Lunes, 05 marzo 2018

“Cursar el MBA de UNIR me permitió ascender en una multinacional tan grande como Deloitte” 

Desde muy joven, Luis Sebastián De Frutos supo que quería ser ingeniero. A este madrileño especialista en la lucha contra el blanqueo de dinero le apasionaban las ciencias. También sentía debilidad por la tecnología. Por eso decidió estudiar Ingeniería en Telecomunicaciones en la Universidad Politécnica de Madrid. Una vez que se graduó a los 24 años, y tras consultar varias opiniones sobre un MBA, decidió matricularse en el Máster MBA online de UNIR.  

Hoy trabaja en Deloitte, una multinacional con 8.000 empleados en España y más de 250.000 en todo el mundo. “Gracias a los conocimientos que me brindó el máster de UNIR pude crecer laboralmente en la empresa. Hoy ya dirijo un equipo y tengo más responsabilidades”, asegura.  

Todo fue vertiginoso en la vida del alumno. Tras finalizar su carrera, realizó durante un año un posgrado en la Universidad RWTH de Aachen, Alemania. Allí se especializó en Ingeniería Biomédica. Al poco de regresar, su padre le incentivó para que se animara a matricularse en un MBA. “Mi padre es emprendedor y le gusta mucho la economía. Yo era el único de mi familia que había escogido otra rama profesional. Comenzó a convencerme. Mi perfil era muy técnico, pero finalmente me picó el gusanillo. Me interesó mucho obtener un panorama más grande de negocio. Eso es lo que podía aportarme un MBA”, dice. 

(Te interesa leer:  el MBA añade la visión global de negocio que no aporta una carrera de ingeniería)

Comenzó a informarse sobre diversas ofertas académicas. “Tenía claro que debía apuntarme a un máster online. Necesitaba compaginar horarios y obligaciones laborales con el estudio. Este era el sistema ideal para mí. Consulté en foros, contacté con otros exalumnos y finalmente opté por UNIR”.  

 “Tenía claro que debía apuntarme a un MBA online. Necesitaba compaginar horarios y obligaciones laborales con el estudio. Consulté en foros, contacté con otros exalumnos y finalmente opté por UNIR”.  

Se encontró con una experiencia muy positiva: “Lo que más me gustó de entrada fue su organización y metodología para el plan de estudios y el contenido académico de las asignaturas. Incluyen estudios del caso, por ejemplo. Eso me ha encantado”.  

En su opinión, el MBA de UNIR tiene “una cosa fundamental: el nivel del claustro. Son profesores con amplia experiencia. Se trata de profesionales que hoy están trabajando en destacadas empresas y en puestos estratégicos”. 

“La clave es organizarse” 

Durante el año que duró el máster, el joven trabajaba doce horas al día. “Prácticamente, de 9.00 a 21.00 horas. Por eso es clave organizarte y ser metódico para encarar este estudio”.   

Luis Sebastián de Frutos

Luis resalta la autodisciplina que le inculcó la metodología del máster: “Es una escuela de autogestión del tiempo. Aprendes a estructurarte, a marcarte unas pautas y a aprovechar al máximo las horas que tienes disponibles”, comenta. 

(Te interesa leer: Cómo se estudia el ‘Método del Caso’ de forma online en UNIR)

En este sentido, recuerda que “es un máster exigente, con un nivel muy serio. Debes preparar materias y realizar también trabajos en grupo, mediante la metodología virtual. Es verdad que ya estaba acostumbrado, cuando estudiaba ingeniería, a sacrificar ocio, horas de diversión y hasta vacaciones, porque es una carrera que te exige mucho. Pero mientras realizaba el MBA también trabajaba mucho. Por eso es tan necesario ser perseverante. Si te organizas y planificas bien, lo sacas adelante”, confiesa. 

Mientras realizaba el MBA también trabajaba mucho. Por eso es tan necesario ser perseverante. Si te organizas y planificas bien, lo sacas adelante”

A raíz de esta cuestión, agrega: “Hay que aprovechar las facilidades que aporta el máster. Una de ellas es acceder al campus virtual desde cualquier lugar donde te encuentres, incluso si viajas por trabajo o placer. Por mis otras actividades era imposible que un sistema presencial me diera todo eso que yo necesitaba. Las clases o materiales pueden verse desde cualquier lugar, sin problemas”, asegura.  

De acuerdo a sus opiniones, el MBA online de UNIR superó sus expectativas. “Otro de sus puntos fuertes es el contenido académico. Es un máster muy actual. Las materias están perfectamente adaptadas al contexto presente de las empresas, a la actualidad y a las demandas del mercado”. 

“Pude crecer profesionalmente” 

Hace dos años y seis meses desembarcó en Deloitte, firma especializada en brindar multiservicios profesionales, desde auditorías a análisis de riesgos, pasando por consultoría y asesoramiento fiscal, legal y financiero. “Me especializo en sistemas contra el blanqueo de dinero y en prevención contra la financiación terrorista. Lo aprendido en el MBA de UNIR me permitió crecer laboral y jerárquicamente en la empresa. Hoy tengo un equipo a mi cargo y he ampliado mis funciones hacia un rumbo más vinculado a lo que estudié en el máster”, comenta. 

Soy especialista en sistemas contra el blanqueo de dinero y en prevención contra la financiación terrorista. Pero lo aprendido en el MBA de UNIR me permitió crecer laboral y jerárquicamente en la empresa.

Frutos explica que ahora también se ocupa de “la prevención, contra los abusos transaccionales, en el mercado de la Bolsa de valores. Desarrollamos sistemas que se implantan en las empresas para monitorizar las transacciones que se hacen en la Bolsa. El objetivo es evitar que se concreten aquellas que incumplen la normativa o abusan de ella”, asevera. 

Al hablar de estas funciones en su compañía, las vincula con los contenidos del MBA: “Me brindó herramientas estratégicas para desempeñar mi trabajo. Por ejemplo, tuvimos un módulo de capitalización bursátil que me sirvió muchísimo para lo que hago. Lo he hablado con mis jefes. Ellos están encantados” concluye el alumno.