Viernes, 11 mayo 2018

'Love data driven Marketing': la fórmula para exprimir los datos y llegar mejor al cliente

Son las ocho de la mañana de un domingo que amanece soleado, salgo de la cama y me pongo las zapatillas de inmediato para obligarme a ir a correr. Mi mujer duerme, y en la habitación de al lado, mi hija de 16 años hace lo mismo. Trato de no hacer ruido y llego al baño, pues no quiero despertar a ninguna de las dos.

Tomando un café en la cocina reviso mi correo en el móvil. Me pregunto cómo podía vivir antes sin este cacharro. Leo cosas de la oficina, una publicidad de Amazon sobre ropa de bebé, un chiste que me mandó mi suegro; en fin, nada que atender de inmediato. Es el momento de salir a correr.

Mientras corro, voy pensando en cómo poder mejorar las ventas de la compañía. A pesar de haber sido un año bueno, hay que hacer cosas nuevas que generen más negocio, debo poner más foco en el cliente y así estoy seguro que lo lograré. Eso del Customer Experience está muy de moda.

Llego a casa 90 minutos después. Vaya paliza me he pegado. Hay cosas en el buzón. Las saco para leerlas después: recibos de los servicios, una publicidad de Cocinando Recuerdos (una empresa de catering) y una de cursos de preparación al parto. Mientras entro a casa me río por lo inconexa de la información que recibo por correo. Pero al llegar a la cocina me encuentro a mi mujer y mi hija con una cara que me borra la sonrisa por completo.

¿Qué pasa? – Pregunto, y mi mujer me dice, ‘mejor siéntate’.

Y acto seguido mi niña me dice: ‘Papá estoy embarazada’.

No os cuento la discusión, pues no viene al caso, pero duró tres horas. Decido ir a tomarme café en la cafetería de al lado de mi casa. Mientras tanto, veo Facebook en mi teléfono, consternado sin saber qué hacer. Entonces me aparece otra publicidad de Amazon de ropa de bebés. Ahora sí lo entiendo todo.

Estoy viviendo en un mundo en que las empresas usan para mejorar sus ventas la ecuación Marketing + Data Driven. Está es la razón que explica el email de Amazon y el curso de preparación al parto. La próxima semana cumplo años, y hasta la publicidad del catering cobra sentido.

Las empresas saben que los datos de sus clientes son sus principales activos, pero en muchos casos no son capaces de diferenciar entre los datos de calidad y aquellos que no les sirven. Es ahí donde el Data Driven Marketing cobra valor, pues permite exprimir los datos de manera más efectiva y mostrar a tu cliente una experiencia más adecuada a sus necesidades. Aunque como en mi caso sea el último en enterarse.  La base de todo son los datos, así que tenlo en cuenta la próxima vez que abras tu buzón de correos.