Lunes, 11 junio 2018

Por qué debes tratar a tus empleados como a un equipo de fútbol y no como a una familia

Dirigir Hoy


La idea de establecer una comparativa entre la familia y un equipo deportivo fue de Red Hastings, CEO de Netflix. Aseguró que en la compañía “somos un equipo, no una familia”. Y lo explicó de un modo sencillo para que lo entendieran todos sus directivos.

En una familia de verdad, los padres no pueden despedir a los hijos por muy enfadados que estén con ellos. Tampoco si los niños no han cumplido con las expectativas académicas o profesionales previstas. El concepto familia genera una relación de pertenencia, pero puede llevar a un malentendido entre los empleados si se fomenta esa relación y en un momento determinado la compañía despide a varios de ellos. Es algo que va a ocurrir sí o sí, por lo que se sentirán traicionados.

Por eso, Red Hastings explica que la empresa es un modelo mucho más parecido al de un equipo de fútbol o de cualquier deporte profesional que a una familia. Los miembros trabajan para cumplir unos objetivos, la alineación va cambiando porque los jugadores se marchan o son despedidos y se da prioridad al éxito colectivo por encima del individual. Ganar es la mejor manera de que todos los miembros alcancen el éxito.

Además, el deporte profesional no da empleo de por vida, pero como la empresa, genera relaciones de confianza y beneficio mutuo. Los mejores jugadores y profesionales son los deseados por la competencia por las habilidades demostradas y el jefe debe entender que se terminarán marchando a otro equipo o a otra empresa más potente o que les pague más.

Más información: La Alianza: Cómo gestionar el talento en la era de Internet (UNIR Emprende)