Martes, 26 mayo 2020

3 Museos españoles y las redes sociales durante la COVID-19

Las redes sociales forman parte de nuestro día a día, entre otros motivos porque nos ayudan a estar actualizados. Esto no escapa al caso de las entidades culturales, la cuales han ido encontrando poco a poco su hueco en el mundo digital. En medio de la pandemia que estamos viviendo, los museos y redes sociales han disfrutado de una excelente relación que ha permitido a los interesados seguir conectados a sus lugares de entretenimiento predilectos, mientras llega el momento de volverlos a visitar sin pantallas de por medio.

El cierre de puertas anunciado en Twitter

El 11 de marzo de 2020, el Museo del Prado publicó en Twitter un vídeo anunciando el cierre del museo a los visitantes como consecuencia de la amenaza de la COVID-19. El vídeo mostraba cómo los últimos visitantes abandonaban la Galería Central, y el personal del museo cerraba la gran puerta de acceso.

Esta imagen adquirió un sentido simbólico. Un virus, del que tres meses antes apenas había noticias, había provocado el cierre del principal conjunto museístico del país. Para paliar la dureza de esta situación, desde muchos museos se planteó la necesidad de seguir ofreciendo contenidos para el público a través de las redes sociales.

Este desafío permitía múltiples respuestas, así que hemos querido estudiar las iniciativas que se tomaron en tres museos diferentes: el ya citado Museo del Prado, el museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando (ambos en Madrid) y el IVAM (Valencia). El análisis se ha llevado a cabo revisando la actividad en Twitter de estos museos entre el 12 de marzo y el 12 de mayo de 2020. Para los datos sobre número de tuits publicados, se ha utilizado la herramienta Metricool.

Láminas de obras de arte para colorear

El museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ha protagonizado una de las ofertas más sencillas del confinamiento. El 16 de marzo empezó a subir láminas en blanco que reproducían cuadros de su colección, para que pudieran ser descargadas, imprimidas y coloreadas.

Junto con las láminas, se han ido añadiendo explicaciones, datos sobre el representado o el autor y la obra original para que pueda servir de orientación. La publicación de estas imágenes ha sido la principal actividad del museo en Twitter durante la cuarentena.

Sin embargo, a pesar de su sencillez la iniciativa se ha beneficiado de su constancia (todos los días se ha publicado alguna imagen, salvo algunos festivos) y ha animado a usuarios a completar estas obras y enviar fotografías de los resultados a las redes sociales del museo:

#IVAMdesdecasa

La actividad en el IVAM no ha sido tan lineal. La primera semana del confinamiento se notó un descenso en las publicaciones, que se redujeron a menos de la mitad. Sin embargo, para el 16 de marzo, el museo había acuñado el hashtag #IVAMdesdecasa para etiquetar las iniciativas de tipo virtual que se iban a llevar a cabo durante el periodo de confinamiento. Desde entonces la actividad ha sido constante, pero con altibajos por estar articulada en diferentes proyectos:

Estos proyectos han sido:

  • – #quizIVAM: un concurso diario de preguntas relativas a temas de arte contemporáneo, que se prolongó del 23 de marzo al 9 de abril.
  • – Un curso online gratuito sobre distintos aspectos del arte de los siglos XX y XXI impartido por los propios comisarios del museo
  • – IVAM next coming: vídeos explicativos grabados por los comisarios de las exposiciones que el IVAM tenía previstas para los próximos meses.
  • – #IVAMshots: pequeños vídeos con comentarios sobre obras de la colección del museo, que se empezaron a difundir el 7 de abril.
  • – #IVAMenpijama: lanzado el 15 de abril, Día Mundial del Arte, esta iniciativa incluía un paquete de propuestas como papiroflexia, talleres de animación de dibujos, juegos de pistas o listas de Spotify.
  • – #elretrovisor: vídeos cortos de artistas que habían exhibido sus obras en el IVAM y evocaban esas exposiciones en 100 palabras.

Directos e iniciativas virales

El Museo del Prado asumió el reto de incrementar los contenidos durante la cuarentena, cuadruplicando sus tuits en la primera semana. La primera y principal iniciativa del Museo del Prado fue subir vídeos variados (comentarios de obras, restauraciones, vídeos para niños…), replicando la costumbre de realizar directos desde el museo cuando éste estaba abierto. A partir del 30 de marzo, se fueron añadiendo semanalmente directos realizados por los conservadores del museo desde sus casas.

Poco a poco, el número de vídeos se fue reduciendo, dando paso a otras iniciativas:

1.El 17 de marzo se ofreció una segunda edición de dos MOOCs ofertados previamente sobre Velázquez y el Bosco.

2. Del 18 de marzo al 6 de abril, fueron subiéndose imágenes para niños que reproducían de una forma divertida e ingeniosa las diferentes salas del museo con retos de objetos y personas que había que buscar en ellas.

3. El 21 de marzo, día de la Primavera, se contó con la colaboración de la cantante Sheila Blanco que compuso un texto para acompañar la música de la Primavera de Vivaldi. El 2 de mayo volvió a colaborar con otro vídeo que se acercaba a las obras de Goya sobre el 2 de mayo con música de Claro de Luna de Beethoven.

4. El 23 de marzo, el museo subió cuatro imágenes de cuadros con personajes en diferentes actitudes con la pregunta “¿Con qué obra del Prado te identificas estos días?” Las respuestas a este tuit fueron numerosas y el Prado repitió la iniciativa los días 24 y 25 de marzo con imágenes diferentes.

5. El 9 de abril, con el título El Museo del Prado sin fronteras, diversos conservadores del Prado, en diferentes idiomas, invitaron a visitar los recursos online del Museo, como una forma de dirigirse a los turistas extranjeros que suelen visitar el museo.

Además, el 1 de abril, se lanzó una sección propia en la página web del Prado con iniciativas para el confinamiento bajo el título El Prado en casa. Durante el mes de mayo, cada día de la semana se sube un recurso diferente dirigido para públicos específicos, desde la atención a la diversidad al público infantil, y que también se difunden desde Twitter.

Como hemos visto, los tres museos, a pesar de sus distintas estrategias, han querido seguir ofreciendo a través de Twitter contenidos de calidad, que ponen en valor sus colecciones, con preferencia por el público infantil y con un carácter atractivo y divulgativo. Una respuesta muy positiva a pesar de las difíciles circunstancias en que se ha desarrollado la actividad estudiada.