Jueves, 18 enero 2018

¿Cómo se escribe un buen dosier de ventas para un producto audiovisual? (I)

El dosier de venta se ha convertido en una herramienta imprescindible a la hora de vender cualquier producto audiovisual, ya se trate de un corto, un largo, una serie de televisión o un documental. Cuando un proyecto sale al mercado buscando financiación, compite con otros muchos en igualdad de condiciones y en la carrera por conseguir sus objetivos; el dosier de venta es el arma imprescindible.

Este documento sirve para explicar todos los aspectos que atañen a un producto audiovisual de forma rápida, concisa y clara; un documento que permite que inversores, productores o distribuidores puedan analizar las posibilidades que ofrece un proyecto.

¿Y a quién le toca confeccionarlo? En lo que toca al contenido, a los guionistas, a los creadores que estamos detrás de la idea y su desarrollo. Somos los que mejor conocemos el producto y, por lo tanto, los que mejor lo podemos vender. La imagen, la forma de presentación gráfica también es clave para que ese documento sea atractivo y transmita bien la idea que se quiere vender. Al fin y al cabo, lo que vendemos es un producto audiovisual, pero en esta entrada del blog vamos a hablar más del qué y no tanto del cómo.

Así pues, ¿cómo se escribe un buen dosier? Hay que comenzar diciendo que no existen fórmulas mágicas. El mejor dosier es aquel que mejor consigue trasladar al posible comprador el espíritu y el potencial que el producto audiovisual alberga. Aun así, existe cierto consenso sobre algunos de los elementos que se debieran incluir. Vamos a enumerarlos y a explicar en qué consisten los más importantes, aunque como la lista es extensa, vamos a hacerlo en dos posts.

Muchos de estos apartados de los que vamos a hablar en esta entrada y la siguiente, son los que los alumnos del Máster de creación de guiones audiovisuales UNIR tienen que llevar a cabo en su Trabajo de Fin de Máster. Como ya contábamos en el post anterior, los alumnos del Máster escriben un proyecto propio a lo largo del curso lectivo y deben afrontar la confección de un dosier de venta como trabajo final. Veamos esos apartados:

 

FICHA: Este es un elemento muy sencillo, se trata de la simple enumeración en forma de esquema de los datos más importantes relativos al proyecto: título; género; formato; duración; número de capítulos (en el caso de las series); franja horaria de emisión (para productos televisivos), etc. Puede parecer una obviedad, pero es importante incluir esta ficha porque, en ocasiones, puede haber dudas sobre si el proyecto que se lee es un largometraje de ficción o documental, una miniserie o una serie con varias temporadas, un drama o una comedia. Provocar confusión en el lector puede ser un fallo que es fundamental evitar para que no se malogre la venta desde el principio.

 

HIGH CONCEPT: Hay mucho equívoco acerca de lo que es un high concept y en qué se diferencia de un log line. Dedicaremos un post en el futuro a este tema pero por el momento, baste decir que el high concept es la premisa, esa frase corta que resume el espíritu de lo que queremos contar. Un high concept no cuenta la historia, solo traslada la idea. El mejor ejemplo de ello es la forma en la que Ridley Scott vendió Alien: “Tiburón en el espacio”.

 

SINOPSIS: Una sinopsis es el resumen del proyecto, de la idea, de la historia y es, probablemente, el apartado fundamental de todo dosier. Si la historia no funciona, todo lo demás es inservible.

Puede haber varios tipos de sinopsis, sobre todo en función de su longitud. Como consejo general, es mejor no extenderse más allá de una página. El objetivo es atraer la atención y, si existe interés, remitir a otro tipo de documentos que se pueden anexar o enviar con posterioridad y en los que se puedan ampliar los pormenores.

Otra cuestión que provoca dudas es si contar el final o de la historia o no ¿Es mejor dejar al lector con la intriga o contarlo todo? Como siempre, el sentido común es nuestro mejor compañero a la hora de decidirlo. Si la clave de nuestra historia es precisamente esa intriga, puede ser adecuado dejar al lector con ganas de saber más, pero si el final es muy potente y es una de las claves de la historia, ¿Cómo no aprovecharlo para la venta? ¿Cómo vender la película El Sexto Sentido sin contar su sorpresivo final?

 

PERSONAJES PRINCIPALES: Los personajes son claves en una historia. Todo guionista sabe que una de las claves del éxito de un proyecto reside ahí y que habitualmente lo importante no es lo que ocurre, sino a quién le ocurre. Una buena estrategia suele ser caracterizar rápidamente a los personajes con unas pocas frases cortas, de tal forma que el lector pueda visualizarlos fácilmente. Crear personajes de carácter, que sean potentes e inolvidables es un arte del que seguiremos hablando en este blog.

 

NOVEDAD E INTERÉS: Hay ocasiones en las que un proyecto sobresale por el tema elegido, por la perspectiva desde la que se aborda o porque es la primera vez que se trata. Estas u otras cuestiones pueden definir a un proyecto y aportan valor diferencial. Este es el momento de contarlo porque pueden ser argumentos claves de cara a la venta. Por poner algún ejemplo, a la hora de vender Stranger Things, hay que hablar del fenómeno de la nostalgia de los años 80, o a la hora de vender Moonlight, la última película ganadora del Oscar, hay que hablar de los movimientos LGTBIQ.

Hasta aquí los primeros apartados que un dosier podría o debiera tener. La lista se extiende bastante más allá de estos epígrafes y como ya hemos mencionado, seguiremos hablando de ello en una futura entrega.

 

CONVOCATORIAS

Hasta entonces, y como prometimos también en el post de presentación, queremos que este blog sirva para recordaros algunas convocatorias de guion importantes.

La primera de ellas es la que ha convocado el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) para el desarrollo de Series y Miniseries. Esta convocatoria se cierra el día 16 de Febrero y las bases se pueden descargar aquí: http://www.imcine.gob.mx/series/

La segunda es la que realiza BAM (Bogotá Audiovisual Market). BAM es el mercado audiovisual más importante de Colombia. Existen hasta seis categorías diferentes a las que se puede aplicar. El plazo de presentación de convocatorias se abre el 22 de enero y se cierra el día el 15 de marzo. En la siguiente dirección se puede encontrar toda la información necesaria: http://bogotamarket.com/

Por último, el Festival de Cine de La Almunia convoca un concurso de guiones de cortometraje. La fecha límite para enviar tu guion es el 25 de Enero y la información la puedes encontrar en la siguiente dirección: http://www.fescila.com/concursos/concurso-guiones/