Lunes, 08 octubre 2018

Por qué RRHH es hoy una de las mejores salidas laborales para un abogado

El sector de RRHH abre las puertas a diversas profesiones. Las características del mercado muestran que hoy es uno de los campos más ‘receptivos’ para un amplio abanico laboral. En ese contexto multidisciplinar, los abogados tienen una inmejorable oportunidad de desarrollarse en esta actividad. Con una formación universitaria en Derecho, escoger el camino para contribuir al éxito de una organización no solo es una opción interesante: también resulta inteligente.

Si se adquieren los conocimientos y capacidades necesarias -mediantes posgrados y cursos de formación específicos-, ésta puede ser una de las mejores salidas laborales: los departamentos de Recursos Humanos cada vez necesitan más profesionales del ámbito jurídico que puedan desempeñarse en determinadas especialidades.

El rol de un graduado en Derecho en el área de RRHH de una empresa hoy se considera vital y estratégico para emprender diversas tareas.

Relaciones laborales, Compensación y beneficios, Responsabilidad social corporativa… Son algunas de las áreas abarcadas por este sector que inevitablemente necesita abogados para funcionar de manera eficaz.

El rol de un graduado en Derecho en el área de RRHH de una empresa hoy se considera vital y estratégico para emprender diversas tareas. Gestionar las contrataciones y condiciones de trabajo de los empleados, la información y negociación con delegados de personal o comité de empresa y sindicatos, la negociación de convenios colectivos y en conflictos laborales, y el soporte al departamento jurídico son algunas de ellas.

Eso sí: el paso más importante e indispensable para ‘canalizar’ conocimientos que se orienten a éste área es la formación académica. También lo son las prácticas que pueden brindar posgrados como el Máster en Dirección y Gestión de RRHH online de UNIR. La experiencia que sume un profesional al trabajar codo con codo con abogados laboralistas, o en un departamento de relaciones laborales de una empresa, por ejemplo, será muy beneficiosa para ejercer su actividad.

Hay diversas funciones y vías a la hora de escoger un camino: especializarse en la administración de personal permite desarrollar la actividad en campos muy propicios, como las gestorías especializadas en asuntos laborales.

En el segmento de la captación y selección de talentos, las consultoras de RRHH, las empresas de headhuntig y las de trabajo temporal requieren profesionales especializados en recruiting, con conocimientos jurídicos que resultan decisivos a la hora de las contrataciones.

El punto de partida

Queda claro que, para los letrados, la formación en Derecho puede suponer solo el punto de partida hacia un mundo fascinante y cada vez más importante en la estructura de las organizaciones: los Recursos Humanos. Dentro de este ámbito es perfectamente válido (y viable) que los abogados puedan plantearse incluso metas de crecimiento profesional, jerárquico y económico al desempeñar este trabajo.

En esta línea, hay que tener en cuenta que el puesto de director de RRHH es actualmente uno de los más buscados por los empresarios españoles. Según el reciente Informe Los más buscados’, realizado por Adecco Professional, este profesional es además uno de los más cotizados entre las corporaciones.

Para estos puestos se seleccionan principalmente profesionales con formación universitaria en Derecho, Psicología, Relaciones Laborales y, obviamente, Recursos Humanos. La horquilla salarial, según la citada fuente, a la que pueden optar estos trabajadores en multinacionales oscila entre los 70.000 y los 100.000 euros.

Otro perfil muy demandado es el de experto en HR Business Partner. Si bien no está tan ligado a la formación universitaria de un graduado en Derecho (es una función más generalista, ya que se encarga de poner en práctica las políticas y prácticas de selección, formación y desarrollo de una compañía adaptadas a cada unidad de negocio) un abogado puede asumir perfectamente este rol, con la capacitación previa necesaria. La retribución media se sitúa entre los 40.000 y 55.000 euros brutos al año.

Un pilar en las relaciones laborales

Las relaciones laborales de una empresa, uno de los pilares en los que se sostiene cualquier departamento de RRHH, son frecuentemente realizadas por abogados. Según estadísticas de consultoras especializadas como Randstad, cada vez más graduados en Derecho desean ganarse la vida en esta actividad tras finalizar su carrera universitaria.

En las empresas españolas medianas y grandes (con más de 200 trabajadores en plantilla), las personas que realizan tareas específicas de RRHH provienen, en primer lugar, de la carrera de Derecho (33% de los casos).

Hay numerosos estudios que certifican esta tendencia. Uno de ellos, el informe Cranet sobre Gestión de RRHH, señala que en las empresas españolas medianas y grandes (con más de 200 trabajadores en plantilla), las personas que realizan tareas específicas de RRHH provienen, en primer lugar, de la carrera de Derecho (33% de los casos).

Después aparecen (en este orden) los graduados de las áreas de Ciencias Sociales y del Comportamiento (26%), los de Administración de Empresas (12%), y los Ingeniería/Ciencias Naturales (también el 12%). El resto se reparten entre las Ciencias Económicas (9%) Humanidades (1%) y otras (7%).

Otro dato significativo es el que aporta el portal Infojobs, referente en la búsqueda de empleo. Casi una de cada cuatro ofertas de empresas que buscan personal para sus áreas de RRHH (en concreto, el 24%) establecen como requisito que los candidatos tengan principalmente la carrera de Derecho. También destacan las de Relaciones Laborales, Psicología, ADE, Ciencias del Trabajo y Económicas. En la mayoría de los casos también piden posgrados especializados en RRHH.