Martes, 13 agosto 2019

Sustancias peligrosas en el trabajo: así abordan el problema los países latinoamericanos

Las sustancias peligrosas, visibles o ‘escondidas’, están más presentes en los lugares de trabajo de lo que muchos pueden imaginar. Humo, químicos, elementos sólidos o gaseosos pueden afectar notablemente la seguridad o la salud de los trabajadores.

La Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo alerta con periodicidad sobre esos riesgos. En su última campaña contra las sustancias peligrosas, pone especial énfasis en la prevención.

La situación en Latinoamérica, con sus particularidades en cada país, también muestra la importancia que ha adquirido el tema de la seguridad y la salud en el trabajo para los gobiernos y sus ciudadanos. A continuación, esto es lo que ocurre en algunas de las naciones más importantes de la región.

Políticas de prevención en Colombia

En Colombia, por ejemplo, un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) muestra que uno de cada diez trabajadores sufre depresión, ansiedad, estrés o cansancio laboral. Estos problemas derivan, en muchos de los casos, en desempleo, hospitalización y ausentismo laboral.

En el marco del foro ‘Desafíos para un trabajo seguro y saludable’, el Gobierno colombiano presentó a finales del pasado año un proyecto de resolución que busca prevenir con mayor eficacia las enfermedades psicosociales que presentan los trabajadores en el país, causadas principalmente por el estrés laboral.

“En Colombia, solo hasta el año 2014, se actualizó la tabla de enfermedades laborales, identificando patologías derivadas del estrés de los sistemas cardiovascular, gastrointestinal, mental y del comportamiento, causadas por la exposición a factores de riesgo psicológico y social de los trabajadores en las empresas”, explicaron portavoces del Ministerio de Trabajo al anunciar la iniciativa.

Enfermedades profesionales en Ecuador

En Ecuador, por su parte, el estrés, la ansiedad, las patologías musculares, circulatorias, respiratorias y el cáncer en los trabajadores son algunas de las enfermedades profesionales que más preocupan a las autoridades gubernamentales de ese país.

El Seguro General de Riesgos de Trabajo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) identifica 60 enfermedades frecuentes relacionadas con ocupaciones laborales. Entre ellas, destaca el síndrome del túnel carpiano o dolor en la región de la mano. También, el lumbago o trastorno en la columna vertebral y tenosinovitis o inflamación en tendones. En los últimos dos años se reportaron al citado organismo 448 registros de afiliados con patologías ocupacionales de este tipo.

Mediante una nueva normativa nacional -emitida el pasado 25 de abril-, las autoridades de Salud ecuatorianas esperan monitorear mejor la gestión de salud, apoyar con capacitaciones a profesionales e ir hacia una prevención y promoción más solvente de la salud.

Mejora de condiciones laborales en Perú

En Perú, en 2012, la legislación de esa nación enmarcó la obligatoriedad de las empresas de implementar un sistema de gestión para la prevención de accidentes y enfermedades ocupacionales.

Siete años después, tras algunas modificaciones y adaptaciones a la norma, el escenario ha cambiado positivamente, aunque aún resta mucho por hacer.

El 63% de las empresas peruanas consideran prioritario mejorar las condiciones de seguridad y salud de sus trabajadores

Según un estudio elaborado por Marsh Perú, el principal reto para las empresas en 2019 es la mejora en las condiciones de trabajo y garantizar la seguridad y salud de los trabajadores. Los resultados del informe arrojaron que el 63% de las empresas participantes manifestaron este punto como prioritario.

Las autoridades del Gobierno peruano consideran esencial que las empresas den mayor importancia al rol de gerentes de Recursos Humanos para el logro de los objetivos de gestión de la salud. Menos de un tercio de las empresas (28%) tiene un nivel gerencial para liderar las responsabilidades de seguridad y salud en el trabajo, mientras que casi 60% le asigna esta responsabilidad a un nivel de jefaturas o coordinador.

El compromiso de la alta dirección es fundamental en la construcción de una cultura de seguridad y salud, según se plantea. El 85% de las organizaciones tiene un presupuesto asignado para esta gestión y un 80% de las organizaciones tiene la implicación de la alta dirección respecto a este tema.

Sin embargo, el porcentaje de empresas que traducen esto en responsabilidades para todos los niveles baja a 74%, y un número menor, 67%, tiene herramientas y protocolos definidos para la comunicación y participación de todos los trabajadores en este aspecto. De todas formas, se observa una evolución positiva en la gestión de seguridad y salud, situación que se refleja en un 74% de empresas que realizan actividades de prevención adicionales a lo estrictamente requerido por la normativa nacional.

México, con sugerencias de expertos

En México, finalmente, el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo designó el pasado año a los integrantes de equipos de expertos que comenzaron a determinar nuevas sugerencias para incorporar a la normativa oficial.

El Comité Consultivo Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo mexicano busca mejorar su estrategia contra los riesgos laborales.

Este Comité es el órgano facultado para la elaboración de Normas Oficiales en las materias de seguridad y salud en el trabajo, así como para promover su cumplimiento, tarea que es competencia de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), como establece la Ley Federal sobre Metrología y Normalización.

Las diversas políticas de prevención y estrategias en cada país ponen de relieve la importancia que tiene hoy en día la profesión de técnico superior en PRL. El Máster en Prevención de Riesgos Laborales (PRL) online de UNIR precisamente capacita a los alumnos para abordar los enormes retos relacionados con este ámbito, y poder ejercer una profesión cada vez más demanda, tanto en Latinoamérica como en Europa.