Jueves, 22 febrero 2018

Aprende a escribir una sinopsis audiovisual con estos tres maravillosos ejemplos 

En el post anterior dimos algunos consejos para escribir una buena sinopsis de un proyecto audiovisual, pero para poder comprender mejor estas sugerencias es importante que se apoyen en algunos ejemplos. Vamos a analizar tres sinopsis con el objetivo de advertir sus características, su técnica y su estructura. Corresponden a un documental, un largometraje y una serie de televisión. Eso sí, antes de continuar, debemos advertir de que en todas ellas se desvelan partes importantes de los argumentos correspondientes.  

 Chris Gethard: Carrera y suicidio

Esta primera sinopsis que analizamos es muy corta y corresponde a un documental poco conocido por estos lares, que cuenta la vida de un cómico estadounidense: 

“Una comedia sobre la depresión, el alcoholismo, el suicidio y las otras cosas divertidas de la vida. Gethard no esconde nada mientras bucea en sus experiencias con la enfermedad mental y la psiquiatría, encontrando la esperanza en los lugares más extraños”. 

 Esta breve sinopsis cumple con casi todos los consejos que dimos en el post anterior. En primer lugar, está escrita de tal modo que el género se sugiere en la primera frase. Nos damos cuenta de que es una comedia cuando une la depresión, el alcoholismo y el suicidio con las otras cosas divertidas de la vida. Solo una comedia podría hacerlo. Es cierto que el tono parece amargo e irónico, pero hilarante al fin y al cabo. 

 En segundo lugar, argumento y estructura están presentes. El planteamiento, el nudo y el desenlace se distinguen sin problema: 

– Planteamiento: Gethard sufre depresión, alcoholismo y probablemente se ha intentado suicidar 

– Nudo: Bucea en sus experiencias  – 

– Desenlace: Encuentra la esperanza en los lugares más extraños. 

 Por último, la descripción del personaje también está implícita en esta pequeña sinopsis, ya que sabemos que Gethard es alguien que no esconde nada y que es capaz de bucear en cuestiones dolorosas.  

En definitiva, una buena sinopsis: No se puede contar, no se puede sugerir más con menos. 

 El silencio de los corderos 

Seguimos con una sinopsis algo más larga. En esta ocasión, de un largometraje clásico y muy conocido. 

“El Silencio de los Corderos narra la tortuosa relación que se establece entre Clarice Starling, una brillante y ambiciosa joven que está a punto de graduarse como agente del FBI, y Hannibal Lecter un psicópata de inteligencia extraordinaria que está encerrado en una prisión de máxima seguridad. 

El motivo de sus encuentros es un asesino en serie apodado Buffalo Bill, que mutila y mata a mujeres después de retenerlas secuestradas durante varios días. La policía no ha conseguido detenerle hasta ahora. Mientras, Buffalo Bill está perfeccionando sus asesinatos en una macabra carrera que desemboca en el secuestro de la hija de una senadora.    

Hannibal posee información sobre este asesino y Clarice, estableciendo una especie de juego de ajedrez, intenta sonsacársela. En este juego Hannibal da pistas de lo que sabe a cambio de que Clarice le hable de su pasado oculto, algo que al psicópata le proporciona un placer infinito. 

Tras servir el último indicio a Clarice, Hannibal consigue escapar de su encierro, no sin antes cometer, él mismo, un macabro asesinato. Gracias a esta pista, ella consigue atrapar a Buffalo Bill antes de que ejecute a su última víctima. Pero a pesar de este éxito, Clarice no podrá jamás volver a ser la misma. Su relación con Hannibal la ha cambiado para siempre”. 

 En la entrada anterior, se mencionaba la sencillez como uno de los aspectos más importantes de una sinopsis efectiva. En este caso, podemos ver que, a pesar de que El silencio de los Corderos es una película compleja, en la que ocurren muchas cosas, la narración de los hechos prácticamente se atiene a la relación entre los dos personajes protagonistas y la serie de asesinatos que se investiga. Hay circunstancias y personajes importantes que ni siquiera son mencionados. Y no se echa en falta porque solo entorpecerían la narración. 

 Por otra parte, tal y como comentamos, el comienzo en una sinopsis es muy importante y en esta ocasión, el primer párrafo funciona casi como la obertura de una sinfonía que adelanta el contenido total de la historia. También sirve para presentar a los personajes y establecer el tono al hablar de relación tortuosa y de asesinos en serie. 

 Por último, los elementos más importantes de la estructura observamos que están presentes: El detonante de la historia, que consiste en la necesidad de detener los asesinatos de Buffalo Bill; el desarrollo, que trata la relación entre Clarice y Hannibal mientras la investigación avanza, y el desenlace servido por el propio Hannibal. 

Stranger Things

En este caso, presentamos la sinopsis más larga de todas. Es una sinopsis escrita antes de que la serie fuera rodada, por lo que algunos detalles no son exactamente iguales a lo emitido, pero contiene todos los elementos fundamentales que una sinopsis ha de tener.  

“Todo comienza en Camp Hero en el otoño de 1980, cuando un misterioso experimento falla de forma terriblemente inesperada. Y algo que no debe, sale al exterior. 

Esa misma noche, un niño, Will Byers, desaparece sin dejar rastro. Su desaparición tiene un tremendo efecto en el pequeño pueblo en el que vive, pero sobre todo en su mejor amigo, Mike Wheeler, su hermano Jonathan, su madre, Joyce, y en el desconfiado jefe de la Policía local Jim “Hop” Hopper.  

A medida que estos personajes  profundizan en las múltiples capas del misterio, todos llegan a la misma conclusión: Will ha sido abducido por entidades sobrenaturales, las mismas que salieron al exterior de forma inadvertida durante el experimento. Estas entidades existen en otra dimensión y han comenzado a alimentarse de la vida de nuestro mundo. La desaparición de Will es solo el principio.  

A lo largo de la serie, la brecha que separa su mundo del nuestro comienza a extenderse a lo largo de Montauk como un cáncer sobrenatural. Este cáncer se manifiesta de las formas más extrañas y sobrenaturales. Toda la ciudad se convertirá en un lugar encantado y en grave peligro. Si las personas pueden desaparecer ¿Puede hacerlo una población entera?  

Para poder salvar a Will y a la ciudad, nuestros héroes burlan al FBI con el objetivo de hacer uso de las habilidades sobrenaturales de una misteriosa chica telépata llamada Eleven, que acaba de escaparse de Camp Hero. Eleven les dará acceso a esa otra dimensión, un reflejo fantasmagórico de la nuestra, donde se encontrarán cara a cara con horrores inimaginables de los cuales nunca podrán escapar”.

Al igual que en el caso de los dos sinopsis anteriores, en este caso también se cumplen casi todos los consejos que mencionamos. En primer lugar, la sencillez. Es cierto que, al tratarse de una serie, se nombran más personajes que en las otras dos sinopsis, pero el relato se sujeta básicamente en el misterio de la desaparición de Will y lo que hay detrás. 

 El género fantástico con tintes de terror también está muy bien sugerido. Solo el hecho de hablar de misterio y de fenómenos paranormales, lo indica, pero además observemos cómo acaban cada uno de los párrafos y cómo en casi todos ellos se deja un elemento de tensión en alto que ya nos revela perfectamente cómo será la serie. 

La estructura es fácilmente observable. El detonante es doble: por un lado un experimento ha dejado salir al exterior un elemento incontrolable y sobrenatural y por otro, la desaparición de Will. El desarrollo está sugerido en la propia investigación y en cómo lo sobrenatural parece que va ganando la batalla. El desenlace y el clímax está contado en la aparición de Eleven como personaje clave para poder derrotar a las fuerzas del mal y en que, indefectiblemente, esa batalla solo podrá darse en la otra dimensión. 

En cuanto a la descripción de personajes, esta sinopsis es algo sucinta. La más dibujada es Eleven, pero la fuerza de lo que se cuenta es tal, que no se echa de menos. También hay que indicar que esta sinopsis está dentro de un dosier de venta y que se acompaña de un apartado específico de descripción de personajes. 

Hasta aquí estos tres ejemplos. Sirven como ilustración de lo que hablamos en el post anterior pero recordad el último consejo dado: lo más importante es practicar, buscar el mejor modo de contar lo que ocurre en una historia para transmitir el máximo de información de manera clara y sugerente e intentarlo todas las veces que haga falta hasta conseguirlo, porque en eso radica el verdadero secreto.