Lunes, 11 junio 2018

El mercado laboral en RRHH exige mejores profesionales porque hay exceso de intrusismo

El sector de RRHH requiere de profesionales altamente capacitados y cada vez más actualizados. Es un área esencial en las compañías, como garante del cuidado y valor de una marca. Sin embargo, debe superar aún grandes obstáculos, como el intrusismo profesional.

Esa es la síntesis que brinda María José Alaminos Gil-Ortega, responsable de talento y cultura en Paradigma Digital del Grupo Indra, una apasionada por su trabajo en este campo. La experta, quien acredita una dilata carrera profesional, se ha incorporado recientemente al claustro del Máster en RRHH online  de UNIR como directora de TFM.

Ella habla de retos, en un momento crucial para la profesión: “Los especialistas de RRHH son claves en cualquier organización, tanto por el servicio que prestan a nivel interno en las compañías, como en consultoría, con la externalización de servicios. Desde Recursos Humanos se selecciona el talento de la empresa, a la par que se gestiona el desarrollo de carrera, con los planes de formación o evaluaciones para fidelizar dicho talento”, subraya.

“Realizar un proceso de selección adecuado requiere de profesionales formados para evitar diferentes sesgos. Evaluar es igualmente crítico en una compañía y no puede dejarse sólo en mano de los responsables”.

Pero hay un aspecto que los profesionales dedicados a la selección de talentos deben atender con especial cuidado: “Realizar un proceso de selección adecuado requiere de profesionales formados para evitar diferentes sesgos. Evaluar es igualmente crítico en una compañía y no puede dejarse sólo en mano de los responsables. Esto es aplicable a todos los procesos de una empresa. Por eso la formación es fundamental y hay que evitar el intrusismo profesional”, recomienda.

Desde Grupo Indra y Manpower a UNIR

María José ha trabajado durante años en algunas de las compañías especializadas en RRHH más grandes del mundo, como Manpower Group, donde prestó servicios hasta hace pocos meses. También ejerció puestos de responsabilidad en el área de la gestión del talento y de coaching ejecutivo en grandes consultoras nacionales o multinacionales, como SLU e Interhuman. Asimismo, se ha dedicado durante gran parte de su vida a la impartición académica en diferentes escuelas de negocio y universidades.

Por eso, a lo largo de su amplio recorrido como profesional y docente ha conocido muy bien el escenario de este campo desde los dos lados del ‘mostrador’; además de ser una experta consagrada, también rellena los casilleros en su faceta académica. Ahora ha desembarcado en el máster de RRHH de UNIR.

Su objetivo se centra en “guiar al alumnado para que cumpla con los estándares de evaluación de la Universidad.  Los estudiantes deben demostrar que han asimilado el contenido teórico y desde luego, que el trabajo tiene una utilidad práctica, que sea de utilidad para su currículum profesional”.

La docente integra un equipo docente que “aúna tanto la experiencia en el ámbito académico como en el laboral. Para los estudiantes y profesionales que quieren ocupar una posición relevante en el área de RRHH., sin duda alguna el máster dota de los conocimientos y experiencia necesaria para ello. La posibilidad de cursar este posgrado de forma online propicia que, por ejemplo, personas que además están buscando su reciclaje profesional puedan acceder a él desde la libertad de horarios, destaca.

Uno de los aspectos que más elogia del alumnado de UNIR, es que se trata de “un público que puede ser muy heterogéneo a nivel de experiencia. Esto enriquece para todos el estudio”.

“Para acceder al puesto de Director Estratégico de RRHH es necesario un equilibrio entre la experiencia profesional, de años de desempeño en el terreno, así como conocimientos que acrediten que uno está preparado para desempeñar estas funciones”.

Alaminos considera que para llegar a ser Director estratégico del área RRHH hacen falta muchas cosas. “Es fundamental, por ejemplo, tener los conocimientos de rigor para acceder al puesto. Pero también el equilibrio entre la experiencia profesional, de años de desempeño en el terreno, como los conocimientos que acreditan que se está preparado/a para ejecutar este puesto”.

“Un requisito fundamental”

Desde su óptica, “sólo hace falta sondear las ofertas laborales para este tipo de puestos para comprobar que efectivamente un máster es un requisito fundamental”.

En este sentido, agrega: “Formarse en el mundo actual es clave y no hay excusas. Cada vez existe una mayor competencia y en este caso, con UNIR se facilita el aprendizaje. El alumno gestiona sus horarios y sólo es necesario un pequeño esfuerzo en la gestión del tiempo personal. A cambio, las ventajas son considerables, fundamentalmente para no perder empleabilidad y seguir siendo válido para el mercado laboral”.

Por todos estos motivos, la experta considera que hay que ampliar la formación. ”El reciclaje profesional es necesario y las posiciones en RRHH requieren de gente formada, que desempeñe competentemente su trabajo. En este mundo convergemos diferentes perfiles profesionales. Yo, en mi caso, soy socióloga. Con la formación adecuada puede acometerse esta profesión y tener una exitosa trayectoria laboral, recomienda.