la historia e intentaremos poner en valor sus puntos más fuertes.  

Por otra parte, también estamos preparando una especie de flyer que resuma de una forma visual y atractiva nuestra película. Son varios los proyectos que se van a presentar en este 5º pitchbox y, más que un dosier de venta, nos han pedido que llevemos un documento de estas características, algo que no ocupe más de una página, para que los productores no tengan que leer un exceso de material. El flyer sirve para que tengan a mano los datos fundamentales y, si les interesa, pidan el guion o cualquier otro material complementario.  

 

¿Cómo es trabajar en equipo? ¿Te resulta más o menos fácil que trabajar solo? 

Me gustan las dos cosas. Si hablamos de Dos amigas en concreto, sí que sentía que tenía que escribirlo con una guionista mujer. Es verdad que los guionistas debemos ser capaces de ponernos en la piel de cualquier personaje, pero para esta historia sentía que aportaban un punto de vista imprescindible. Además de eso, tanto Raquel como Laura son muy buenas en comedia, algo que también era fundamental. Trabajando en equipo siempre salen cosas a las que, quizá uno solo, jamás hubiera llegado. 

La otra vida, en cambio, la escribí en solitario, que también me gusta. Tiene como ventaja que puedes escribir cuando quieras y sin tener que atenerte a unos horarios en los que coincidir con tus compañeros. Uno mismo marca el ritmo de escritura.  

 

Por último ¿Qué esperas de este 5º pitch box? ¿Qué te parecen este tipo de iniciativas? 

Son una gran oportunidad. El próximo 22 de mayo, vamos a presentar Dos amigas ante la mayoría de las cadenas generalistas de este país y ante un buen número de productoras. Eso es lo que precisamente deseas cuando terminas un guion y te asalta la pregunta de: y ahora, ¿qué hago con esto?, ¿a quien se lo enseño? En ese sentido es una oportunidad única y está muy bien que iniciativas así proliferen, que haya puentes entre los guionistas y las productoras y las cadenas. 

Por otra parte, el solo hecho de haber sido seleccionado, ya pone un sello de calidad en tu proyecto, es sinónimo de haber pasado una criba y de que tu historia puede merecer la pena y por tanto haya gente que quiera leerla y valorarla para su producción.