Miércoles, 28 febrero 2018

La gestión del talento y otras grandes tendencias en Recursos Humanos que triunfarán en 2018

¿Cuáles serán los principales retos este año, en busca del éxito, en el área de los RRHH? Desde el ‘empoderamiento’ del empleado hasta la ‘digitalización total’, pasando por la diversidad y la motivación profesional, grandes tendencias asoman en el horizonte. Los ejes girarán más que nunca sobre la gestión del talento y la ‘humanización’ del sector, según las conclusiones que dejó el reciente World Business Forum. Tras celebrarse ese foro en Madrid, Workday (líder mundial en aplicaciones cloud de RRHH), y consultoras internacionales como Randstad y Deloitte, han descrito los principales desafíos. Estos son: 

 

1 – El empleado y el equipo primeros, en el centro de la escena 

Los directores y gestores de RRHH tienen un desafío estratégico este año: colocar al empleado en el centro de la escena no significará delegar poder, sino hacerlo partícipe en la toma de decisiones que apunten al éxito. Todo pasa por ‘empoderarles’, capacitar, saber comunicar y también recompensar a los miembros del equipo. En definitiva, se trata de prestarles la atención necesaria y saber escuchar sus iniciativas. Respaldar y no criticar –como una constante- no es síntoma de debilidad del responsable del área.  Richard Branson, CEO de Virgin Group, aseguró en el World Business Forum: “La clave del éxito es elogiar en vez de criticar. Así se motiva. Poniendo al equipo primero, incluso antes que los clientes”. 

La clave del éxito es elogiar en vez de criticar. Así se motiva. Poniendo al equipo primero, incluso antes que los clientes”. 

2- Director de RRHH, coach profesional para gestionar talento 

Los responsables de Recursos Humanos deberán este año ejercer una especie de rol de ‘coach’ profesional con los integrantes de su equipo. Esto es sinónimo de cercanía, confianza, apoyo e integración. La finalidad es facilitar el desarrollo de las habilidades plenas del empleado, “no solo en lo relativo a las necesidades del negocio, sino también en lo referente a objetivos profesionales adicionales”, sostiene Randstad en uno de sus últimos informes. La relación entre empleado y empleador ha cambiado radicalmente en las empresas en los últimos años. En este contexto, el ‘coach’ deberá ofrecer diversos programas de bienestar a los empleados. “Irán más allá de la salud física para abarcar servicios que trabajen aspectos como la relación mente-cuerpo, el compromiso o la conexión, indica Workday. 

(Te interesa leer: “Nunca antes el puesto de director de RRHH había adquirido tanta relevancia en las empresas”)

 

 3- La digitalización no es un complemento: la base de todo 

Big Data, machine learning, inteligencia artificial (IA)… El uso de nuevas tecnologías es hoy un pilar para la transformación digital profunda que deben ejecutar los profesionales del sector. El análisis de datos cumple un papel esencial en el engranaje de las empresas: proporciona información destacada que contribuye a la eficacia del negocio. Por otra parte, la identificación y selección de talento de la mano de la robótica ya está aquí. La inteligencia artificial y el ‘machine learning’ gestionan ese talento ahorrando tiempos en fases de captación de perfiles específicos para determinados proyectos, según Deloitte. También será fundamental la intensificación en el uso de chatbots (para automatizar los procesos de reclutamiento). Y las nuevas tecnologías ERP/HCM no se quedarán atrás: sistemas ágiles y basados en datos, diseñados para trabajar en equipos, y usarse en móviles y redes sociales.  

El análisis de datos cumple un papel esencial en el engranaje de las empresas: proporciona información destacada que contribuye a la eficacia del negocio

4- Empleados 3.0 y tecnologías cognitivas 

En esta línea aparecen otras tendencias muy claras, según sostiene David Ortega, director del Máster en Dirección de Recursos Humanos (RRHH) online de UNIR: “La transformación de los procesos de selección y atracción del talento, la aparición del empleado 3.0, el potencial de la tecnología cognitiva o la Employee Experiencie serán grandes protagonistas este año. Por eso estos aspectos integran nuestros contenidos académicos, para situar a los alumnos a la vanguardia de los conocimientos que la era digital demanda”, señala. También confiesa que ha puesto especial énfasis en que los alumnos del posgrado adquieran “una visión estratégica de la organización, de acuerdo a las exigencias de las empresas, dentro de un entorno global e internacional. A nosotros realmente lo que nos diferencia es que hemos podido adaptar los contenidos a las necesidades presente y futuras de las compañías”, asegura. 

 

5- Programas de capacitación personalizados y ‘bajo demanda’  

Las herramientas corporativas de aprendizaje que marcarán el camino incluyen nuevos programas personalizados de experiencia, plataformas de ‘microaprendizaje’ para los empleados y nuevos sistemas basados en IA. Por este motivo, cada vez más empresas adoptan métodos de capacitación ‘bajo demanda’ para sus plantillas y ponen en marcha programas de desarrollo muy personalizados. ¿Cuáles son los más adecuados para avanzar en las carreras de cada empleado? ¿Qué opciones permitirán el desarrollo de nuevas habilidades, para que alcancen también sus metas particulares? Una de las claves de los directores de RRHH será ocuparse de estos aspectos, con iniciativas de capacitación a la carta. “El valor del capital humano se considera clave en la esencia del negocio, su cultura y su proyección exterior”, señala Ortega, quien advierte que el contenido académico del posgrado que dirige está precisamente adaptado a todas estas necesidades y tendencias nuevas que exige el mercado. 

Cada vez más empresas adoptan métodos de capacitación ‘bajo demanda’ para sus plantillas y ponen en marcha programas de desarrollo muy personalizados

 

6- La diversidad, requisito imprescindible para construir equipos

La construcción de los equipos de trabajo convertirá a los más exitosos gestores de RRHH en auténticos orfebres en busca de un objetivo: la diversidad.  El grupo de profesionales que esté directamente a su cargo debe ser heterogéneo y diversificado en sus funciones. Esto no supone un elemento secundario en la estructura de los equipos. Saber ensamblar esos recursos se convertirá en una habilidad más de liderazgo del responsable de RRHH, tan importante como su capacidad para delegar tareas o gestionar el tiempo. “En lo que respecta a la diversidad, las organizaciones van a adoptar tecnologías de gestión de capital humano que proporcionen una visión más profunda. Ayudarán a revelar las tendencias y patrones referentes a contrataciones y promociones, destacando éxitos y déficits”, asegura el portal especializado RRHH Digital.